Fallecimiento del canónigo M.I. Mn. Jaume Vila Serra

El día 10 de diciembre de 2020 murió en el Hospital de Tremp el canónigo M.I. Mn. Jaume Vila Serra, a los 69 años de edad. Era miembro del Tribunal eclesiástico de Urgell y residía en la Residencia Fiella de Tremp. Encomendémosle a la misericordia de Dios.

La misma noche del día 10 se ofreció en la Basílica de la Virgen de Valldeflors de Tremp una misa por el eterno reposo de su alma, y la próxima semana tendrá lugar en la S.E. Catedral de La Seu d'Urgel la misa exequial presidida por el Arzobispo y el entierro de sus cenizas en el panteón de los Canónigos.

Roguemos por su descanso eterno. En el cielo esté!

S’inicia el curs en la Pastoral juvenil presencial del Bisbat d’Urgell amb els grups TXt

La pastoral juvenil del nostre bisbat es va iniciar de manera presencial el cap de setmana del 5-6 de desembre, amb els grups TXt (tu per tots, tots per tu, tots per tots, tu per Tu).

Seguint el protocol de prevenció dels contagis de la Covid-19, establert per la Generalitat de Catalunya, en aquestes trobades presencials, es van iniciar aquestes jornades amb una dinàmica que ajudà als joves a posar nom a totes les experiències viscudes fins ara, en un context de realitat difícil, com la que es viu. Els joves es van adonar adonar que són moltes les experiències que s’han compartit i que són moltes les coincidències del que tots hem experimentat. Tots, joves i monitors, teníen molt de desig de retrobar-se de nou presencialment, del caliu de la relació directa. Alguns joves que es trobaven confinats per diversos motius van poder-se fer presents també de manera virtual. Han estat retrobades molt boniques i profundes, constatant com la presència de Déu és present en les nostres vides: al seu costat, en el seu cor, en el seu cap, sempre és amb mi, com deien ells personalment en la conclusió de la jornada.

Els grups TXt, amb joves de Puigcerdà, Osseja, Llívia, Martinet, Lles, La Seu d’Urgell, Castellciutat, Noves de Segre, Balaguer, Tremp, Guissona, Andorra,  es reuniran cada quinze dies, mitjançant el joc i les dinàmiques, oferint l’espai per conèixer i estimar Jesucrist, aprofundir en l’evangeli, créixer i madurar com a persones, aprendre a pregar, estimar, perdonar, compartir, ser generós, acollir els altres en la seva realitat diversa, respectar, valorar.... Aquests grups estan formats per adolescents i joves, des de 1r d’ESO fins a universitaris, d’arreu del bisbat.

La Delegació de Joventut vol arribar a més indrets del nostre bisbat, encenent petits focs que avivin la Vida dels adolescents i joves en un ambient de família i caliu. Agraïm des d’aquí tot l’esforç de l’equip de monitores i monitors que han estat pendents durant el temps de confinament, i segueixen al davant amb il·lusió i empenta aquest curs que iniciem ple d’incerteses i interrogants.

El Papa Francisco convoca un "Año de San José"

Con la Carta Apostólica "Patris corde" (Con corazón de padre), firmada el día 8 de diciembre de 2020, el Papa recuerda el 150 aniversario de la declaración de San José como patrón de la Iglesia Universal y, con motivo de esta ocasión, desde el 8 de diciembre de 2020 hasta el 8 de diciembre de 2021 se celebrará un año dedicado especialmente a él.

Un padre querido, un padre en la ternura, en la obediencia y en la acogida; un padre de valentía creativa, un trabajador, siempre a la sombra: con estas palabras el Papa Francisco describe a San José de una manera tierna y conmovedora.

De hecho, fue el beato Papa Pío IX. con el decreto Quemadmodum Deus, firmado el 8 de diciembre de 1870, que quiso este título para San José. Para celebrar este aniversario, el Pontífice ha convocado un "Año" especial dedicado al padre custodio de Jesús. En el trasfondo de la Carta apostólica, está la pandemia del Covid-19 que nos ha hecho comprender la importancia de la gente común, de aquellos que, lejos del protagonismo, ejercen la paciencia y infunden esperanza cada día, sembrando la corresponsabilidad. Como San José, "el hombre que pasa desapercibido, el hombre de la presencia diaria, discreta y oculta". Y sin embargo, el suyo es "un protagonismo sin igual en la historia de la salvación".

Junto a la publicación de la Carta Apostólica, se ha publicado el Decreto de la Penitenciaría Apostólica que anuncia el "Año de San José" especial, convocado por el Papa y la concesión del "don de las indulgencias especiales". Se dan indicaciones específicas para los días tradicionalmente dedicados a la memoria del Esposo de María, como el 19 de marzo y el 1 de mayo, y para los enfermos y ancianos "en el contexto actual de emergencia sanitaria".

En el siguiente enlace se puede leer el texto de la Carta.

Dia del Seminario y Ministerios y Admisió a Órdenes

El día 8 de diciembre, Solemnidad de la Inmaculada Concepción de la Virgen María, y este año también Día del Seminario, tuvo lugar en la S.E. Catedral de Sta. Maria de La Seu d'Urgell, la Eucaristía en la que dos seminaristas, Alejandro Vargas Moncada y Jerrick Banzuela Rodríguez, recibieron, respectivamente, los Ministerios de lector y acólito y la Admisión como candidato a los Sagrados Ordenes, que fue presidida por el Arzobispo Joan-Enric Vives y concelebrada por los Vicarios Generales de Urgell y por el Rector del Seminario diocesano.

Al iniciarse la Eucaristía el Arzobispo Joan-Enric dirigió unas palabras a las familias de los seminaristas que seguían la retransmisión a través del canal youtube del Obispado de Urgell desde Colombia y Filipinas.

Después del Evangelio, el Rector del Seminario diocesano de Urgell, Mn. Gabriel Casanovas, hizo la llamada de los dos candidatos.

En su homilía el Arzobispo glosó el Misterio de la Inmaculada, su Concepción sin pecado para poder ser la Madre del Hijo, salvada ya por gracia desde el inicio de su Concepción, toda de Dios, toda Purísima. En el corazón del Adviento ella nos enseña a amar a Dios y preparar su Nacimiento. Destacó cómo en aquella fiesta se celebraba el Día del Seminario, trasladado este año por causa de la pandemia, y encomendó especialmente a la protección de la Virgen Inmaculada las vocaciones en la Diócesis de Urgell recordando cómo la imagen de la Inmaculada preside la iglesia del Seminario diocesano. En María se ha cumplido lo que Dios ha prometido a toda la humanidad, todos estamos llamados a recibir un día en la gloria celestial la pureza total, el perdón de nuestros pecados, cuando ya no quedará en nosotros rastro del pecado original. El Arzobispo glosó cómo la Admisión a los Sagrados Ordenes significa que la vocación del candidato queda bendecida por parte de la Iglesia y que esto tiene un gran significado ya que hace de Jerrick una bendición. Y en cuanto a los ministerios de lector y acólito subrayó que el seminarista que los recibe deberá ser un buen conocedor de la Palabra de Dios, significada por el gesto de recibir la Sagrada Biblia de manos del Obispo, y un buen acólito, ya muy cerca del altar para servir, repartiendo el Cuerpo de Cristo a los hermanos, significado por el gesto de recibir la patena de manos del Obispo.

Tras la homilía tuvo lugar el rito de admisión a los Órdenes sagrados por parte del candidato, el seminarista, Jerrick Banzuela, que respondió con generosidad "sí quiero", recordando el sí de María y el de tantos santos, a las preguntas del Sr. Arzobispo que concluyó el rito con las palabras "la Iglesia recibe con gozo tu propósito. Que Dios mismo lleve a cabo lo que Él ha comenzado en ti ". A continuación el seminarista Jerrick recibió la bendición de su vocación de manos del Sr. Arzobispo.

A continuación se acercó al Sr. Arzobispo al seminarista Alejandro Vargas Moncada que recibió de manos del Sr. Arzobispo las dos bendiciones para recibir los ministerios de lector y acólito recibiendo la Sagrada Biblia y la patena de manos del Sr. Arzobispo.

Unos ritos litúrgicos llenos de significado y que se convierten en los primeros pasos de estos dos seminaristas en camino hacia su ordenación diaconal y presbiteral.