Entrega de la Cruz de St. Jordi a Mn. Benigne Marqués

El canónigo y Archivero del Archivo Diocesano y del Capitular de Urgell, M.I. Mn. Benigne Marquès y Sala, recibió la Cruz de Sant Jordi de la Generalitat de Cataluña en un acto solemne que tuvo lugar en el Palau de la Generalitat de Cataluña el día 21 de septiembre de 2020. El acto fue presidido por el M.H. Presidente de la Generalitat, Quim Torra, y Mn. Benigne estuvo acompañado por su sobrina Dolors Marquès Lluen y por el Arzobispo de Urgell, Mons-Joan-Enric Vives. 

Mn. Benigne Marquès nació en Oliana el 13 de febrero de 1940 y fue ordenado sacerdote el 21 de diciembre de 1963 en La Seu d'Urgell. Es licenciado en Derecho canónico y Diplomado en Archivística por la Escuela Vaticana de Paleografía, Diplomática y Archivística.

Desde 1974 es el Archivero diocesano de Urgell y del Capítulo Catedral. Fue fundador de la "Fundació Societat Cultural Urgel·litana" que se erigió en la Diócesis de Urgell como fundación canónica en 2005, actualizando e integrando el que pertenecía a la Societat Cultural Urgel·litana (fundada en 1977). La "Fundación Societat Cultural Urgel·litana" aspira a hacer conocer la historia religiosa, cultural, artística e institucional de las comarcas que hoy forman parte del obispado de Urgell y de las que habían pertenecido en el pasado, hasta la fecha de su segregación e incorporación a otras diócesis. El anuario Urgellia es la máxima publicación de la "Fundación Societat Cultural Urgel·litana" de la Diócesis de Urgell.

Mosén Benigne Marquès ha sido un autor prolífico de trabajos de investigación que se han publicado en la revista especializada Urgellia y en otras publicaciones. También ha trabajado intensamente en la difusión de las raíces culturales e históricas de la diócesis de Urgell en la demarcación de Lleida y el Principado de Andorra. Recientemente ha sido nombrado Vicario Judicial de la Diócesis de Urgell.

El Gobierno de la Generalitat de Cataluña aprobó en 2020 concedió la Cruz de Sant Jordi a 30 personalidades y 15 entidades que se han destacado por los servicios prestados a Cataluña en la defensa de su identidad o en el plano cívico y cultural.

La Cruz de Sant Jordi es uno de los máximos reconocimientos que puede recibir una persona por parte de la Generalitat de Cataluña. La distinción se creó en 1981 con el fin de distinguir a las personas naturales o jurídicas que, por sus méritos, hayan prestado servicios destacados en Cataluña. Cualquier ciudadano, grupo de ciudadanos o entidad puede pedir que se otorgue este galardón a alguna persona, ya sea física o jurídica.