Visita pastoral y fiesta mayor en Ribes de Freser

El día de la solemnidad de la Virgen Asunta, el Arzobispo de Urgell visitó la villa de Ribes de Freser acompañado del Rector, Mn. Joaquim Cebrián.

Por la mañana visitó detenidamente la Residencia Nazaret para ancianos de la Villa, donde reciben asistencia y un clima de familia una cincuentena de abuelos de Ribes y otros pueblos vecinos, y celebró la Eucaristía en la Capilla de la Residencia, con mucha participación de los ancianos y aún pudo visitar todas las habitaciones y animó a los enfermos y familiares que ese día estaban visitándolos.

Posteriormente paseó por la Villa y pudo cumplimentar a las Autoridades de Ribes antes del oficio de Fiesta Mayor, el Ilmo. Sr. Alcalde Marc Prat i Arrey y algunos Concejales, así como el hereu y la pubilla del pueblo, acabados de elegir. Celebró la eucaristía y predicó la homilía en la que cantó la alabanza de la Madre celestial, resucitada por gracia, y que nos es esperanza cierta de nuestra resurrección. Animó a vivir evangélicamente y a seguir al Señor, teniendo siempre a María por guía misericordiosa y por madre ejemplar. Y valoró mucho la fiesta mayor de todos los pueblos, como aquel día en Ribes de Freser: momento de hermandad, mesa puesta para todos los hijos, aportación de todos, débiles y fuertes, adultos, niños y ancianos. Recordó el momento que vive Cataluña para exhortar a ser un solo pueblo, que se perdona, se ama y vive con esperanza su futuro.

Al terminar la misa se cantaron los gozos de Sta. Maria Asunta y el Sr. Arzobispo saludó personalmente a todos los asistentes al salir del templo parroquial, joya del arquitecto Josep Danés Torras que la construyó en 1940.