Epifanía en la Catedral y en la Residencia del Seminario

El día 6 de enero el Arzobispo Joan-Enric, acompañado por el Vicario general y el Secretario general del Obispado, presidió en la Catedral de Sta. Maria de La Seu d'Urgell la solemnidad de la Epifanía del Señor. Destacó tres actitudes que se desprendían del Evangelio del día: "entrar", "ver" y "adorar". Entrar, con lo que significa dejar un lugar para entrar en otro, observando las estrellas, dejándose guiar, indicando dejar lo que uno cree poseer, confortablemente, para acoger con fe y humildad a Jesús y su Madre, como hicieron los Magos. Ver, profundizar, mirar de verdad y contemplar quién es este Niño perseguido por Herodes y que sufrirá el exilio en Egipto, pero que es la Luz que les ha guiado, en su búsqueda de fe; la luz que retira las tinieblas y los miedos. Y "adorar" o hacerle homenaje, con sus regalos de oro, incienso y mirra, con todo lo que significan. Adorar es la vocación de la persona, para servir, y amar a Dios y al prójimo con todo el corazón y todas las fuerzas. Dar todo y darse del todo.

También habló de la luz que debe ser la fe para nosotros, chispa pequeña o gran foco, que guía nuestro caminar en la tierra, con la esperanza de encontrar la plenitud de la Luz eterna. También de la llamada a los paganos que vienen a adorar a Jesús, llamada a la universalidad de la fe y de la apertura misericordiosa a semejanza del Padre del hijo pródigo y del hijo mayor.

Seguidamente tuvo lugar una comida de fiesta y hermandad en la residencia del Seminario con los sacerdotes mayores y los seminaristas, con cantos de Villancicos por parte de todos. Todos recibieron un pequeño obsequio del Sr. Arzobispo: una lámpara de madera de olivo hecha por los cristianos palestinos de Belén, que recuerde que siempre tenemos que vivir iluminados por la luz de Jesús y dejándola reflejar en nuestras vidas, luz que se convierta paz para todos.

Representación de las Clarisas de Balaguer sobre la adoración de los Magos

Las Hermanas Clarisas del Monasterio del Santo Cristo y Sta. Clara de Balaguer, al finalizar la misa del día 6 de enero, solemnidad de la Epifanía, ofrecieron a los fieles una breve coreografía, representación de la llegada de los Magos y la adoración de Jesús, en la iglesia del Santuario del Santo Cristo.

La Solemnidad de la Epifanía del Señor, "recuerda tres manifestaciones del gran Dios y Señor Jesucristo: en Belén, Jesús Niño, al ser adorado por los magos; el Jordán, bautizado por Juan, al ser ungido por el Espíritu Santo y llamado Hijo por Dios Padre; y en Caná de Galilea, donde manifestó su gloria, transformando el agua en vino en una boda (elogio del Martirologio Romano).

Visitas de los Reyes a muchas iglesias de la Diócesis

La tarde / noche del día 5 de enero, víspera de la Epifanía del Señor, varias iglesias de la Diócesis de Urgell recibieron la visita de los Reyes Magos de Oriente y de algunos pajes colaboradores en la entrega de los regalos a los niños. Visitaron las instituciones residenciales de enfermos y ancianos por fuera y los ayuntamientos, donde fueron recibidos por los alcaldes respectivos, y algunos niños y familias que llenos de ilusión esperaban que les regalarían algo. Quisieron pasar también a venerar al Niño Jesús de muchas Parroquias, como fue el caso de Agramunt, Sant Julià de Lòria, y otros.

Acompañados por el repique de campanas se dirigieron, como marca la tradición, hasta el templo para venerar la imagen del Niño Jesús, la misma imagen que los días de las fiestas de Navidad ha presidido el presbiterio y ha acompañado las celebraciones litúrgicas del tiempo de Navidad y Epifanía. Este año ha faltado el acompañamiento masivo de los niños y niñas, debido a las medidas sanitarias restrictivas, que no les han permitido hacerse presentes en este primer momento de la llegada de los Reyes Magos, y sólo lo han seguido telemáticamente vía on line.

En Agramunt la real comitiva se fotografió bajo la portada románica de la iglesia, donde hay esculpida la imagen de la Adoración de los Reyes al Niño Jesús, sentado en el regazo de su Madre, la Virgen María. Grandes y pequeños pidieron a los Reyes Magos poder superar la Covid-19 y recuperar la normalidad en nuestras fiestas y tradiciones.

IV Curso para nuevos formadores. Formarse para formar: Empezar en el Seminario

El día 4 de enero de 2021 tuvo lugar el IV Curso para nuevos formadores de Seminarios: "Formarse para formar. Empezar en el Seminario. La dimensión humana en la formación inicial". Participaron una veintena de rectores y formadors de Seminarios Mayores y Menores de toda España. Inauguró la Jornada el Arzobispo de Urgell Mons. Joan-Enric Vives, Presidente de la Comisión episcopal para el Clero y los Seminarios, acompañado por el Vicepresidente Mons. Jesús Vidal, obispo Auxiliar de Madrid. Dirigía la sesión el Director del Secretariado de Seminarios Rv. Sergio Requena.

Tres grandes aportaciones a modo de ponencias constituyeron el grueso de la Jornada. Primero el Rector del Seminario de Valencia, Rv. Mn. Fernando Ramón Casas, disertó sobre "La dimensión humana en la formación. Integrarse en el equipo de formadores". Después Mons. Jesús Vidal, obispo aux. de Madrid expuso sobre "Los fundamentos de la formación y sus 4 dimensiones".

Por la tarde fue el Rector del Seminario de Ávila, Rv. Gaspar Hernández Peludo, quien explicó la temática en torno a "La entrevista personal y los coloquios en el proceso formativo".

Un largo tiempo de diálogo entre los participantes y los ponentes cerró una Jornada provechosa que sirviéndose de las técnicas de comunicación on line facilitará la formación permanente de los Formadores con nuevas Jornadas de un día.