Reunión conjunta de los Arciprestes y el Consejo Presbiteral de Urgell

El día 23 de noviembre tuvo lugar la reunión telemática conjunta de los Arciprestes y el Consejo Presbiteral de Urgell presidida por el Arzobispo Joan-Enric. Después de la oración de la Hora Menor, Mons. Vives informó de las últimas noticias de la Diócesis desde la última reunión que había sido en el mes de junio. En concreto, encomendó el alma de los sacerdotes traspasados ​​desde la última reunión, Mn. Manuel Pal y Mn. Josep M. Ricart, y encomendó bien especialmente a los enfermos y todas las víctimas de la pandemia. Informó sobre el estado de salud de algunos sacerdotes y tuvo un recuerdo especial para las residencias de ancianos que a lo largo de toda la geografía del Obispado están teniendo estos días brotes de la pandemia. También informó que en aquel día los seminaristas que conforman el Seminario Mayor Interdiocesano (SMI) retornaban a Barcelona para seguir las clases telemáticamente pero haciendo convivencia, juntos en el Seminario.

A continuación se inició la reflexión por parte de los Consejeros y Arciprestes del tema principal de la reunión que fue la respuesta de la Iglesia de Urgell ante la pandemia y los elementos a mejorar.

Mn. David Codina presentó un breve resumen de las diversas medidas adoptadas desde el inicio de la pandemia en el mes de marzo y en el momento actual, y se inició una rueda de intervenciones de todos los Arciprestes y otros consejeros que fueron desgranando cómo habían vivido los diferentes Arciprestazgos y parroquias los meses de confinamiento en cuanto a la celebración de la Eucaristía diaria y dominical, las exequias, los funerales, las primeras comuniones, las confirmaciones y el sacramento del perdón. Se constató a nivel general cómo las iglesias se han mantenido abiertas a pesar de la dispensa del precepto dominical y cómo los fieles han encontrado en la Iglesia urgellenca acogida y disponibilidad a pesar de las dificultades propias de los tiempos actuales. Durante el verano, cuando la pandemia estaba más controlada, se pudieron celebrar las primeras comuniones y las Confirmaciones siempre de acuerdo con las familias.

Mn. Antoni Elvira, Vicario episcopal y Delegado de catequesis presentó las orientaciones de cara a la catequesis insistiendo en cómo la opción tomada al Obispado de Urgell ha sido mantenerla y no suprimirla, allí donde ha sido posible, haciéndola el templo parroquial o en salas grandes, abreviando su duración, tratamos de mantenerla presencial y fomentando el encuentro de los niños y familias con la comunidad parroquial en la Misa dominical. Desde la delegación diocesana se han hecho llegar a los presbíteros unos materiales de ayuda para que puedan ser utilizados en la etapa más dura del confinamiento. Los Arciprestes y Consejeros expusieron la situación que habían vivido las parroquias y solicitaron que la Delegación continuara trabajando y ofreciendo elementos de apoyo para los catequistas y las familias.

Mn. Jaume Mayoral, Delegado episcopal de Cáritas Diocesana de Urgell y la Sra. Marta Fortuny, Coordinadora, presentaron a los Arciprestes y Consejeros el trabajo que la institución de ayuda eclesial ha llevado a cabo desde el estallido de la pandemia en el mes de marzo y que hasta el mes de octubre ha permitido prestar ayuda a 616 familias de toda la geografía del Obispado con unos 230.000 euros invertidos en ayudas sociales en alimentación, vivienda, suministros, salud, ayudas escolares, ropa y mobiliario. La Sra. Fortuny insistió en cómo se ha optado por dignificar el tema de las ayudas de alimentación mediante tarjetas de compra de alimentos (y no en especies) para que los usuarios puedan hacer sus compras con toda normalidad haciéndose autorresponsables de la gestión de los recursos. En el Centro Especial de Empleo (CEE) de Cáritas Diocesana hay ahora 8 trabajadores con discapacidad y en la empresa de inserción hay actualmente 6. Mn. Jaume Mayoral presentó la campaña de Navidad de este año de Cáritas que lleva por lema "Feliz Navidad. Pero para todos". El Sr. Arzobispo y los Consejeros y Arciprestes tuvieron palabras de agradecimiento para todos los voluntarios de Cáritas y por su trabajo en esta pandemia y la Sra. Fortuny quiso también agradecer a los presbíteros el gesto solidario que han llevado a cabo dando mensualmente un aporte de su sueldo desde junio a diciembre.

Finalmente los Arciprestes y Consejeros recibieron información sobre otras cuestiones como la renovación de los Delegados diocesanos y del Consejo de Asuntos económicos o la elección del Nuevo Decano del Capítulo de Canónigos, Mn. Benigne Marquès. También sobre el Día del Seminario que se llevará a cabo este año excepcionalmente el día 8 de diciembre.

La reunión terminó tratando diversas cuestiones de interés como la planificación del retiro de Navidad para los sacerdotes y diáconos el próximo lunes día 21 de diciembre que se hará de forma telemática de 11 a 12h o la tanda de ejercicios espirituales del mes de febrero / marzo que también se hará de forma online con una serie breve de reflexiones. Finalmente, los presbíteros programaron la formación permanente para Arciprestazgos que anualmente imparte el Dr. Francesc Torralba y que este año tendrá que adaptar durante la Cuaresma a las necesidades de la pandemia.

Una oración final concluyó la reunión que fue muy apreciada porque permitió a los sacerdotes expresarse y comentar las dificultades y alegrías pastorales que la actual situación conlleva para los ministros de la Iglesia a quien el Arzobispo Joan-Enric agradeció su entrega y pidió perseverar en el servicio pastoral de las comunidades parroquiales de una forma nueva y creativa para vencer las dificultades pero sin renunciar nunca a la triple misión del anuncio del Evangelio, la caridad y la celebración de la fe.