Domingo de Ramos e inicio de Semana Santa

El Domingo de Ramos se celebró en toda la diócesis de Urgell, a pesar de las limitaciones provocadas por la pandemia, que hicieron que no se pudieran celebrar las tradicionales procesiones por las calles de los pueblos. Con sobriedad y sencillez, y con las medidas sanitarias actuales, dentro de las iglesias, se bendijeron los ramos que llevaron los fieles, de palmas y laureles, para celebrar el Domingo de Ramos.

La celebración en la Catedral de Santa María fue presidida por Mons. Joan-Enric Vives. En su breve homilía se centró en el huerto de Getsemaní y en la aceptación obediente de Jesús de la voluntad del Padre, de dar su vida en rescate de todos los hombres. Y nosotros nos muestra el camino de la decisión en las dificultades o cruces con los que nos encontraremos a lo largo de nuestra vida. Ser discípulos y aceptar con amor lo que Dios nos va proponiendo.

La Semana Santa se inició con la conmemoración de la entrada de Jesucristo en Jerusalén, aclamándole como Salvador, Rey crucificado.

Encuentro institucional y cena en honor de los Reyes de España

La noche del día 25 de marzo los Coprínceps de Andorra, SE. Joan-Enric Vives y S.E. Emmanuel Macron, ofrecieron en honor a Sus Majestades el Rey Felipe VI y la Reina Letizia una cena de gala en el Andorra Park Hotel dentro de los actos de la primera visita oficial de un monarca español al Principado de Andorra.

A su llegada el Copríncipe Episcopal fue recibido por parte del Jefe de Gobierno, M.I. Sr. Xavier Espot y la Síndica General, M.I. Sra. Roser Suñé. Se reunió con el Representante personal del Copríncipe francés, M.I. Sr. Patrick Strzoda y juntos recibieron S.S.M.M. los Reyes de España.

A continuación, en la sala Canals, tuvo lugar una reunión institucional entre el Copríncipe Episcopal y el Representante personal del Copríncipe francés, y Sus Majestades el Rey Felipe VI y la Reina Letizia, en un clima de mucha cordialidad.

A continuación, en la sala Guillemó, tuvo lugar el saludo protocolario de los invitados en la cena a los Jefes de Estado del Principado de Andorra y de España, que iniciaron el Jefe de Gobierno de Andorra y la Síndica General del Consejo General, seguidos del resto de autoridades.

El inicio de la cena fue marcado por la interpretación, en directo, de los Himnos Nacionales de España y del Principado de Andorra. A continuación tuvieron lugar los parlamentos de Mons. Vives y Felipe VI.

El Copríncipe Episcopal ofreció el Discurso que se adjunta:


Discurso del Copríncipe Episcopal en la Cena Oficial ofrecida por los Copríncipes a SS.MM. los Reyes de España Felipe y Letizia

Majestades,

Señoras y Señores:

Sed bienvenidos a Andorra. S.E. el Copríncipe francés M. Emmanuel Macron y yo mismo estamos muy contentos de poder acoger esta Vuestra visita, que es la primera de unos Reyes de España a nuestro Principado de Andorra. Nos hubiera gustado mucho poderos acoger en el Palacio Episcopal de La Seu d'Urgell. Con todo, hoy recuerdo con alegría Vuestra visita, siendo Príncipes de Asturias y de Girona, en la Catedral de La Seu d’Urgell en Vuestro viaje conmemorativo de los 100 años del primer Parque Natural de España, en Aigüestortes, dentro de nuestra Diócesis. Hoy como Reyes de España nos honramos de teneros entre nosotros, y muy pronto con la Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno, Vos, Majestad, repetiréis Vuestra estancia en Andorra.

Nuestro Principado, un país antiguo y moderno a la vez, os acoge con los brazos abiertos. Pueblo antiguo por su historia, que se remonta al mismo Carlomagno, con el Obispo de Urgell como Señor, y luego, desde los Pareatges de 1278 firmados entre el obispo de Urgell y el Conde de Foix, como Coseñores de los Valles de Andorra. Y al mismo tiempo país moderno con una clara voluntad de proyectarse hacia el futuro, con nuevas generaciones bien preparadas. Somos "un pequeño milagro de la historia", como afirmó el Papa S. Pablo VI., milagro forjado también por la voluntad de ser y de perseverar, con la modestia y la inteligencia de los Andorranos y sus "Copríncipes defensores". Nuestra Constitución de 1993 afirma que los Copríncipes son "símbolo y garantía de la permanencia y continuidad de Andorra, así como de su independencia y del mantenimiento del espíritu paritario en las tradicionales relaciones de equilibrio con los Estados vecinos" (art. 44).

Somos vecinos y amigos de España y de Francia. Y me complace destacar las excelentes relaciones entre el Reino de España y el Principado de Andorra. Relaciones de buena vecindad, de amistad, de lealtad y de cooperación. Andorra es un país con una larga historia hecha por gente trabajadora, tenaz, montañera, orgullosa de sus raíces y de su lengua y cultura milenarias, que ama su arraigo y su destino común con Europa.

Nos conviene tener la comprensión y la ayuda de la gran Nación que Vuestras Majestades representan, para que sea exitoso el esfuerzo de apertura al exterior, que Andorra está realizando, sin renunciar a su identidad configurada por una larga experiencia histórica de independencia y de libertad. La profundización de las relaciones mutuas hará mérito a un País, como Andorra, que tiene como elementos integradores de su identidad la modestia de su pequeñez, el diálogo y el pacto, y la cultura de una paz milenaria nunca perturbada por el trauma de la guerra.

Queremos proyectarnos hacia el futuro, como país que participa responsablemente en el concierto internacional de las naciones, un país solidario y comprometido con las causas que hacen progresar la humanidad. País de paz, de diálogo y de cordura, con los rasgos configurativos del carácter andorrano -prudencia, reserva y contención- que son valores coincidentes con los valores del multilateralismo. Los valores que han asegurado la independencia y la pervivencia de Andorra a lo largo de los siglos, son los que pueden convenir a la construcción de un mundo más justo y sin desigualdades. La voz moral más respetada de los tiempos actuales, el Papa Francisco, lo recuerda en un gran texto suyo, "Fratelli tutti", donde propone la amistad social y la fraternidad, que él mismo pone en práctica en sus viajes, como en el último a Irak. Majestades, os puedo asegurar el compromiso firme de Andorra con la fraternidad, la paz, la sostenibilidad, la defensa del medio ambiente, la preocupación por el cambio climático, el alineamiento y el compromiso de Andorra con los objetivos de la agenda 2030 de las Naciones Unidas.

También Andorra ha sido y es tierra de acogida. Lo fue especialmente en el siglo pasado, acogiendo refugiados que buscaban salvar la vida, cuando huían de regímenes que violentaban las libertades. Y ha sido tierra de acogida de muchos ciudadanos españoles, que nos han aportado su diversidad de orígenes y culturas propias, y que han contribuido mucho a la construcción, el engrandecimiento y la prosperidad de la Andorra moderna.

Deseo agradecer a Vuestras Majestades la ayuda española en tantos ámbitos (escolar, de comunicación, de sanidad...) y en este momento presente, el acompañamiento en el proceso de acercamiento a Europa. Estamos desde hace unos años en plena negociación para un Acuerdo de Asociación con la Unión Europea que pueda ser favorable al desarrollo económico de nuestro Principado y que garantice nuestro futuro.

Somos un País de pequeña dimensión territorial, pero no por ello menos grande y complejo que el que lo pueda ser un país mucho más extenso. Y tenemos conciencia de nuestra pequeñez y dependencia, que nos hace ser humildes. Durante la presente pandemia, hemos sufrido, ciertamente, pero hemos visto grandes lecciones de ciudadanía, de solidaridad y de participación en las advertencias y medidas tomadas por nuestras Autoridades. Por encima del desconcierto y la desesperanza, ha ganado la voluntad de servicio, el sacrificio y la entrega de tantas y tantas personas. Agradecemos hoy las ayudas que Andorra ha recibido de las Autoridades y de muchos ciudadanos españoles, especialmente de las comarcas cercanas. cercanas. Y también constatamos la buena colaboración andorrana y de nuestro Hospital Ntra. Sra. de Meritxell con los trabajadores españoles tansfronterizos y las comarcas vecinas de Catalunya en su conjunto. Agradecemos especialmente las vacunas cedidas por España, y desearíamos que las vacunas pudieran llegar a todos los rincones, a todos los ciudadanos del mundo, también a los más desfavorecidos.

Dentro de un mes, celebraremos el Encuentro de los Jefes de Estado y de Gobierno en la Cumbre Iberoamericana. Nos sentimos miembros natos y que aportamos nuestra idiosincrasia, como también participamos en la Organisation Internationale de la Francophonie.

+ + +

Majestades, nos robó el corazón su gesto de viajar en plena pandemia a Barcelona, ​​para entregar personalmente el Premio Cervantes 2019 a uno de los más grandes poetas de la lengua catalana y castellana, que las hermana en nuestros tiempos, y que murió el mes pasado en Sant Just Desvern, Joan Margarit y Consarnau (1938-2021), nacido en Sanaüja, patria de su abuela materna, y que pertenece a nuestra Diócesis de Urgell. Fue catedrático de arquitectura en la Universidad Politécnica de Cataluña y también fue Premio Iberoamericano de Poesía Pablo Neruda 2017. Alguien ha dicho que él fue "la dignidad hecha poesía". Tuvo mucha relación con Andorra ya que colaboró ​​con su padre en el proyecto arquitectónico de este Hotel donde estamos cenando y en el que Vuestras Majestades se hospedan. Le dedicó un poema, evocando sus amores adolescentes, que tituló "Hotel Andorra Park":

"Lee su insomnio en el cristal oscuro.
Aquí, donde después se construyó el hotel,
un muchacho ocultó debajo de una piedra
una carta de amor, y trazó un mapa:
el verdadero mapa de un tesoro.
Pero el tesoro fue una cobardía:
lo que no se atrevió a decirle a una muchacha (...)" (Casa de misericordia)

Quiero terminar mis palabras recordando un breve y luminoso poema de Joan Margarit, que él mismo quiso leer en las dos lenguas hermanadas, en el homenaje que le dedicaron muchas grandes figuras de la literatura al serle concedido el Premio Cervantes. Es un poema para avanzar en la vida, a pesar de las tormentas, dificultades o vientos contrarios, como Andorra y España han sabido hacer a lo largo de su historia y lo sabrán continuar haciendo en su presente y en el futuro:

"Como las gaviotas, cruzando temporales
se aprende a planear, a sobrevolar la vida,
para avanzar, usando la violencia del viento.
Igual que las gaviotas.”
“Com les gavines, creuant els temporals
s’aprèn a planejar, sobrevolant la vida,
a avançar, fent servir la violència del vent.
Com les gavines”

Permítanme que en nombre del Copríncipe francés y en el mío propio les invite a ponerse en pie y a brindar con nuestras copas.

Por Sus Majestades los Reyes de España Felipe y Letizia, por sus hijas, por la prosperidad de la noble y querida Nación Española, y por la amistad y cooperación con nuestro Principado de Andorra.

Andorra la Vella, 25 de marzo de 2021 



Visita de los Reyes de España al Principado de Andorra

El Copríncipe Episcopal y Arzobispo de Urgell, S. E. Mons. Joan-Enric Vives, acompañado por el Representante personal del Copríncipe Francés, M. I. Sr. Patrick Strzoda, ha recibido este mediodía a su llegada a la Casa de la Vall, sede del Parlamento Andorrano, a Sus Majestades el Rey Felipe VI y la Reina Letizia, en lo que ha sido la primera visita oficial de un monarca español al Principado de Andorra. A continuación, y después de pasar revista a una guardia de honor del Cuerpo Nacional de Policía formado con el uniforme de gala, han bajado las escaleras que conducen a la entrada de Casa de la Vall, donde la Síndica General, M.I. Sra . Roser Suñé, y el Jefe del Gobierno de Andorra, M. I. Sr. Xavier Espot, esperaban a los reyes junto a la escultura mural que conmemora los 700 años de los primeros Pariatges.

Tras la interpretación de los himnos nacionales de España y Andorra, Sus Majestades Felipe VI y Letizia han saludado a una delegación de las principales instituciones andorranas, en la que estaban el Presidente del Consejo Superior de la Justicia, M. I. Sr. Enric Casadevall; el Presidente del Tribunal Constitucional, M. I. Sr. Joseo Delfí Guàrdia Canela; la Ministra de Asuntos Exteriores del Gobierno de Andorra, M. I. Sra. Maria Ubach; el Cónsul Mayor de Canillo, Hble. Sr. Francesc Camp, en representación de los Cónsules de las siete parroquias de Andorra; el Embajador de Andorra en España, Excmo. Sr. Vicenç Mateu; el Representante personal del Copríncipe Episcopal, M. I. Mn. Josep M. Mauri; y la Secretaria General de los Servicios del Copríncipe Episcopal, Sra. Concepció García Moyano.

Por su parte, la delegación que acompañaba a los Reyes de España estaban el Jefe de la Casa de Su Majestad el Rey, Excmo. Sr. Jaime Alfonsín Alfonso; la Ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación del Gobierno de España, M. I. Sra. María Aránzazu González Laya; el Embajador de España en Andorra, Excmo. Sr. Ángel Ros Domingo; el Consejero Diplomático de la Casa de Su Majestad el Rey, Excmo. Sr. Alfonso Sanz Portolés; y la Directora General de Europa Occidental, Central y Sudeste de Europa del Gobierno de España, M. I. Sra. María Victoria González Román.

La recepción oficial ha continuado con una visita a la Casa de la Vall, en el transcurso de la cual Sus Majestades han podido mantener un breve encuentro con la Síndica General de Andorra y la subsíndica General, M. I. Sra. Meritxell Palmitjavila, y han firmado en el Libro de Honor del Consejo General, antes de saludar a los Presidentes de los grupos parlamentarios en la Sala de los Pasos Perdidos, los cuales les han dado la bienvenida al Principado y les han deseado una buena estancia en tierra andorrana.

A continuación, los Reyes se han trasladado en automóvil hasta el Comú de Andorra la Vella, entre la expectación de los ciudadanos que los querían ver de cerca, a pesar de respetar la distancia social por razón de la pandemia. Al llegar a la Casa Comú de la capital, han sido recibidos por la Cónsul Mayor, Hble. Sra. Conxita Marsol; y el Cónsul Menor, Hble. Sr. David Astrié, con los que han mantenido una reunión institucional.

La visita de los Reyes de España se enmarca dentro de los preparativos de la celebración de la XXVII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno del 21 de abril próximo, de la que Andorra es anfitriona.


XLII Trobada de Pastoral Vocacional. Per a què i per a qui: escoltar la crida de Déu

El 24 de març de 2021 ha tingut lloc la XLII Trobada nacional de delegats de Pastoral Vocacional organitzat per la Comissió episcopal per al clergat i els seminaris. La trobada, a causa de les restriccions imposades per la situació sanitària s'ha desenvolupat per mitjans telemàtics i ha comptat amb la participació de 31 delegats de pastoral vocacional de diferents diòcesis, entre els quals Barcelona, Girona, Sant Feliu i Urgell. A la trobada també hi han participat Mons. Joan Enric Vives Sicília, Mons. Eusebio Hernández Sola i Mons. Jesús Vidal Chamorro, bisbes membres de la Comissió episcopal per al Clergat i els Seminaris organitzadora de la Trobada. Hi col·laboraren el Rv. Sergio Requena i el Rv. Juan Carlos Mateos, directors del Secretariat de la Comissió. El tema de la trobada ha estat: Per a què i per a qui: escoltar la crida de Déu.

La trobada s’ha dut a terme en dues sessions. A la sessió del matí, el Cardenal Cristóbal López, SDB, Arquebisbe de Rabat, va parlar sobre l'acompanyament en el discerniment dels joves actuals. El Cardenal va començar la seva reflexió en una primera part desplegant 10 conviccions sobre la pastoral vocacional. En elles va destacar la importància de posar la persona en el centre del discerniment vocacional, atès que tots hem estat cridats per Déu a l'existència i tots som vocacionats. La pastoral vocacional no ha d'estar centrada en la recerca de persones per a mantenir les obres, sinó en desenvolupar una cultura vocacional capil·lar que ens ajudi a descobrir la vida com a vocació. A la segona part de la seva ponència es va centrar en l'acompanyament pastoral des de la seva gran experiència de salesià com a educador de la joventut. Ho va fer a través del recorregut dels deixebles d'Emaús, escena que ens dóna els trets de l'acompanyament del Senyor.

A la sessió de la tarda, el P. Luis María García Domínguez, SJ, va parlar dels passos o etapes per al discerniment vocacional. En la seva exposició va començar preguntant-se sobre les motivacions per a entrar en el camí de discerniment d'una vocació d'especial consagració. Quins són els trets més i menys significatius? D'altra banda, assenyalava, cal distingir aquestes motivacions per iniciar el camí de les que després portaran a perseverar en el camí iniciat. Posteriorment va desenvolupar en el cos de l'exposició 5 dimensions a les quals s'ha de prestar atenció des del principi del discerniment vocacional: L'entusiasme, la fe creient, la coherència de vida, la normalitat psicològica i la recta intenció.

Per acabar, el P. Luis Manuel Suárez Díaz, CMF, responsable de l'Àrea de pastoral juvenil vocacional de CONFER i el Rv. Enrique Ybáñez Vallejo, delegat de pastoral vocacional de l'Arxidiòcesi de Burgos, van compartir la seva experiència de la pastoral vocacional en aquest temps de pandèmia.