Fiesta de San Ermengol con nuevo Decano y nuevo Canónigo en la Catedral

La Catedral de Santa María de Urgell acogió el martes día 3 de noviembre la solemne celebración de la fiesta de San Ermengol, patrón secundario de la diócesis de Urgell, y también el acto de toma de posesión del nuevo Decano del Capítulo, Mn. Benigne Marquès Sala y de un nuevo Canónigo, Mn. Pere Balagué Bajona, arcipreste del Valle de Aran.

Por la mañana se reunió el Capítulo presidido por el Arzobispo Joan-Enric en la Casa del Obispado donde los Canónigos escogieron como nuevo Decano a Mn. Benigne Marquès Sala, elección que fue confirmada por el Arzobispo. La reunión sirvió además para tratar otros temas sobre la S.E. Catedral: reparación del órgano, etc.

Posteriormente Mons. Joan-Enric Vives, presidió la celebración de San Ermengol en la Catedral. San Ermengol, obispo de Urgell, quien fundó la Canónica en la Catedral, donde asistieron especialmente fieles venidos de las Parroquias del Valle de Aran encabezados por el Alcalde de Vielha, Ilmo. Sr. Juan A. Serrano.

La celebración en la Catedral se inició con la lectura de los nombramientos de Decano y de nuevo Canónigo y el juramento de fidelidad de ambos en presencia del Arzobispo y ante el evangeliario. A continuación el nuevo Decano del Capítulo dirigió unas palabras de bienvenida en nombre de todos los canónigos a Mn. Pere Balagué, y destacó la renovación que supone su incorporación al capítulo, y las cualidades pastorales que el nuevo Canónigo ha demostrado sobre todo en el Valle de Aran donde desde 2005 ejerce como Arcipreste y Rector de Vielha y pueblos vecinos. Mn. Pere Balagué respondió a las palabras de bienvenida destacando el espíritu de servicio con el que se proponía llevar a cabo su oficio de canónigo y también con agradecimiento a Mons. Vives por el nombramiento, por la bienvenida de los hermanos canónigos, por todas las personas que le acompañaban en la ceremonia y que se habían desplazado desde el Valle de Aran y Balaguer, haciendo un gran esfuerzo, a pesar del confinamiento. Tuvo unas palabras muy especiales de agradecimiento para su familia y, en especial, para su hermano también presbítero, Mn. Ramon Balagué. El Decano le asignó la silla coral y a continuación, y después de que se revistieran, continuó la Eucaristía de la solemnidad.

Mons. Vives inició su homilía glosando la personalidad del Obispo Ermengol y los principales datos de su vida, en el siglo XI, destacando las reformas de la clerecía que llevó a cabo, cómo alimentó a los pobres y echó a los alarbes. La santidad del obispo se hizo patente en su piedad y amor a los pobres, su insistencia en un culto a Dios esplendoroso, su amor a la Eucaristía, y el deseo de una vida reformada de los presbíteros con la institución de una canónica con la oración y la vida en común de sus clérigos. Finalmente recordó el servicio que significa el oficio de canónigo y dio la bienvenida al nuevo canónigo Mn. Pere Balagué al Capítulo, destacando que son unos sacerdotes que deben velar por el culto litúrgico de la Catedral, y, además aconsejan al Obispo, en todo lo que los reclame.