Sábado Santo: silencio, oración y caramelles de los niños

El Sábado Santo está litúrgicamente marcado por el silencio y la oración cerca del sepulcro del Señor, releyendo la Palabra de Dios llena de esperanza e imitando la Virgen que esperaba con fe la resurrección de su Hijo. Ella es nuestro modelo de fe y esperanza.

Por la mañana, en la S.E. Catedral de Santa María de Urgell, presididos por el Arzobispo Joan-Enric, con la presencia del Decano del Capítulo Catedral, del Vicario General y Rector de la Parroquia y de sacerdotes de la ciudad, y algunos fieles, tuvo lugar el oficio de Lectura y Laudes, en nombre de toda la Diócesis.

Y luego en el Claustro de la Catedral, ya pasado el mediodía, los niños de la ciudad de La Seu d'Urgell, acompañados por muchos padres, llenaron aquel bello Claustro para cantar la alegría de la Pascua. La vida nueva de Cristo Resucitado, la Primavera, la Luz y la Vida que renacen, eran las letras de las canciones de las Caramelles. Iban organizados y acompañados por la Escuela de Música de La Seu, con su directora al frente, Sra. Sonia Lanau. Y todos estaban dirigidos por el profesor y director de canto Sr. Rafel Llobet. Después, una bella foto de familia al Claustro, como es de rigor.

Y todo el día a la espera de la Victoria de Cristo, que vence el mal con su amor.