Visita Pastoral a Canillo (5): Fiesta del otoño en AINA

La tradicional fiesta del otoño en AINA reunió ciento treinta y cinco niños con los monitores desde el sábado 9 al domingo 10 de noviembre, con juegos, actividades, caminata y eucaristía con comida.

El domingo día 10, el Arzobispo y Copríncipe Joan-Enric Vives, celebró la Eucaristía de la Fiesta. Acompañado del Rector de la Parroquia de Canillo, Mn. Ramon Rosell, Mons. Vives presidió la celebración dominical en la que los niños y niñas de AINA participaron activamente con sus cantos y ofrendas que habían preparado cuidadosamente.

En su homilía el Arzobispo Joan-Enric les animó a vivir con la gran y gozosa convicción de que somos siempre amigos de Jesús ya que "tanto si vivimos como si morimos somos del Señor", siempre somos y seremos de Jesús, pase lo que pase. Y así mismo, ya que Él es el Buen Pastor, siempre cuida de sus ovejas. Si se le pierde una, deja las otras noventa y nueve para ir a buscar la que se había perdido. El Arzobispo animó a los fieles y, especialmente a los niños, a confiar en que Jesús nunca nos dejará solos y que siempre nos vendrá a buscar para llevarnos con Él.

En el ofertorio los niños presentaron un mural que entre todos habían preparado el día antes.

Una fotografía de familia a los pies de las escaleras de la iglesia parroquial de Canillo, un paseo cerca del río, a la que se sumó el Arzobispo, y una comida de hermandad con los niños y monitores en la casa de colonias de AINA, concluyó la Jornada del otoño y una fiesta gozosa en la Visita Pastoral en Canillo.