Conmemoración de todos los Fieles Difuntos

El día 2 de noviembre, Conmemoración de todos los Fieles Difuntos, el Arzobispo de Urgell presidió la Eucaristía por todos los fieles difuntos de la Diócesis en la Catedral de Sta. Maria de La Seu d'Urgell, donde concelebraron los Vicarios Generales y algunos sacerdotes residentes en la ciudad.

Al iniciar la Eucaristía, el Rector de la Parroquia, Mn. Ignasi Navarri, como es costumbre, leyó el nombre de los 128 fallecidos, desde el 1 de noviembre de 2019 al 1 de noviembre de 2020, en un momento intenso de oración por todos ellos, con la asistencia de muchos familiares y amigos de los fallecidos que habían sido invitados expresamente por la Parroquia.
En su homilía, el Arzobispo Joan-Enric glosó las lecturas proclamadas en ese día del libro de Job, donde el sabio pone toda su esperanza en Dios a pesar de la muerte y las vicisitudes y dificultades de la vida, y el Evangelio (Jn 14,1-6) donde Jesús dice que "en casa de mi Padre hay lugar para todos: si no fuera así, ¿os podría decir que voy a prepararos sitio? cuando vaya ido a prepárarosla, volveré y os llevaré conmigo, para que también vosotros estéis donde yo estoy". Mons. Vives remarcó cómo tenemos que confiar en la palabra de Jesús y aumentar nuestra fe y confianza en la resurrección. En Cristo la muerte ha sido vencida y se ha roto el lazo de la muerte. Exhortó a los fieles a orar durante todo el mes de noviembre por el eterno reposo de nuestros hermanos difuntos ya que el Papa Francisco ha querido ampliar la gracia de la indulgencia plenaria para todos los fieles difuntos a quienes les encomiende durante todo el mes de noviembre y cumplan con las condiciones marcadas por la Santa Madre Iglesia: confesar, comulgar y rezar el Padrenuestro y la Profesión de Fe por las intenciones del Papa.