Nota final Asamblea plenaria de la CEE

Los obispos españoles han celebrado su Asamblea Plenaria del 19 al 23 de abril de 2021. Por motivos de seguridad frente a la COVID, el encuentro se ha celebrado en formato online y presencial.

Han participado por primera vez en la Asamblea el obispo de Zamora, Mons. Fernando Valera Sánchez, y los obispos auxiliares de Barcelona, Mons. Javier Vilanova Pellisa, y de Santiago de Compostela, Mons. Francisco José Prieto Fernández. Mons. Valera se ha incorporado a la Comisión Episcopal para el Clero y Seminarios. Mons. Vilanova, a la Comisión Episcopal para la Pastoral Social y Promoción humana y a la Subcomisión Episcopal para el Patrimonio Cultural. Mons. Prieto entra a formar parte de la Comisión Episcopal para las Comunicaciones Sociales y participará también de la Subcomisión Episcopal para el Patrimonio Cultural.  

El primer día de la Plenaria, el cardenal Antonio Cañizares, arzobispo de Valencia, ha regalado a la Conferencia Episcopal una réplica del cáliz de la Última cena que se conserva en Valencia, con motivo de la celebración del Año Jubilar del Santo Cáliz 2020-21 “Cáliz de la Pasión”. La entrega tenía lugar el lunes por la tarde.

Sesión inaugural

La Asamblea comenzaba el lunes 19 de abril, a las 12.00 horas, con el discurso del presidente de la Conferencia Episcopal y arzobispo de Barcelona, cardenal Juan José Omella. Apoyándose en tres versículos de san Lucas, el cardenal Omella, relató la realidad social que ha dejado la pandemia y señaló algunas claves para superar de manera conjunta esta situación.

“En España existe un creciente y grave problema que se llama desigualdad social”, señaló el presidente de la Conferencia Episcopal. “Este es un reto -añadió- que tenemos que abordar para asegurar la dignidad de todos y la necesaria justicia social que es siempre garantía de paz social. No es momento para disputas inertes entre partidos políticos, no es tiempo para soluciones fáciles y populistas a problemas graves, no es el momento de defender intereses particulares. Ahora es el momento para la verdadera política, que sume a todas las partes y que trabaje para el bien común de toda la sociedad y el fortalecimiento y credibilidad de las instituciones en las que se asienta nuestro sistema democrático”.

Seguidamente intervino el nuncio apostólico en España, Mons. Bernardito C. Auza, quien, entre otros temas, destacó el trabajo “bien realizado” por parte de la Conferencia Episcopal Española, siguiendo los deseos del Santo Padre, en materia de abusos de menores. “Nadie puede interpretar –afirmó- falta de trasparencia o negativa a secundar lo que el Papa pide al respecto. Los animo pues a la necesaria colaboración en este doloroso tema sobre el que, desde la Secretaría General, se ha manifestado justamente, hace pocos días, S.E. Monseñor Luis Arguello ante la opinión pública. Con el espíritu de colaboración y honestidad bien expresado, nadie puede poner en duda la credibilidad de la Iglesia en sus declaraciones y actividades”.
En la sesión inaugural también se recordó a los obispos fallecidos desde la última Asamblea Plenaria: Mons. Damián Iguacen Borau, obispo emérito de Tenerife; Mons. Alfonso Milián Sorribas, obispo emérito de Barbastro-Monzón; Mons. Juan del Río Martín, arzobispo castrense; y Mons. Rafael Palmero Ramos, obispo emérito de Orihuela-Alicante.  

“Fieles al envío misionero”. Líneas de acción pastoral 2021-2025

La Asamblea Plenaria ha aprobado las líneas de acción pastoral de la Conferencia Episcopal para el quinquenio 2021-2025 con el título, “Fieles al envío misionero. Claves del contexto actual, marco eclesial y líneas de trabajo”. Unas líneas de acción en las que la llamada del Señor,” Id y anunciad el Evangelio”, se hace pregunta: ¿Cómo evangelizar en la actual sociedad española? 

Como ya adelantó el cardenal Omella en su discurso inaugural, la conversión pastoral, el discernimiento y la sinodalidad, son los tres ejes principales que, en sintonía con el papa Francisco y con la Iglesia universal, vertebran y motivan estas líneas de acción. “Nuestro objetivo –señaló- es que la Iglesia en España, tanto en su presencia social como en su organización interna, en su misión y en su vida, se ponga en marcha hacia el Reino prometido, en salida misionera, en camino evangelizador”.

El marco general de la acción pastoral de la CEE es una invitación a acoger el desafío de una conversión pastoral para una salida misionera. Salir para “hacerse prójimos” a las personas con las que compartimos espacio, trabajo, vocación y misión. Salir al encuentro de la sociedad para hacer presente la presencia de la Iglesia que anuncia, celebra y sirve. Salir al encuentro para la escucha y el diálogo y también acoger y generar ámbitos para realizar un trabajo conjunto con los de dentro. Para ello se propone un trabajo en cuatro líneas: primer anuncio del Evangelio, acompañamiento a las personas, presencia misionera en la vida pública y procesos formativos.


Servicio de comunión, asesoramiento y ayuda a las oficinas para la protección de menores

También se ha aprobado la creación de un servicio de asesoramiento para las oficinas diocesanas para la protección de los menores y la prevención de abusos. Este servicio de comunión y ayuda se presta a las oficinas diocesanas creadas en toda España para apoyar sus trabajos en las diversas áreas de su actividad. Se estará también a disposición de las oficinas creadas por las congregaciones religiosas.


Nuevo texto del testamento vital

La Subcomisión Episcopal para la Familia y Defensa de la Vida ha presentado a la Asamblea un informe acerca de la eutanasia y el testamento vital y la propuesta de un nuevo texto de Declaración de Instrucciones previas y voluntades anticipadas, que ha sido aprobado por la Plenaria. 

La persona que firme este texto manifiesta su deseo de que “si llegara a padecer una enfermedad grave e incurable o a sufrir un padecimiento grave, crónico e imposibilitante o cualquier otra situación crítica; que se me administren los cuidados básicos y los tratamientos adecuados para paliar el dolor y el sufrimiento; que no se me aplique la prestación de ayuda a morir en ninguna de sus formas, sea la eutanasia o el “suicidio médicamente asistido”, ni que se me prolongue abusiva e irracionalmente mi proceso de muerte”.

También pide “ayuda para asumir cristiana y humanamente mi propia muerte y para ello solicito la presencia de un sacerdote católico y que se me administren los sacramentos pertinentes”.

Modelo de documento a firmar.

A mi familia, al personal sanitario, a mi párroco o al capellán católico:

Si me llega el momento en que no pueda expresar mi voluntad acerca de los tratamientos médicos que se me vayan a aplicar, deseo y pido que esta Declaración sea considerada como expresión formal de mi voluntad, asumida de forma consciente, responsable y libre, y que sea respetada como documento de instrucciones previas, testamento vital, voluntades anticipadas o documento equivalente legalmente reconocido.

Considero que la vida en este mundo es un don y una bendición de Dios, pero no es el valor supremo absoluto. Sé que la muerte es inevitable y pone fin a mi existencia terrena, pero desde la fe creo que me abre el camino a la vida que no se acaba, junto a Dios.

Por ello, yo, el que suscribe …………………………………………………………………………………. (nombre y apellidos), de sexo…………………………….., nacido en………………………… con fecha …………………., con DNI o pasaporte nº……………………………. y tarjeta sanitaria o código de identificación personal nº……………………………………., , de nacionalidad…………………….., con domicilio en……………………………………………… (ciudad, calle, número) y con  número de teléfono ……………………………,

MANIFIESTO

Que tengo la capacidad legal necesaria y suficiente para tomar decisiones libremente, actúo de manera libre en este acto concreto y no he sido incapacitado/a legalmente para otorgar el mismo:

Pido que, si llegara a padecer una enfermedad grave e incurable o a sufrir un padecimiento grave, crónico e imposibilitante o cualquier otra situación crítica; que se me administren los cuidados básicos y los tratamientos adecuados para paliar el dolor y el sufrimiento; que no se me aplique la prestación de ayuda a morir en ninguna de sus formas, sea la eutanasia o el “suicidio médicamente asistido”, ni que se me prolongue abusiva e irracionalmente mi proceso de muerte.

Pido igualmente ayuda para asumir cristiana y humanamente mi propia muerte y para ello solicito la presencia de un sacerdote católico y que se me administren los sacramentos pertinentes.

Deseo poder prepararme para este acontecimiento final de mi existencia, en paz, con la compañía de mis seres queridos y el consuelo de mi fe cristiana.

Suscribo esta Declaración después de una madura reflexión. Y pido que los que tengáis que cuidarme respetéis mi voluntad.

Designo para velar por el cumplimiento de esta voluntad, cuando yo mismo no pueda hacerlo, a………………………………, DNI ……… , domicilio en ……………………. y teléfono………….. y designo como sustituto de este representante legal para el caso de que éste no pueda o quiera ejercer esta representación  a……………………………….., DNI ……… , domicilio en ……………………. y teléfono…………..

Faculto a estas mismas personas para que, en este supuesto, puedan tomar en mi nombre, las decisiones pertinentes.

 En caso de estar embarazada, pido que se respete la vida de mi hijo.

Soy consciente de que os pido una grave y difícil responsabilidad. Precisamente para compartirla con vosotros y para atenuaros cualquier posible sentimiento de culpa o de duda, he redactado y firmo esta declaración.

Firma:                                       Fecha:                                                         DNI:



Nueva ley educativa

Los obispos también han hablado estos días sobre Educación. Mons. Alfonso Carrasco Rouco, presidente de la Comisión Episcopal para la Educación y Cultura, ha informado sobre los trabajos realizados en diversos ámbitos en relación a la nueva ley educativa.

Uno de estos trabajos es la actualización del currículo del área de Religión Católica, desde Educación Infantil hasta Bachillerato, para adaptarlo al marco curricular de la LOMLOE. Un proceso que se ha iniciado con la organización, el pasado mes de marzo, del foro «Hacia un nuevo currículo de religión» con la participación de expertos de todos los ámbitos educativos que ha permitido considerar todas las cuestiones que deben tenerse en cuenta en la revisión del currículo de Religión Católica. Mons. Carrasco ha informado a la Plenaria de la síntesis de este foro. Más información pinchando aquí.

Dentro de esta Comisión, Mons. Carrasco ha presentado la creación de un departamento de Pastoral del Deporte que haga presente la misión de la Iglesia en este campo importante de la actividad humana.



Institución de laicos acólitos y lectores con carácter estable

Los obispos españoles también han estudiado estos días la puesta en marcha de la carta del papa Francisco Spiritus Domini, para la institución estable de laicos como lectores y acólitos. Para ello han trabajado sobre el informe elaborado por la Comisión Episcopal para la Liturgia en coordinación con la Comisión Episcopal para la Evangelización, Catequesis y Catecumenado, acerca de los criterios litúrgicos, formativos y pastorales. Se ha previsto la preparación de un plan de formación para las personas que vayan a ser instituidas para esos ministerios laicales.



Otras informaciones

Dentro del ámbito de la Comisión Episcopal para la Liturgia, la Plenaria ha aprobado el nuevo ritual de exequias, el Misal y al Leccionario para las misas de la Bienaventurada Virgen María; y a la traducción de los textos Litúrgicos de la Memoria libre de la Bienaventurada Virgen María de Loreto.

La Comisión Episcopal para los Laicos, la Familia y la Vida ha informado sobre el Año “Familia Amoris Laetitia” (19 de marzo de 2021-26 de junio de 2022) convocado por el papa Francisco en el 5º aniversario de la publicación de la exhortación apostólica Amoris Laetitia y sobre la consulta acerca de la “Pastoral de Mayores”, a instancias de Roma. Los obispos han acordado celebrar cada 26 de julio, memoria de S. Joaquín y Sta. Ana, la fiesta de los abuelos.

Los obispos han recibido información sobre las implicaciones para la Iglesia en España de la obligación del cumplimiento normativo y de la necesidad de un plan de “Compliance” en las instituciones eclesiales. Para ello se ha contado con la exposición del profesor de la Facultad de Derecho Canónico de la Universidad de Navarra, Diego Zalbidea González.

También han intervenido en la Plenaria el rector de la Iglesia Nacional Española en Roma, Jaime Brosel Gavilá, para explicar la situación actual de dicha Iglesia, y el P. Antonio España, SJ, Provincial de los Jesuitas, para hablar sobre el Camino Ignaciano.

Los presidentes de las Comisiones Episcopales han tenido la oportunidad de comunicar las actividades que han desarrollado desde la Plenaria anterior. La Asamblea Plenaria, además, ha recibido información sobre el estado actual de Ábside (TRECE y COPE).

Los obispos miembros de la Asamblea Plenaria han elegido a Mons. José Manuel Lorca, obispo de Cartagena, nuevo presidente de la Comisión Episcopal para las Comunicaciones Sociales. Sustituye a Mons. Juan del Río, fallecido el pasado 28 de enero. Mons. Lorca Planes era miembro del Consejo Episcopal de Economía, del que ahora formará parte el obispo coadjutor de Almería, Mons. Antonio Gómez Cantero.

Por otro lado, no se ha aceptado la renuncia del arzobispo de Valladolid, cardenal Ricardo Blázquez, como Gran Canciller de la Universidad Pontificia de Salamanca y se le ha pedido que siga en el cargo hasta la próxima Plenaria.

Como es habitual en la primera Plenaria del año, se han aprobado las Intenciones de la Conferencia Episcopal Española del año 2022 por las que reza el Apostolado de Oración-Red Mundial de Oración del Papa. También se han tratado diversos asuntos económicos y de seguimiento. 

Por último, con respecto al tema de asociaciones nacionales, se ha aprobado la modificación de estatutos para el Movimiento de Acción Católica “Juventud Obrera Cristiana” (JOC). Se han aprobado los estatutos y erección de la “Fundación Educativa Filipense”; de la Fundación Educativa “José Grás” y de la Federación de Cáritas diocesanas “Cáritas Federadas en Galicia”; además de la supresión de la “Asociación española de musicólogos eclesiásticos”.

23/04/2021

Carta del Papa a la Cumbre Iberoamericana de Andorra

Con fecha 21 de abril, el Santo Padre Francisco -el primer Papa iberoamericano de la historia- ha enviado una Carta a la XXVII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno, a través de su Secretaria General, Sra. Rebeca Grynspan.

Este es el texto de la Carta:

A Su Excelencia
Sra. Rebeca Grynspan Mayufis
Secretaria General 
de la Secretaría General Iberoamericana,

Al saludarla atentamente, Sra. Secretaria General, deseo, por medio de la presente, enviar mi saludo a todos los Jefes de Estado y de Gobierno que participan en la XXVII Cumbre Iberoamericana, en un contexto particularmente difícil por los terribles efectos de la pandemia de Covid-19 en todos los ámbitos de la vida cotidiana, que ha exigido enormes sacrificios a cada Nación y a sus ciudadanos, y que llama a toda la comunidad internacional a comprometerse, unida, con espíritu de responsabilidad y de fraternidad, a enfrentar los muchos desafíos ya en acto, y aquellos que vendrán.

En primer lugar, deseo recordar a los millones de víctimas y de enfermos. Ruego por ellos y por sus familiares. La pandemia no ha hecho distinciones y ha golpeado a personas de toda cultura, credo, estrato social y económico. Todos conocemos y hemos sentido la pérdida de alguna persona cercana que ha fallecido por el coronavirus, o que ha sufrido los efectos del contagio. Todos somos conscientes de lo duro que es para las familias no haber podido estar cerca de sus amigos o parientes para ofrecerles cercanía y consuelo en esos momentos. Todos hemos visto cómo han impactado en tantos niños y jóvenes las consecuencias de esta trágica situación y seguimos con preocupación los efectos que pueda tener para su futuro. Es digna de elogio la ardua labor de los médicos, enfermeros, personal sanitario, capellanes y voluntarios, que, en esos difíciles momentos, además de tratar a los enfermos, con riesgo de sus vidas, han sido para ellos el familiar y el amigo que les faltaba. 

Al reconocer los esfuerzos en la búsqueda de una vacuna efectiva para el Covid-19 en tan breve tiempo, deseo reiterar que la inmunización extensiva debería ser considerada como un “bien común universal”, noción que requiere acciones concretas que inspiren todo el proceso de investigación, producción y distribución de las vacunas. 

En este ámbito, son particularmente bienvenidas las iniciativas que buscan crear nuevas formas de solidaridad a nivel internacional, con mecanismos dirigidos a garantizar una distribución equitativa de las vacunas, no basada en criterios puramente económicos, sino teniendo en cuenta las necesidades de todos, especialmente de los más vulnerables y necesitados.   

En diversas ocasiones he señalado que de esta pandemia tenemos que salir “mejores”, pues la crisis actual es una ocasión propicia para replantear la relación entre la persona y la economía que ayude a superar el cortocircuito “de la muerte que vive en todo lugar y en todo tiempo”. Por ello debemos unir esfuerzos para crear un nuevo horizonte de expectativas donde el beneficio económico no sea el objetivo principal, sino la tutela dela vida humana. En este sentido, es urgente considerar un modelo de recuperación capaz de generar soluciones nuevas más inclusivas y sostenibles, dirigidas al bien común universal, realizando la promesa de Dios para todos los hombres.  

Particular consideración se debe otorgar a la necesidad de reformar la «arquitectura» internacional de la deuda,como parte integrante de nuestra respuesta común a la pandemia, pues la renegociación de la carga de deuda de los Países más necesitados es un gesto que ayudará a los pueblos a desarrollarse, a tener acceso a las vacunas, a la salud, a la educación y al empleo. Tal gesto debe ir acompañado por la puesta en práctica de sólidas políticas económicas y por una buena administración que llegue a los más pobres.

Destaco la urgencia de tomar medidas que permitan el acceso a una financiación externa, a través de una nueva emisión de Derechos Especiales de Giro, llamando a una mayor solidaridad entre los Países, que consienta que los fondos sean destinados para impulsar y alentar el desarrollo económico y productivo, con el fin de quetodos puedan salir de la actual situación con las mejoresposibilidades de recuperación. 

Nada de esto será posible sin una férrea voluntad política que tenga la valentía de decidir cambiar las cosas, principalmente las prioridades, para que no sean los pobres los que paguen el costo más alto de estos dramas que están golpeando a nuestra familia humana. 

Augurando los mejores éxitos a la XXVII CumbreIberoamericana, les aseguro mi oración para que el encuentro sea fructífero, e invoco sobre todos los participantes y los pueblos a los que representan, abundantes bendiciones divinas.

Desde el Vaticano, 21 de abril de 2021

​​​​​​​​FRANCISCO​

Sant Julià de Lòria acull la XV Jornada de Mestres i Professors de Religió de Catalunya i Andorra

El proper dissabte 24 d’abril, Sant Julià de Lòria acull l’Eucaristia de clausura de la XV JORNADA DE MESTRES I PROFESSORS DE RELIGIÓ de Catalunya i Andorra. La celebració es retransmetrà des de l’església parroquial de Sant Julià de Lòria pel canal LòriaTV. Serà presidida per l’Arquebisbe d’Urgell, Mons. Joan-Enric Vives i comptarà amb la presència de la ministra d’Educació i Ensenyament Superior, Ester Vilarrubla, així com dels delegats d’ensenyament de les diòcesis amb seu a Catalunya i de la FECC.

La Jornada ha tingut enguany un format on-line, i s’ha dut a terme al llarg de les dues setmanes anteriors. Els mestres, professors de religió i altres mestres d’escoles participants, han seguit les diferents unitats de formació, adreçades als docents de les diòcesis amb seu a Catalunya, entre elles el Bisbat d’Urgell i per tant el Principat d’Andorra. Les sessions de treball foren iniciades amb les paraules de benvinguda i de coratge, de l’Arquebisbe de Tarragona Mons. Joan Planellas, bisbe president del Secretariat Interdiocesà d’Ensenyament de la Religió a Catalunya, (SIERC).

Entre les diferents sessions de formació que s’han impartit us destaquem “Entendre una església” —en col·laboració amb Catalonia Sacra— “Eines per a la classe de religió”, “l’Avaluació competencial” o “El Pacte Educatiu Global del Papa Francesc”. També s’ha comptat amb quatre webinars preparats específicament per la jornada de les editorials Santillana, Edebé, Cruïlla i Baula.

La cloenda de la Jornada i la celebració de l’Eucaristia es realitzarà la tarda del dissabte 24 d’abril, a partir de les 19h30 i serà semi-presencial. Es podrà seguir en directe pel canal LòriaTV (168 d’Andorra Telecom).

És previst que l’acte de cloenda s’iniciï amb unes paraules de l’Arquebisbe de Tarragona i del Jesuïta Pare Enric Puig SJ. Secretari General de la Fundació Escola Cristiana de Catalunya.
 

Més informació:

http://jornadamestresiprofessosreligio.com/

http://pastoralfecc.blogspot.com/2021/03/aquestes-son-les-4-unitats-didactiques.html

XXVII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno

El Arzobispo de Urgell y Copríncipe de Andorra, Mons. Joan-Enric Vives, participó en los actos programados para inaugurar la XXVII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno que tiene lugar en el Principado de Andorra los días 20 y 21 de abril de 2021. 

El día 20 de abril el Copríncipe Episcopal S.E. Joan-Enric Vives, junto con el Jefe de Gobierno de Andorra, M.I. Sr. Xavier Espot, recibió con los máximos honores en el Centro de Congresos de Andorra la Vella, a los Jefes de Estado y de Gobierno que se habían desplazado para participar presencialmente en la Cumbre: el Rey de España S.M. Felipe VI; el Presidente de Portugal, Excmo. Sr. Marcelo Rebelo de Sousa; el Presidente de República Dominicana, S.E. Luis Abinader y el Presidente de la República de Guatemala, Excmo. Sr. Alejandro Giammattei así como el Presidente de Gobierno de España, Excmo. Sr. Pedro Sánchez; el Primer Ministro de Portugal, Excmo. Sr. António Luís Santos da Costa y la Secretaria General Iberoamericana, S.E. Rebeca Grynspan 

Los Jefes de Estado y de Gobierno, acompañados por el Copríncipe y por el Jefe de Gobierno de Andorra, rindieron honores a la bandera y pasaron revista a la policía de gala y posteriormente fueron interpretados los himnos nacionales de los diferentes países asistentes a la cumbre y el del Principado de Andorra. 

Posteriormente en el XIII Encuentro Empresarial Iberoamericano tuvo lugar el conversatorio de Jefes de Estado y de Gobierno en el Centro de Congresos de Andorra la Vella. 

Por la tarde en el Complejo Sport Hotels Resort & Spa de Soldeu (Canillo) tuvo lugar la ceremonia de inauguración de la XXVII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno con los Parlamentos del Jefe de Gobierno de Andorra, M.I. Sr. Xavier Espot; de la Secretaria General Iberoamericana, Excma. Sra. Rebeca Grysnpan; del Representante personal del Copríncipe francés, M.I. Sr. Patrick Strzoda y del Copríncipe Episcopal de Andorra, S.E. Mons. Joan-Enric Vives. 

El Copríncipe dirigió las siguientes palabras: 

 
Majestad, Excelentísimos Señores Presidentes y Jefes de Gobierno,
Sra. Secretaria general
Autoridades, Señoras y Señores:
 

Es para mí un auténtico honor tenerles entre nosotros con motivo de la XXVII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno para dialogar  “Innovación para el desarrollo sostenible – Objetivo 2030. Iberoamérica frente al reto del coronavirus”.

Permítanme que mis primeras palabras esta noche, ante este distinguido Auditorio, sean para recordar con todo afecto a las víctimas fallecidas a causa de la pandemia en todo el mundo, pero especialmente en nuestras naciones iberoamericanas, siempre hermanadas y en momentos de dolor aún más, si cabe. A ellas, a sus familiares, nuestro más sentido pésame y nuestras oraciones. Su dolor es nuestro dolor.

El Principado de Andorra les abraza con todo su corazón y hospitalidad. Somos un Estado independiente, de derecho, democrático y social que hunde sus raíces históricas en el gran emperador Carlomagno. En estos Valles del Pirineo, protegidos por el emperador y los Obispos y Señores feudales, nace con los Pareatges de 1278, firmados entre el Obispo de Urgell y el Conde de Foix, una institución singular, un “Co-Señorío”,  que ha sabido mantenerse en pie desde el siglo XIII hasta nuestros días, bajo la protección del Obispo de Urgell y el Presidente de la República Francesa. Hemos evolucionado mucho, y desde 1993 el Pueblo Andorrano adaptó democráticamente esta singularidad política e institucional a los esquemas actualmente vigentes en la comunidad internacional, aprobando su Constitución democrática, y asumiendo el legado histórico y político de las tradiciones de nuestro pueblo. Somos un Coprincipado parlamentario (CPA art. 4) que los Copríncipes defendemos y representamos como símbolo y garantía de la permanencia y continuidad de Andorra, así como de su independencia y del mantenimiento del espíritu paritario en las tradicionales relaciones de equilibrio con los dos Estados vecinos (art. 44).

Siempre hemos sido un país neutral y pacífico. Sin embargo, esta neutralidad no ha significado aislamiento o carencia de solidaridad. Al contrario, especialmente en el siglo pasado, cuando tuvieron lugar los tristes conflictos europeos, como la Guerra Civil Española o la Segunda Guerra Mundial, Andorra acogió a los que huían del terror y de la violencia. Nuestro Principado, además, ha gozado de una paz ininterrumpida a lo largo de siete siglos de independencia, y somos un santuario de paz y un paraje que eleva a la contemplación de la naturaleza y al goce espiritual.

La Comunidad Iberoamericana de Naciones, tan digna y altamente representada aquí en su Majestad el Rey y en Vuestras Excelencias, constituye una comunidad de afinidades a la que el Principado de Andorra está integrado de manera natural, por razones geográficas, pues somos uno de los tres Estados soberanos existentes en la Península Ibérica; también por afinidades lingüísticas, ya que coexisten en nuestro Estado las tres principales lenguas ibéricas, castellano, catalán y portugués. Y además afinidades culturales y lazos familiares fraternos.

Somos el miembro más reciente y el más pequeño de la Conferencia Iberoamericana de Naciones. Con una historia y una cultura de puente entre el sur y el norte de los Pirineos, nuestro Principado con sus instituciones, antiguas y originales, se ha afianzado en la modernidad desde la prudencia y la cultura de la paz. Andorra promueve el plurilingüismo y la diversidad como valores relacionados con su propia identidad, quiere apostar decididamente por la ciencia, la tecnología y la innovación, la defensa del medio ambiente, así como la educación, sin olvidar la inclusión social y la promoción de la autonomía de las personas más vulnerables, como las personas con discapacidad, una prioridad en nuestro sistema educativo que nos enorgullece como País.

En 2018 el Ministerio de Asuntos Exteriores de Andorra asumió la Secretaría Pro Tempore (SPT) de la Conferencia Iberoamericana, sucediendo a la República de Guatemala, cuyo Presidente nos honra hoy con su presencia. En aquel momento el lema de la Secretaría Pro Tempore ya tenía una dimensión transversal (la innovación) y tres dimensiones de sostenibilidad (la medioambiental, la económica y la social) pero la pandemia ha hecho emerger con fuerza una no prevista inicialmente: la dimensión sanitaria.

En efecto, treinta años después de la primera Cumbre Iberoamericana, celebrada en 1991 en Guadalajara de México, el mundo en su conjunto, e Iberoamérica en particular, estamos inmersos en un acelerado proceso de revisión de sus políticas y medidas necesarias par afrontar los desafíos del futuro, dónde el multilateralismo emerge como vital e imprescindible para encontrar soluciones justas, comunes y coordinadas a las crisis. Un multilateralismo que tiene hoy en día una fuerte dimensión y acento sanitario. El Papa Francisco, por primera vez en la historia un Papa argentino y de nuestra comunidad iberoamericana, en su reciente Mensaje de Pascua, a principios de este mes de abril, ha recordado que todos estamos llamados a combatir la pandemia, y que las vacunas son una herramienta imprescindible. Atendiendo a lo que el Papa ha llamado un “internacionalismo de las vacunas”, también creo que nuestra fraternidad Iberoamericana debe sentirse urgida a un compromiso común para su distribución solidaria, especialmente hacia los países con menos recursos o influencias. La pandemia ha sido global, y el acceso, compra y distribución de las vacunas, a precios accesibles, ha de ser también universal. ¡Hagámoslo posible! Debemos aumentar la cooperación internacional, sin dejar a nadie atrás, especialmente a los más vulnerables de la sociedad, según lo acordado en la Agenda 2030, que es nuestro gran acuerdo y compromiso en favor de la cooperación a escala global. Lo necesitaremos para fomentar la recuperación económica que nuestras Naciones tanto precisan, especialmente los colectivos con mayor situación de vulnerabilidad.

Permítanme terminar mis palabras agradeciendo de forma sincera el arduo trabajo que la Presidencia Pro Témpore del Principado de Andorra en colaboración con la Secretaría General Iberoamericana, han realizado durante más de dos años, en lo que ha supuesto la presidencia más larga de la historia de las Cumbres. Deseo mencionar a la Excma. Sra. Rebeca Grynspan, Secretaria general Iberoamericana tanto ha colaborado al buen éxito de esta Cumbre. Unidos en nuestra fraternidad, trabajaremos por que los compromisos alcanzados sean fructíferos y duraderos.

En nombre de las Autoridades y del Pueblo del Principado de Andorra, así como en el del Copríncipe francés M. Emmanuel Macron y en el mío propio, les agradecemos su presencia y auguramos una exitosa Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno con grandes frutos para nuestro futuro fraterno.

Muito obrigado pela vossa presença em Andorra e parabéns a todos.

Moltes gràcies per la seva atenció.
 
A continuación, tuvo lugar la cena de gala en honor de los Jefes de Estado y de Gobierno, que fue encabezado por el brindis de honor a cargo del Copríncipe Episcopal, al que respondió S.M. El Rey de España Felipe VI en nombre de los países que forman parte de la Conferencia Iberoamericana.