Inicio de las visitas de los familiares a las Residencias "verdes" del Obispado

A partir de esta semana se han iniciado las visitas de los familiares de los usuarios de las diferentes residencias para personas mayores que acoge el territorio del Obispado de Urgell. Se trata de aquellas residencias consideradas "verdes" porque no han tenido ningún caso positivo de Covid-19 y en territorios que se encuentran a partir de la "fase 2" del plan de desconfinamiento.

En concreto, el "Hogar de San José" de La Seu de Urgell, regido por las Hermanitas de los Ancianos Desamparados; la Residencia geriátrica "Fundació Fiella" de Tremp, regida por las "Misioneras Hijas del Inmaculado Corazón de María" de Tremp y por el Patronato Rector; o los usuarios de la Unidad Sociosanitaria de la "Fundación Santo Hospital de La Seu d'Urgell" que, actualmente se encuentran en la 3ª planta del edificio del Seminario diocesano, son algunas de las residencias del Obispado que han sido consideradas "verdes "y que ya han comenzado con las visitas presenciales de los familiares a sus seres queridos.

Precisamente esta semana se ha hecho público que el Obispado de Urgell ha autorizado la Fundación Santo Hospital (FSH) a seguir utilizando la tercera planta del Seminario Conciliar de La Seu d'Urgell como unidad sociosanitaria y residencia asistida para personas mayores durante todo el 2020. La medida se toma en previsión de un posible rebrote de la Covid-19 durante el otoño. El presidente de la FSH y Alcalde de la Seu d'Urgell, Ilmo. Sr. Jordi Fàbrega, agradeció la decisión del arzobispo Joan-Enric Vives y la calificó de "excelente noticia". Asimismo, ha destacado que la colaboración del Obispado de Urgell "ha sido fundamental para afrontar la pandemia del coronavirus en la capital alturgellenca".

Las visitas se realizan con todas las medidas de seguridad establecidas por las autoridades sanitarias: con cita previa, una persona puede estar con el padrino o padrinos de su familia durante treinta minutos y manteniendo la distancia de seguridad. Mientras el tiempo lo permita, se harán al aire libre y si no, en una sala de visitas específica. Entre las medidas de seguridad, figuran también llevar mascarilla, desinfectarse las manos y tomarles la temperatura a los visitantes, así como responder a un cuestionario específico. Los familiares aún no pueden tener contacto físico con su familiar.