Celebració de la Jornada Pro Orantibus

El diumenge, 7 de juny, solemnitat de la Santíssima Trinitat, celebrem la Jornada Pro Orantibus i en ella, ajuntem la nostra pregària a la dels consagrats i consagrades, persones que han fet de la pregària i la contemplació la raó de la seva vida. Agraïm-los de tot cor el seu testimoni, fet pregària fervent i constant per l'Església i el món.
Enguany la celebració d'aquesta Jornada està afectada pe la crisis del coronavirus i les seves dramàtiques conseqüències que afecten a tantes famílies de les nostres parròquies i per les quals demanem la seva pregària.
«Amb Maria al cor de l'Església» és el lema escollit enguany. Un  lema que ens recorda la vocació de Santa Teresita del nen Jesús que va descobrir, diu ella,  que "l'Església té un cor i que aquest cor està cremant en amor. Vaig entendre que només l'amor és el que impulsa a obrar als membres de l'Església i que, si faltés aquest amor, ni els apòstols anunciarien ja l'Evangeli, ni els màrtirs vessarien la seva sang... Aleshores, plena d'una alegria desbordant vaig exclamar: "Oh Jesús, amor meu, per fi he trobat la meva vocació: la meva vocació és l'amor... En el cor de l'Església, que és la meva mare, jo serè l'amor."

"La vida contemplativa - com ens recorden els bisbes de la Comissió episcopal de la Vida Consagrada en el seu missatge - és memòria singularíssima de l'amor de Jesús en l'Església. Per això, el lloc de la vida consagrada contemplativa coincideix amb el lloc de Maria, Mare de Déu i mare de l'Església".
Amb aquests sentiments i confiats en la vostra pregària, us adjuntem el material per aquesta Jornada que celebrarem tot donant gràcies a Déu pel do de la vida contemplativa.
Estampa (PDF)
Materials (PDF)
Subsidio (PDF)

Inicio de las visitas de los familiares a las Residencias "verdes" del Obispado

A partir de esta semana se han iniciado las visitas de los familiares de los usuarios de las diferentes residencias para personas mayores que acoge el territorio del Obispado de Urgell. Se trata de aquellas residencias consideradas "verdes" porque no han tenido ningún caso positivo de Covid-19 y en territorios que se encuentran a partir de la "fase 2" del plan de desconfinamiento.

En concreto, el "Hogar de San José" de La Seu de Urgell, regido por las Hermanitas de los Ancianos Desamparados; la Residencia geriátrica "Fundació Fiella" de Tremp, regida por las "Misioneras Hijas del Inmaculado Corazón de María" de Tremp y por el Patronato Rector; o los usuarios de la Unidad Sociosanitaria de la "Fundación Santo Hospital de La Seu d'Urgell" que, actualmente se encuentran en la 3ª planta del edificio del Seminario diocesano, son algunas de las residencias del Obispado que han sido consideradas "verdes "y que ya han comenzado con las visitas presenciales de los familiares a sus seres queridos.

Precisamente esta semana se ha hecho público que el Obispado de Urgell ha autorizado la Fundación Santo Hospital (FSH) a seguir utilizando la tercera planta del Seminario Conciliar de La Seu d'Urgell como unidad sociosanitaria y residencia asistida para personas mayores durante todo el 2020. La medida se toma en previsión de un posible rebrote de la Covid-19 durante el otoño. El presidente de la FSH y Alcalde de la Seu d'Urgell, Ilmo. Sr. Jordi Fàbrega, agradeció la decisión del arzobispo Joan-Enric Vives y la calificó de "excelente noticia". Asimismo, ha destacado que la colaboración del Obispado de Urgell "ha sido fundamental para afrontar la pandemia del coronavirus en la capital alturgellenca".

Las visitas se realizan con todas las medidas de seguridad establecidas por las autoridades sanitarias: con cita previa, una persona puede estar con el padrino o padrinos de su familia durante treinta minutos y manteniendo la distancia de seguridad. Mientras el tiempo lo permita, se harán al aire libre y si no, en una sala de visitas específica. Entre las medidas de seguridad, figuran también llevar mascarilla, desinfectarse las manos y tomarles la temperatura a los visitantes, así como responder a un cuestionario específico. Los familiares aún no pueden tener contacto físico con su familiar.

Mensaje de los Obispos Europeos: "Trabajamos conjuntamente por una reanudación que no deje a nadie atrás"

La reunión anual entre las Presidencias del Consejo de Conferencias Episcopales de Europa y la Comisión de los Episcopados de la Unión Europea (el CCEE y la COMECE) se celebró el miércoles 3 de junio de 2020, con una especial atención al impacto de la pandemia Covid-19 en la vida diaria de la Iglesia y en las sociedades europeas, así como la contribución de la Iglesia católica por "Una reanudación justa que no deje a nadie atrás". Al final emitieron una Nota de prensa o Comunicado que adjuntamos:
 

La situación de la Iglesia en Europa se situó en el centro del debate, junto con las perspectivas de futuro en el contexto crítico vinculado a la pandemia causada por el virus SARS-CoV-19. Reflexionando sobre las posibilidades de cooperación en este contexto, las dos presidencias CCEE y COMECE analizaron los efectos de la pandemia sobre nuestras comunidades civiles y eclesiales, identificando las perspectivas de futuro de la vida de la Iglesia en Europa.

Al renovar la cercanía de la Iglesia para con todos los que luchan contra la pandemia -las víctimas, sus familias y todos los trabajadores sanitarios, los voluntarios y los fieles que han sido y están en la primera línea, teniendo cuidado de los afectados y aporténdoles auxilios- los Obispos han manifestado su preocupación "por la crisis económica y la consiguiente pérdida de un gran número de puestos de trabajo", con la esperanza de que, en Europa, "se trabaje conjuntamente por una reanudación que no deje a nadie atrás".

En todo este tiempo de crisis, en que se experimentaron los mayores límites del individualismo, las dos Presidencias subrayaron el papel central que ha tenido la familia, "verdadera célula de solidaridad y de compartición, pero también un lugar para orar unidos. Invertir en la familia -continúan- es el primer paso hacia una justa recuperación social, económica y eclesial".

Agradeciendo a tantos sacerdotes el servicio crucial y generoso realizado en este periodo, algunos incluso dando la vida, los participantes han analizado el papel que tuvieron los medios de comunicación sociales para la oración y las celebraciones en streaming, preguntándose sobre las nuevas formas de práctica religiosa, de relaciones, de presencia y de intercambio de la fe -un fenómeno que nos invita a evaluar la posibilidad de dar un nuevo significado a la fe y a la Iglesia; y también a trabajar para hacer que muchos fieles redescubran el elemento de plena sacramentalidad de las celebraciones religiosas vividas dentro de los lugares de culto, que el uso de las nuevas tecnologías no puede asegurar.

También nos centramos en la fuerte limitación impuesta a la libertad religiosa en el contexto del cierre de los lugares de culto y la prohibición de las liturgias, invocando el restablecimiento de las relaciones normales Iglesia-Estado basadas en el diálogo y el respeto de los derechos fundamentales.

Debido a las medidas cautelares en materia sanitaria, la reunión se celebró por videoconferencia.

En la reunión participaron los dos presidentes Cardenal Angelo Bagnasco (CCEE) y Cardenal Jean-Claude Hollerich SJ (COMECE), y también todos los miembros de las dos presidencias, el Card. Vincent Nichols (Westminster) y el obispo Stanisław Gądecki (Poznan) para CCEE y los obispos Mariano Crociata (Latina), Noel Treanor (Down y Connor), Jan Vokal (Hradec Králové) y Franz-Josef Overbeck (Essen) por la COMECE, junto con el Nuncio Apostólico ante la Unión Europea, SE Mons. Alain Lebeaupin.

Sankt Gallen, 4 de junio de 2020

El Copríncipe Episcopal se une al minuto de silencio por las víctimas de la pandemia en Andorra

Este mediodía día 3 de junio, a las 12h, todas las instituciones del Principado de Andorra han guardado un minuto de silencio como muestra de duelo y de apoyo a las víctimas de la pandemia por Covid-19 y a sus familias, dentro de los 3 días de luto oficial decretados por el Gobierno de Andorra.

El Copríncipe Episcopal Mons. Joan-Enric Vives se ha unido a esta muestra de apoyo desde el Palacio Episcopal de La Seu d'Urgell ante la bandera oficial del claustro del Palacio episcopal que ondeaba a media asta.

Han acompañado al Copríncipe, el Representante Personal, M.I. Mn. Josep Mauri y la Secretaria General de los Servicios del Copríncipe Episcopal, Sra. Concepció García Moyano.