Consejo Diocesano de Cáritas en La Seu

El sábado 19 de noviembre tuvo lugar, en la Casa del Obispado, la reunión del Consejo Diocesano de Cáritas. La reunión estuvo presidida por el Presidente de Cáritas Diocesana de Urgell, Mons. Joan-Enric Vives y por su director Sr. Josep Casanova, y asistieron la representación de la mayoría de Cáritas Parroquiales del Obispado de Urgell. Siguiendo el orden del día, el primer momento fue para el saludo del sr. Arzobispo que agradeció la labor que se lleva a cabo desde Cáritas, en estos momentos de dificultades sociales y económicas que se están viviendo, y pidió que valoráramos este Consejo como experiencia viva de sinodalidad. Y seguidamente tuvo lugar la oración inicial.

Después tomaron la palabra la Coordinadora de Cáritas de Urgell, Sra. Marta Fortuny y el Director de la entidad Sr. Josep Casanova que hicieron una esmerada explicación de las actividades de Cáritas a nivel de acción caritativa y social y también en su vertiente económica. Una explicación que permitió ver la labor que lleva a cabo Cáritas, que poniendo cifras se tradujo en 251.587,80 euros, entre enero y octubre de este año, destinadas a ayudas sociales para los más vulnerables, que han beneficiado 635 hogares y un total de 1.487 personas. Ayudas que van destinadas a alimentación, vivienda, salud, gente mayor, ayudas escolares y otros, y que llegan a toda la geografía diocesana desde las grandes poblaciones a los pequeños pueblos que también están viviendo las dificultades económicas, así los puntos de atención van llegando a poblaciones que hasta hace poco no necesitaban las intervenciones de ayuda y apoyo de la Cáritas Diocesana y la Cáritas Parroquial, con mayor precesión en 52 parroquias diferentes de nuestro Obispado.

El Informe económico ofrecido por el Director habló de aportaciones, inversiones y previsiones que hacían aumentar las cifras económicas de Cáritas, inversiones que buscan poder ayudar a los más vulnerables, que tras la pandemia sanitaria y con los estragos de la guerra se ven afectados por una pandemia de pobreza social, que afecta a muchas familias, niños y ancianos de las parroquias urgelitanas. También informó del trabajo que se realiza en el grupo Grapats i Nougrapats, resaltando su función socializadora y generadora de trabajo para las personas acogidas en estos programas laborales de Cáritas de Urgell, entre ellas personas con discapacidades que necesitan de éstos proyectos sociales de acompañamiento y de ofrecimiento de trabajo. Y a pesar de las dificultades económicas que a veces generan estas empresas existe la satisfacción para el colectivo de vulnerables y discapacitados que son normalizados en el mundo laboral de la sociedad, tal y como pide el Evangelio y la Doctrina Social de la Iglesia.

La Sra. Fortuny también explicó cómo Cáritas de Urgell va implementando la norma “Compliance”, que permite ofrecer a trabajadores, voluntarios y usuarios de Cáritas Diocesana unos protocolos de atención y buen servicio para todas las partes. También se informó al Consejo de la necesidad de elaborar un reglamento de régimen interno que vele por todo lo que acontece en el día a día y que ayudará en su buen y correcto funcionamiento.

Mn. Jaume Mayoral y el Coordinador de Comunicación Sr. Xavier Bonet presentaron la Campaña y las acciones que se llevarán a cabo esta próxima Navidad y que deben servir para sensibilizar y obtener fondos para Cáritas y su acción caritativa y social. Desde la Campaña de “Cava amb Cor”, hasta la acción navideña hecha a través de unas sillas para adornar y poder vender para recaudar dinero y colaboraciones económicas.

A lo largo del Consejo Diocesano los asistentes pudieron intervenir para aportar sus sugerencias, dudas y comentarios, intervenciones que dinamizaron y enriquecieron el encuentro diocesano. A las 13,45h se levantó la sesión con el rezo de Ángelus y acto seguido en la Residencia de la Sagrada Familia se compartió una comida fraterna.