Confirmaciones en Tremp

El día 26 de junio, domingo XIII durante el año, el Arzobispo de Urgell administró el sacramento de la Confirmación a 11 jóvenes de la Parroquia de Nuestra Señora de Valldeflors de Tremp. Concelebró con él el secretario, Mn. David Codina, en ausencia por enfermedad del Sr. Rector y Arcipreste, Mn. Emili Villegas.

En su homilía, el Arzobispo Joan-Enric explicó de forma mistagógica la misa dominical, que retoma los domingos del tiempo ordinario, y glosó la Palabra de Dios proclamada. En la primera lectura (1R 19,16b.19-21) Elías echa el manto a Eliseo para indicarle la misión que deberá llevar a cabo como ayudante del profeta. La misión urge a Eliseo y debe urgirnos a todos, sin anteponer nada a Dios. Dios debe ser nuestro todo. Esto mismo es proclamado en el Evangelio (Lc 9,51-62) cuando Jesús responde a un discípulo que le había dicho que le seguiría por donde quiera que fuera, que “los zorros tienen madrigueras y los pájaros nidos, pero el Hijo de l 'hombre no tiene donde reposar la cabeza”. La misión reclama urgencia y total disponibilidad, sin cálculos. También reclama la radicalidad que Jesús reclama a los discípulos: “deja que los muertos entierren a sus muertos y tú ve a anunciar el Reino de Dios”. Por último, la misión para Jesús reclama la entrega de la totalidad de la persona, sin mirar atrás, quemando todas las naves de la vida “nadie que mira atrás cuando ya tiene la mano en el arado, no es apto para el Reino de Dios”. Dirigiéndose a los jóvenes les pidió perseverar en la catequesis recibida en la escuela y en la familia y en la fe en Jesucristo, nutriéndose de la Eucaristía y de la oración asidua, y les explicó catequéticamente los principales momentos del sacramento que iban a recibir: la renovación de las promesas bautismales, la imposición de las manos, la crismación y su Amén personal a la acción que Dios hace, de darles sin mérito alguno su Espíritu Santo.

Al final de la Misa el Arzobispo regaló a los jóvenes un Nuevo Testamento, pidiendo que ya este verano de vacaciones escolares y cada día pudieran leer un breve fragmento, que les ayudaría mucho.

En la Eucaristía se rezó de manera especial por el eterno reposo de quien fue Rector de la Parroquia de Tremp, Mn. Joan Antoni Mateo, que ese mismo día hacía un año, sufrió un gravísimo accidente vascular que le provocó la muerte al cabo de una semana.

Los cantos de la Misa fueron solemnizados al órgano por la organista, Sra. Meritxell Fortuny.

Fotos: Casa Uriach fotografia