Fiesta de San Gil en Nuria

El Santuario-Basíiica de la Virgen de Nuria celebró el día 1 de septiembre la tradicional fiesta de San Gil, patrón de los pastores, con una eucaristía presidida por el Arzobispo de Urgell, Mons. Joan-Enric Vives y la procesión de la imagen de la Virgen hasta la ermita de San Gil, llevada por los pastores y acompañada por los cantos de los fieles que suben año tras año a venerar la Sagrada Imagen de María.

Asistieron a la celebración una gran cantidad de fieles y devotos de la Virgen de Nuria, de St. Gil y de los caminos de Saint Gilles en Francia que cada año se hacen presentes, encabezados por las Autoridades donde destacaba este año la presencia del recientemente elegido nuevo Presidente de la Diputación de Girona, Excmo. Sr. Miquel Noguer, el Presidente de Ferrocarriles de la Generalidad de Cataluña, Sr. Ricard Font; los Alcaldes de Queralbs y Ribes de Freser, Ilma. Sra. Inmaculada Constans y Ilmo. Sr. Marc Prat; los Ex Consejeros del Gobierno de la Generalidad de Cataluña, Sra. Irene Rigau y Sr. Nadal así como otras Autoridades, Alcaldes y representantes de instituciones políticas y sociales, destacando la presencia de los pastores que tienen en San Gil su protector y los amigos de la Virgen de Nuria y los Amigos de los Chemins de Saint Gilles de la Cerdanya Francesa.

Al llegar al Santuario-Basílica se presentaron las actuaciones que se tienen previsto llevar a cabo en el Telecabina Coma del Clot que permitirán hacer 100% accesible esta instalación a las personas con movilidad reducida. Posteriormente los responsables de Vall de Núria presentaron también la adquisicion de nuevos coches y una nueva locomotora para el Cremallera de Núria así como la mejora de la capacidad y comodidad de las estaciones del Cremallera de Vall de Núria y la adecuación de la vía entre Ribes Enllaç y Ribes Vila y entre el paso de Vilamanya a la entrada del Cremallera. Finalmente, las Autoridades pudieron visitar una exposición temporal que acoge estos días las instalaciones de Vall de Núria sobre la belleza de la creación, precisamente en el día de la Jornada para el Cuidado de la Creación instituida por el Papa Francisco.

A continuación tuvo lugar la Eucaristía solemne presidida por el Arzobispo de Urgell Mons. Joan-Enric Vives y concelebrada por Mn. Joaquim Cebrian, Rector de Ribes de Freser; Mn. Joan Perera, cura-custodio del Santuario; y otros sacerdotes presentes.
En sus primeras palabras en la celebración eucarística el Arzobispo Joan-Enric quiso dirigirse directamente a la Virgen de Nuria y ofrecerle su Ministerio episcopal que el próximo día 5 de septiembre llegará a los 25 años. A los pies de la Patrona de la Diócesis de Urgell Mons. Vives quiso ofrecerse él mismo y toda la Diócesis de Urgell y ponerse toda la protección de María, recordando como lo hizo cuando inició su Ministerio episcopal en Urgell.

En su homilía el Arzobispo Joan-Enric quiso subrayar como la fiesta de San Gil, monje, hombre de oración, y protector de los pastores nos enseña a todos los creyentes los grandes elementos que forman la tradición de Nuria: la olla, signo de la hospitalidad que San Gil ofrecía dando a comer a los pastores; la cruz, signo de cómo hay que fiarse siempre de Jesucristo en nuestra vida, y la campana, signo de cómo debemos saber esparcir el mensaje de Jesús a los que nos rodean. El Arzobispo recordó a los fieles como San Gil era fundamentalmente un monje, es decir, un hombre de oración, alguien que vive con Dios y animó a todos los fieles, y los peregrinos, al que tuvieran más o menos fe, a encontrar en el Santuario de Núria un momento de oración y de intimidad con el Señor ofreciéndole nuestras necesidades y nuestras acciones de gracias.

También recordó como este año se cumplían los 150 años del nacimiento del lingüista y gramático, Pompeu Fabra, y cómo este ingeniero se dedicó con tenacidad al estudio, estimación, y codificación de la gramática, de la lengua catalana. Fue una figura puntal y clave en la aportación a la lengua y Mons. Vives destacó como supo terminar el proyecto que se había fijado a pesar de ser un ingeniero. En este sentido, el Arzobispo de Urgell, subrayó el valor de la lengua y de la cultura de un país que permite vertebrarlo y animó a amar la lengua, cultura e identidad propias siempre abiertos al mundo y a las otras culturas sin cierres.

Mons. Vives también quiso tener presentes a todas las personas que otros años celebraban la festividad de San Gil en el Santuario y este año la celebraban desde el cielo y quiso encomendar a la Virgen de Nuria el futuro de Cataluña pidiendo la buena convivencia entre todos los ciudadanos, el diálogo y el respeto y la liberación y el buen trato de todos los presos, los preventivos y los ya juzgados, y todas las personas que están lejos del país por motivos diversos. Finalmente, quiso mostrar su apoyo, oración y adhesión filial y devota al Papa Francisco en este momento de ataques injustificados hacia la persona del Santo Padre y remarcó como el ministerio episcopal no se entiende sin la comunión jerárquica de los Obispos con el sucesor de Pedro, haciendo referencia a la carta de felicitación que el Francisco ha escrito al Arzobispo Joan-Enric y a la respuesta de agradecimiento y de apoyo que el Arzobispo ha escrito al Papa, pidiendo a todos los fieles presentes y a toda la Diócesis de Urgell intensificar su oración y comunión con el sucesor de Pedro.

Tras la Misa tuvo lugar la tradicional procesión hasta la ermita de San Gil mientras se cantaban cantos de loor de la Virgen de Nuria y los pastores la transportaban hasta delante de la ermita. Allí el Arzobispo bendijo unas medallas que los miembros de los Amigos de Saint Gilles imponen a quienes participan asiduamente en sus actividades. Posteriormente, se presentaron por parte de los responsables de Vall de Núria las obras de rehabilitación y mejora de la ermita de San Gil que han permitido arreglar el pavimento de entrada, el emplazamiento de las barandillas en las escaleras de la cueva y la mejora de la distribución del alumbrado de acceso sustituyendo las antiguas luminarias incandescentes por luminarias tipo LED destacando la buena colaboración existente entre el Obispado de Urgell y Vall de Núria-Ferrocarriles de la Generalitat de Cataluña y poniendo de manifiesto la cantidad de feligreses que a lo largo de todo el año quieren visitar y rezar a la ermita de San Gil.