Peregrinación a Armenia de la diócesis de Urgell

Una treintena de personas están participando desde el 18 de septiembre en una peregrinación Armenia, una de las civilizaciones más antiguas del mundo, que durante siglos ha ligado su destino de manera ininterrumpida al destino cristiano de toda la región.

La peregrinación, encabezada por Mn. Ramon Sàrries está sirviendo para que los participantes conozcan en profundidad lugares muy simbólicos, como el monte de Ararat, donde Noé dejó el Arca después del diluvio universal, o la Catedral de San Gregorio.

Este es el relato testimonial de Mn. Sàrries:

Después de un largo viaje que nos llevó, bien entrada la madrugada, a Ereván, donde empezamos el jueves 19 de septiembre, nuestro peregrinaje a Armenia, de las visitas del jueves, destaco tres muy significativas.

La visita al monumento MAIR Hayastan -la Mar Armenia-: se trata de un monumento de la época de la URSS, que se ha transformado en un homenaje a la nueva Armenia como república independiente. El monumento tiene 544 más de altura, de los cuales 21 son una escultura de bronce que representa la madre fuerte que vela por sus hijos.

La segunda visita fue muy emotiva; el monumento llamado TSITSERNAKABED -Cerro de las golondrinas- donde está el memorial y el museo dedicado al genocidio armenio por parte de los turcos. Allí pudimos recordar como el genocidio armenio tuvo tres momentos históricos: el primero, a finales del siglo XIX, años 1895-1898 con 300.000 muertes; el segundo momento es del gran genocidio entre los años 1915 y 1918, con medio millón de muertos y pueblos enteros destruidos, tierras confiscadas, multitud de deportados; y finalmente entre los años 1922 y 1823 cuando hubo 200.000 muertes más. Un total de 1.500.000 muertes, la mayoría de ellas bien documentadas. Los peregrinos de Urgell orarmos por las víctimas, hicimos una ofrenda floral y dejamos una cinta con la inscripción: "La Iglesia Católica de Andorra y Cataluña en solidaridad con el pueblo armenio". La frase está escrita en catalán y en inglés. Después visitamos detenidamente el museo del genocidio.

La tercera visita fue el jueves, a la nueva catedral armenia, dedicada a San Gregorio, el iluminador. Un edificio moderno, construido por el Patriarcado armenio y financiado por los fieles y donde se guarda la reliquia del santo que Juan Pablo II les obsequió en su visita a Armenia.

Este primer día de la peregrinación, intenso, el grupo lo vivió con fuerza.

El viernes, el 20 de septiembre, se hicieron dos visitas interesantes. La primera fue más artística-cultural. Visitaremos el Centro de las Artes de Cafesjian, un mecenas armenio de Estados unidos que dio su colección particular al país. El conjunto arquitectónico tiene una forma escalonada, con caídas de agua y se le llama CASCADE. Siguió la visita al Instituto Mashtita de investigaciones sobre los manuscritos. Cuenta con más de 17.000 manuscritos y alrededor de 300.000 documentos de archivo. Es conocido con el nombre de matenadaran que significa biblioteca. Lo más significativo de este Instituto es que se conserva del primer alfabeto armenio inventado en 405 por Mesrob Mashtots, un monje.
La segunda visita, muy emotiva, fue la visita y la Eucaristía celebrada en la parroquia armeno- católica. Está a cargo de los religiosos MAGITARISTAS. El centro lo llevan dos padres y tienen un Seminario Menor con 16 chicos de 13 a 18 años. Todos armenios. A los 18 años van a estudiar a un centro que tienen en Italia. El domingo por la mañana se reúnen las familias católicas y es una fiesta. Agradecieron mucho la visita y hemos creado vínculos de comunión.

El sábado, el 21 de septiembre, los peregrinos del Obispado de Urgell hemos visitado dos monasterios. El primero, en el umbral de la frontera con Turquía y a la vista de la montaña del Ararat, el lugar en el que se detuvo el arca de Noé (Gn 8,4). El monasterio es conocido con el nombre de Khor Virap que significa: pozo profundo-. El nombre alude a la tradición según la cual San Gregorio, el iluminador, habría pasado 13 años encarcelado en un pozo profundo. Habiendo curado al rey Tiridates III de su enfermedad, el rey y todo su país se convirtieron al cristianismo. Era el año 301 y fue el primer país convertido a la fe en Jesucristo. El monasterio conserva una iglesia en honor de san Gregorio, construida sobre el pozo del cautiverio. La basílica está dedicada a Santa María. Todo la edificación está amurallada y tiene un marcado aspecto de fortaleza.

Más al sur del país, en un espectacular entorno natural, hemos visitado Noravank, el nuevo monasterio. Sus orígenes se remontan al siglo IX y fue un importante centro religioso hasta el siglo XIX. El conjunto monumental está presidido por la basílica dedicada a Santa María y la iglesia dedicada a San Esteban. Se conservan varias cruces-piedra, llamadas khachkars, y mantiene las murallas del siglo XVII. De regreso, hacia el alojamiento, hemos hecho una reflexión sobre las diversas alianzas de Dios con los hombres que encontramos en la Biblia:
-la de Noé, después del diluvio, con el signo externo del arco iris.
-la de Abraham, con el signo visible de la circunscripción.
-la de Moisés, en el Sinaí, con el Decálogo.
-la de Jesucristo, la alianza nueva y eterna, con los signos eucarísticos del pan y el vino.