41ª Peregrinación diocesana a Lourdes

La Hospitalidad diocesana de la Virgen de Lourdes del Obispado de Urgell peregrinó al Santuario de Lourdes los días 3 al 6 de junio en la 41ª peregrinación de la Diócesis de Urgell.

Unos 450 peregrinos provenientes de todos los lugares del Obispado, tomaron parte acompañados y encabezados por el Arzobispo de Urgell, Mons. Joan-Enric Vives y una docena de sacerdotes y diáconos de la diócesis. De entre los participantes hay un gran grupo de enfermos, enfermeras y de camilleros.

El lema pastoral de este año 2019, escogido por el Santuario, fue: "Dichosos vosotros, los pobres". Una llamada a saber reconocer todas nuestras pobrezas en todos nuestros campos y que nos hace confiar en la misericordia y la ayuda de Dios.

El Sr. Arzobispo en la celebración penitencial exhortó a los peregrinos a vivir con intensidad el peregrinaje y sabernos pobres ante Dios con espíritu de humildad tal como lo supo hacer Sta. Bernardita. Este año en la apertura de la peregrinación se entregaron las insignias de 25 y 10 años a los miembros de la Hospitalidad que participaban. Entre ellos, el Consiliario diocesano, Mn. Ignasi Navarri, en su 25 año de participación consecutiva.

Un motivo de alegría fue la participación en la peregrinación de este año de una joven pareja de novios, Alex y Genis, que precisamente el sábado día 8 de junio unirían su amor en el sacramento del matrimonio y que quisieron participar de la peregrinación de Urgell para preparar intensa y espiritualmente este momento. Dentro de la Misa de la Gruta de Lourdes el Sr. Arzobispo en el ofertorio los quiso obsequiar con una imagen de la Virgen y rogó por su felicidad matrimonial.

La participación en las celebraciones del Santuario de Lourdes, se convierte, año tras año, un momento fuerte de oración y de vivencia eclesial. Los enfermos participan con gran devoción a la Eucaristía y reciben con una profunda fe la bendición con el Santísimo Sacramento que este año fue presidida por el Sr. Arzobispo. Con fervor los fieles rezan María durante el rezo del santo Rosario en la procesión de la tarde con las antorchas encendidas.

Con gran ilusión, la Hospitalidad del Obispado de Urgell ya piensa en participar en la peregrinación del próximo año 2020, previsto para los días 1 al 4 de junio.