El día 12 de julio el Arzobispo de Urgell y Copríncipe de Andorra, Mons. Joan-Enric Vives, recibió en el Palacio episcopal de La Seu d'Urgell la visita institucional del jefe de los Mossos de Escuadra de la Región Policial Pirineo, Comisario Miquel Esquius, que vino a presentarse después de su designación el pasado mes de junio.

La Región Policial Pirineo Occidental integra las comarcas de la demarcación veguerial del Alt Pirineu y Aran y sus funciones consisten en dirigir los servicios básicos de seguridad ciudadana, de investigación, de policía científica y de tráfico. El mando de la Región policial pirenaica está instalado en la comisaría del Área Básica policial de La Seu d'Urgell.

La entrevista se mantuvo en un clima de mucha cordialidad y pudieron repasar las cuestiones de común interés.