Recuerdo y homenaje a las víctimas en el viaducto del túnel de las Dos Valires

El Arzobispo de Urgell y Copríncipe de Andorra, Mons. Joan-Enric Vives, encabezó la representación institucional que realizó un sentido homenaje a los trabajadores que perdieron la vida en el accidente que se produjo hace diez años, un 7 de noviembre de 2009, en la construcción del Túnel Dos Valires y el puente que la enlaza con la carretera hacia la Massana, en Andorra.

El acto, muy emotivo fue de memoria y homenaje a los 7 trabajadores que perdieron la vida y los que resultaron heridos en el derrumbe del viaducto del túnel de las Dos Valires.

Al acto sobrio asistieron el Jefe de Gobierno, M. I. Sr. Xavier Espot; la Síndica General, M. I. Sra. Roser Suñé, los Cónsules Mayor y Menor de las parroquias de La Massana y de Encamp, los Representantes de los dos Copríncipes y el Cónsul de Portugal en Andorra. También estuvieron presentes algunos de los familiares de las víctimas.

El Copríncipe Episcopal junto con la Síndica general y el Jefe de Gobierno realizaron una ofrenda floral donde está la placa conmemorativa, en el lugar del accidente. Después, todos los asistentes hicieron un minuto de silencio. Al terminar, Mons. Vives, así como el Jefe de Gobierno y la Síndica y las otras autoridades, dieron el pésame y tuvieron unas palabras de consuelo para los familiares presentes y el Cónsul portugués.