XXX Encuentro Nacional del Ordo Virginum

Del 3 al 7 de agosto tuvo lugar el XXX Encuentro Nacional del Ordo Virginum en Zaragoza, en la casa de espiritualidad Santos Ángeles, de las Hermanas Angélicas. Participaron una cuarentena de vírgenes consagradas de los obispados de España, entre ellos, del obispado de Urgell.

Las acompañó el dominico P. Jesús Galdeano, Vicario Episcopal para la Vida Consagrada y delegado para el Ordo Virginum de la archidiócesis de Pamplona y Tudela.

El primer día dirigió unas palabras de bienvenida y ánimo el obispo emérito de Getafe y miembro de la Comisión episcopal para la Vida Consagrada, Mons. Joaquín M. López de Andújar; y el obispo de León, Presidente de la Comisión Episcopal para la Vida Consagrada, Mons. Luis Ángel de Las Heras. Ambas intervenciones fueron telemáticas ya que no pudieron estar presentes por diversos motivos de fuerza mayor. En su lugar, asistió en representación de los obispos, la religiosa Mª José Tuñón Calvo, Directora del Secretariado de la Comisión episcopal para la Vida Consagrada y consultora de la Congregación Vaticana de Vida Consagrada.

Fueron días intensos de formación, oración y convivencia, además de visitas culturales a la ciudad histórica de Tarazona, al parque natural del Moncayo, a la Basílica de Nuestra Señora del Pilar y la visita a la magnífica catedral de Zaragoza.

El último día, en la Eucaristía en la catedral de Tarazona, realizaron la renovación de su consagración en el seno del Ordo Virginum.

Las ponencias que se expusieron a lo largo de los tres días ayudaron a profundizar en las raíces históricas, teológicas y eclesiales del carisma. El P. Enrique Eguiarte Bendímez, O.A.R. profesor de patrística en Roma, habló de la actualidad de pertenecer al Ordo Virginum y de las características teológicas y prácticas que comporta.

El segundo día, María José García Cabrera, virgen consagrada de la diócesis de Tenerife y profesora, realizó una exposición vivencial a partir de la oración consacratoria del ritual de consagración de vírgenes.

Y, por último, el Dr. Jesús Moreno Led, presbítero de Tarazona y profesor, habló de la iglesia local y la fraternidad del Ordo virginum.

El carisma de las vírgenes consagradas es antiguo y actual a la vez: mujeres consagradas de forma pública que dan testimonio de su compromiso evangélico, viviendo del propio trabajo, inmersas en el mundo y en su cultura, y arraigadas en una Iglesia local.