Visita a la basílica de San Pascual Bailón

El domingo 9 de diciembre, con motivo de presidir este año las fiestas de la Purísima de Villarreal, el Arzobispo de Urgell visitó la Basílica de San Pascual Bailón, en Villarreal, patrón de la Ciudad y de toda la diócesis de Segorbe-Castellón. Este franciscano humilde (1540-1592), declarado por León XIII patrón de las obras, asociaciones y congresos eucarísticos, que de pastor de cabras pasó a humilde fraile franciscano, con revelaciones místicas y grandes escritos, reposa en Villarreal en una gran basílica que custodian las Hermanas Clarisas del segundo orden franciscano.

El Arzobispo Vives visitó la basílica con el Padre Cura custodio del Santuario, el Rector de la Parroquia de San Jaime y Vicario general, y otros sacerdotes, saludó la Comunidad de Clarisas, y pudo visitar el sepulcro del santo y la celda donde vivió donde se recogió para orar allí. Los asistentes proclamaron una oración compuesta por San Pascual, por todas las intenciones de la Diócesis y por las vocaciones a la vida consagrada y sacerdotal.