Más pinturas en Butsènit

La iglesia parroquial de la Virgen Asunta de Butsènit ha visto estas últimas semanas cómo se termina la restauración de las pinturas barrocas que han adornado desde los orígenes de su construcción, una de las dos capillas laterales, (izquierda) y se ha descubierto con sorpresa que es una pintura sobre la Pasión de Cristo, con las imágenes de la Virgen y de San Juan en posición central, en frente de una representación de las casas y muros de la ciudad de Jerusalén y debajo de la imagen de la cara de Jesucristo en el paño de Verónica. Esta restauración se añade a la que se realizó hace dos años al otro capilla lateral, a la derecha del altar.

En la iglesia de Butsénit se encontraron en mayo de 2017 unas pinturas murales de gran importancia en las capillas laterales y los muros y techo del templo, con unas características particulares que sólo se encuentran en tres o cuatro iglesias de toda Cataluña. Son pinturas barrocas originales, fechadas en el 1761, y realizadas poco después de la construcción del templo, que se inició en 1746 y se terminó en 1756.

En una primera restauración se descubrieron las pinturas de una de las capillas, donde se puede ver la representación de un retablo dedicado a San Nicolás, con las imágenes de San Miguel Arcángel, San Antonio de Padua y San Juan de la Cruz. Las pinturas descubiertas están realizadas al temple de cola sobre yeso, con toda la gama de colores y con muy buena calidad artística.

La capilla que ha quedado restaurada ahora, muestra unas de hierro de la misma época que las pinturas, que se sospecha que habría sostenido un Jesucristo en la crucifixión. Las pinturas descubiertas también representan un retablo, como en la otra capilla, y en su conjunto, quiere explicar un momento muy concreto de la Pasión, lo que se refleja en el Evangelio de San Juan 19, 26-27, cuando el discípulo amado permanece junto a la cruz del crucificado y recibe María como su propia madre. En la parte superior se representan un sol y una luna, se cree que en alusión al momento de la muerte de Cristo, cuando "se hizo una gran oscuridad".