Reunión de los Arciprestes de la Diócesis

El día 9 de mayo el Arzobispo de Urgell con el Consejo episcopal presidió una reunión telemática con todos los Arciprestes de la Diócesis de Urgell. Era la primera vez que se hacía y resultó muy satisfactoria.

Durante dos horas se pudo compartir con detalle la situación en cada arciprestazgo durante las semanas de confinamiento. El Arzobispo remarcó que el Arcipreste es un servicio muy importante, especialmente en momentos como estos en los que está cercano a las parroquias de cada comarca, a las necesidades de los sacerdotes, especialmente los mayores y los enfermos, y de las necesidades de los fieles que le van llegando, así como él puede ser tranmissor de lo que el Obispo le pide y de lo que en la Diócesis se va determinando.

Fueron ampliamente consultados sobre las orientaciones que había que dar para el tiempo de desescalada del confinamiento y el inicio del retorno a una cierta normalidad en cuanto a las celebraciones litúrgicas y en la vida pastoral diocesana, en una parte del territorio diocesano. Se aprobaron unas medidas y concreciones que el Arzobispo transformará en orientaciones para la Diócesis.

Los Arciprestes evaluaron la acción caritativa y social que se está llevando a cabo desde Cáritas diocesana, Cáritas Nacional de Andorra y las diversas Cáritas parroquiales, y que se ha visto urgida a ampliarse para atender las muchas peticiones que llegan a las parroquias. También insistieron en que, además de la ayuda a los necesitados, habría que estimular la aportación de los fieles a la vida ordinaria de las comunidades parroquiales que se ha visto mermada al haberse suspendido las celebraciones con presencia de fieles así como los funerales y otras celebraciones sacramentales del bautismo, las primeras comuniones y las confirmaciones.

El Arzobispo aportó varias informaciones.