Jornada de la Vida Consagrada en Balaguer

El día 2 de febrero, fiesta de la Presentación de Jesús en el Templo y Jornada de la Vida Consagrada, varias religiosas representantes de las Comunidades presentes en nuestro Obispado de Urgell, celebraron con el arzobispo Joan-Enric un encuentro de oración y convivencia en el Santuario del Santo Cristo de Balaguer.

Las Religiosas Clarisas prepararon una oración interactiva con algunas danzas que acompañaban la lectura de la Palabra de Dios, el salmo, y la memoria agradecida de la Voz de Dios que nos habla desde su Palabra revelada, a través de la vida encarnada de Jesucristo, Verbo hecho carne en las entrañas de María y Presentado en el Templo, y en la Eucaristía, que es el Sacramento de la presencia real del Señor, que habita en medio de su Pueblo de consagrados para santificarlo y llenarlo con su amor.

Estaban presentes las Hermanas Clarisas del Santo Cristo, las Misioneras del Inmaculado Corazón de María de Balaguer, las Concepcionistas y las Hijas de Cristo Rey de Agramunt, y las Dominicas de la Anunciata de Guissona. Con una breve reflexión, el Arzobispo destacó el gran valor de los consagrados a Dios que enriquecen la Iglesia: Monjes, ermitaños, religiosos y religiosas, laicos consagrados y vírgenes consagradas en la Orden de las Vírgenes. Cómo los debemos amar y cómo ellos deben tratar de ser fieles a su consagración, con una vida santa y de servicio a los hermanos. Y pidió que rezaran por las vocaciones a la vida de especial consagración, para que crezcan en número y santidad los religiosos y consagrados presentes en el Obispado, con una dedicación valiosa para la Iglesia y para la sociedad.

Después con la Comunidad de Monjas Clarisas compartieron una merienda y un largo diálogo abierto con el Arzobispo y entre ellas, todo en un clima de alegría por la libertad que vive el que todo lo da al Señor.