Celebración y exposición sobre las Caramelles en La Seu d'Urgell

Dado que no se pueden recorrer las calles de La Seu de Urgell cantando las tradicionales Caramelles, que anuncian la Resurrección de Cristo y la alegría de la primavera, los tres Coros de La Seu y Castellciutat las han adaptado a la pandemia para este año 2021.

Las Caramelles infantiles dirigidas por el incansable director Rafel Llobet e integradas por alumnos de los grupos de canto coral de la Escuela Municipal de Música y el alumnado de 5º. de primaria de las Escuelas Mn. Albert Vives, Pau Claris y La Salle prepararon 4 piezas grabadas en vídeo y acompañadas con instrumentos dirigidos por Cati Plana y Georgina Fàbregas, profesoras de la Escuela Municipal de Música. Este vídeo se complementa con las interpretaciones del Coro de Caramelles de la Hermandad de San Sebastián y los Caramellaires de Castellciutat, ya pregrabadas.

En las primeras visualizaciones del vídeo en la Sala Sant Domènec de La Seu de Urgell, el sábado día 3 de abril por la tarde, asistió el Arzobispo de Urgell Joan-Enric Vives, acompañado del Secretario general, ya que el Obispado es uno de los patrocinadores con otras entidades, de las Caramelles de La Seu. El tarjetón conmemorativo es obra de Ignasi Carbonell. También se hicieron los días 4 y 5 de abril.

Sábado Santo en la Catedral

El Sábado Santo está litúrgicamente marcado por el silencio y la oración cerca del sepulcro del Señor, releyendo la Palabra de Dios llena de esperanza e imitando a la Virgen que esperaba con fe la resurrección de su Hijo. Ella es nuestro modelo de fe y esperanza activa en medio de las pruebas o en los grandes dolores y soledades.

El sábado santo, día 3 de abril, por la mañana, en la S.E. Catedral de Santa María de Urgell, presididos por el Arzobispo Joan-Enric, los Vicarios Generales, sacerdotes de la ciudad, los seminaristas y algunos fieles, tuvo lugar el Oficio de Lectura y Laudes, en nombre de toda la Diócesis pidiendo fe y esperanza.

Y todo el día hay que vivirlo en la espera de la Victoria de Cristo, que vence el mal con su amor de Resurrección.

Oración ante el Cristo de la Preciosísima Sangre de La Seu

El Arzobispo Joan-Enric presidió, ante la imagen del Santo Cristo de la Preciosísima Sangre que se custodia en la Catedral de Sta. Maria de La Seu de Urgell, la tarde del Viernes Santo, una sentida oración donde participaron los integrantes de los diferentes pasos de la tradicional procesión que desde el 1603 procesión por las calles de la ciudad ininterrumpidamente año tras año. Este año fureon los fieles quienes acudieron dentro de la Catedral ante la Capilla lateral que custodia la imagen sagrada del Cristo de la Preciosísima Sangre.

Estuvieron presentes en la Catedral representantes de los diferentes pasos que integran la procesión: los armados, los campesinos de La Seu, el paso del Beso de Judas o Prendimiento, el paso del Azotamiento, el paso de Jesús ante Poncio Pilato el Nazareno o el Señor llevando la cruz a cuestas, el Cristo de la Agonía, el paso de la Piedad, el del Santo Sepulcro y la Congregación de los Dolores. Algunos de ellos procesionaron con sus estándares ante la sagrada imagen del Cristo de la Preciosísima Sangre.

El Hermano Mayor de la Hermandad de San Sebastián, Climent Miró, y la Sra. Sònia Lanau, Directora de la Escuela de Música, presentaron los diferentes pasos describiendo sus principales características históricas.

A continuación el Arzobispo Joan-Enric invitó a los fieles a venerar la Sagrada Imagen encomendando toda la ciudad de La Seu de Urgell especialmente en esta pandemia poniendo bajo su intercesión todos los problemas y dificultades de la vida, para que Jesús Crucificado sea ​​el que nos ayude con su intercesión.

“Senyor Jesús que clavat a la Creu 
expieu els nostres pecats. 
Perdoneu-nos les culpes i 
doneu-nos la misericòrdia 
que brolla del vostre Cor traspassat”.
















Acción litúrgica de Viernes Santo

En la Catedral de Sta. Maria de La Seu d'Urgell, la acción litúrgica de la Pasión del Señor fue presidida por el Arzobispo de Urgell, Joan-Enric Vives, el Viernes Santo, día 2 de abril.
La celebración de la Pasión del Señor contó con 3 partes: Liturgia de la Palabra, Adoración de la Cruz y Sagrada Comunión.

La Liturgia de la Palabra comenzó con la lectura del libro de Isaías y la lectura de la carta a los Hebreos. Después se proclamó el bello texto de la Pasión según San Juan. Tras la homilía tuvo lugar la Oración universal que en este día es especialmente solemne. Este año se añadió una intención especial "por los que sufren en tiempos de pandemia" pidiendo que "Dios Padre conceda salud a los enfermos, fortaleza al personal sanitario, consuelo a las familias y la salvación a todas las víctimas que han fallecido".

La segunda parte consistió en la Adoración de la Santa Cruz, que este año besó sólo el Sr. Obispo mientras los demás concelebrantes y los fieles que seguían la celebración desde sus sitios en el templo catedralicio le adoraron e hicieron un momento de silencio intenso para venerarla.

La tercera parte consistió en la Sagrada Comunión de las especies que se habían consagrado el día antes, Jueves Santo.

Tras la comunión y la oración sobre el pueblo, el Sr. Obispo animó a los fieles a unirse espiritualmente desde sus hogares a la oración ante el Cristo de la Preciosísima Sangre que tendría lugar esa noche en la Catedral en sustitución de la Procesión.

La colecta se destinó a Tierra Santa como muestra de apoyo y comunión con los hermanos de la Tierra de Jesús.