Inauguración de la restauración de una fachada de Santa María d'Almatà

Al terminar la Misa solemne del Santo Cristo de Balaguer, el día 9 de noviembre, tuvo lugar la inauguración de las obras de restauración de la fachada románica de la iglesia de Santa María d'Almatà, que forma parte del Santuario-Basílica. El arquitecto que ha dirigido la obra, Sr. Amadeu Matosas felicitó a los presentes por poder ver terminado un proyecto que se inició en 2009, y que ha llevado a cabo en tres fases. Explicó que se ha rehabilitado la cubierta, y posteriormente se adecuó el entorno inmediato, gracias a retirar un poco el huerto de las Hermanas Clarisas, permitiendo la urbanización del acceso y del entorno próximo. En una tercera fase, se han restaurado las fachadas principal y lateral, ambas románicas, que aún se mantienen en pie. También se ha recuperado el rosetón, tapiado hace más de 300 años. La restauración de la piedra -muy degradada por el paso del tiempo y por las vicisitudes del templo- ha sido supervisada por el Centro de Restauración de Bienes Muebles de Cataluña, representado en el acto por el Sr. Pere Rovira, y realizada por el restaurador D. Ramon Solé, que también estuvo presente.

El Santo Cristo de Balaguer es un Santuario que desde hace siglos ha sido un lugar de oración y de veneración por parte de los habitantes de Balaguer, como destacó Mons. Joan-Enric Vives, y la recuperación de esta fachada y esa puerta nos hace presentes las personas que hace 800 años articulaban su vida en el entorno de este templo, del que hoy sólo quedan restos: una parte del edificio actual del Santuario es de origen románico, del que quedan sólo las zonas restauradas, donde estaba la puerta que daba a oriente, y la que daba al Plà d'Almatà. Agradeció la tenacidad de Mn Pau Vidal, Rector del Santuario y del arquitecto para conseguir un rincón muy bonito en un espacio antes mal aprovechado. Recordó que las orientaciones al sol de poniente de las iglesias tienen un simbolismo importante: "orientarse, encontrar la luz de oriente, y la apertura de la puerta de poniente, nos lleva hacia la luz".

Mn. Pau Vidal dijo unas palabras también, en las que recordó el obispo y el conde de Urgell, que en el siglo XI construyeron el templo y las personas que a lo largo de siglos se vincularon y construyeron su vida: "aquí la comunidad cristiana de Balaguer, durante más de dos siglos, tuvo su casa de adoración, bautizó a sus hijos en la fe en Jesucristo y formaban una nueva familia los jóvenes de Balaguer". También recordó la Sra. Maria Mata, que en su testamento se acordó de Santuario y gracias a la cual ha sido posible este tramo final de restauración.

En el siglo XVII, debido a la gran devoción cada día más creciente por los milagros que hacía el Santo Cristo, se ensanchó el templo y se puso bajo la advocación de la venerada imagen. A finales del siglo XVIII se levantó la bóveda de la nave principal y se construyó el camarín para el Santo Cristo. Durante las primeras décadas del siglo XX se construyó la fachada y la portada actual. En 2016 fue designado Basílica Menor por parte del Papa y durante la fiesta del Santo Cristo se celebró la misa de Acción de Gracias, con una asistencia masiva de fieles.

El martes día 7 se llevaron a cabo las ofrendas florales al Santo Cristo por parte de los niños y los Hogares de Ancianos, que subieron en procesión hasta el Santuario, acompañados por la corporación municipal. el viernes 10 de noviembre está previsto que a las 11:00 de la mañana las Hermanas Clarisas hagan una representación de la llegada del Santo Cristo en Balaguer.