Reunión del Consejo Presbiteral y los Arciprestes

El día 31 de mayo tuvo lugar de forma telemática la reunión ordinaria del Consejo Presbiteral de Urgell con los Arciprestes. Presidieron la reunión el Arzobispo Joan-Enric y los Vicarios. La reunión comenzó con una oración inicial en la fiesta litúrgica de la Visitación de María y se contagiaron bien especialmente todas las víctimas de la pandemia y algunas informaciones sobre la Diócesis que ofreció el Sr. Arzobispo.

El Director voluntario de Cáritas Diocesana y miembro del Consejo, Sr. Josep Casanova, presentó la actuación llevada a cabo desde los inicios de la pandemia, en marzo de 2020, con el incremento que ya Cáritas ha ido explicando a lo largo de estos meses con colectas especiales, aportaciones de donativos y aportaciones los sueldos de los sacerdotes durante más de seis meses. Esto ha significado que se han incrementado las ayudas en un 50% más, y que se han mantenido todos los servicios activos por más que la no presencialidad, lo que ha motivado una nueva creatividad para llegar a los más vulnerables. Durante el año 2020 en Cáritas de Urgell ha atendido 1.109 hogares y 2.583 beneficiarios de estos hogares, un 8% más que el año anterior. Un 25% de las personas atendidas por Cáritas de Urgell no habían acudido nunca a Cáritas anteriormente. La pandemia ha aumentado la precariedad laboral ya existente (ERTOS, despidos, destrucción de puestos de trabajo), sólo un 9% de las personas atendidas por Cáritas de Urgell tienen ingresos por un puesto de trabajo respecto al 15% del año anterior. Se ha atendido mayoritariamente a familias con hijos o monoparentales en un 63%. Durante los primeros momentos de la crisis del Covid-19, el número de peticiones de ayuda se vio aumentado y se mantuvo durante todo el año. En Cáritas de Urgell se han destinado 284.809 € en ayudas sociales directas, un 67,55% más respecto del 2019.

A continuación el Delegado diocesano de Liturgia, Mn. Emili Villegas, presentó a los Consejeros dos Cartas apostólicas del Papa Francisco: "Spiritus Domini" sobre el acceso de las mujeres en el ministerio instituido de lector y acólito, y "Antiquum ministerium" sobre el ministerio laical del catequista. Se deliberó sobre las implicaciones concretas de estos dos textos en la Diócesis y se dedicó un diálogo fructífero para hablar sobre la catequesis en el Obispado y sus retos y oportunidades.

A continuación Mn. Antoni Elvira, Vicario de Pastoral, presentó la carta apostólica "Antiquum ministerium" sobre el ministerio laical del catequista. Se deliberó sobre las implicaciones concretas de estos dos textos en la Diócesis y se dedicó un diálogo fructífero para hablar sobre la catequesis al Obispado y sus retos y oportunidades.

El Sr. Arzobispo presentó el itinerario sinodal aprobado por el Papa Francisco para la XVIª Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos, que tendrá lugar en octubre de 2023 con el tema: «Por una Iglesia sinodal: comunión, participación y misión». Mons. Vives explicó sobre las 3 fases del Sínodo:
  1. La apertura será en el Vaticano los días 9-10 de octubre de 2021 y en cada Iglesia particular el 17 de octubre de 2021. De octubre 2021 en abril 2022 será el trabajo en las Iglesias particulares y otras realidades eclesiales. El objetivo es la consulta al Pueblo de Dios a fin de que el proceso sinodal se realice en la escucha a la totalidad de los bautizados. Se enviará un Documento preparatorio, acompañado de un Cuestionario y un Vademecum con propuestas para realizar la consulta en cada Iglesia particular. Hasta octubre de 2021, cada obispo nombrará un responsable diocesano (equipo) de la consulta sinodal, que pueda ser punto de referencia y enlace con la Conferencia Episcopal. Y también a la Conferencia Episcopal habrá un responsable (equipo) que pueda ser referente y enlace con los responsables diocesanos. La consulta a las Diócesis se desarrollará a través de los órganos de participación previstos en el derecho. Y se clausurará con una reunión pre-sinodal, que será el momento culminante del discernimiento diocesano. Y se enviarán las conclusiones.
  2. Después se abrirá un período de discernimiento de los pastores de la Conferencia Episcopal, para que escuchen lo que el Espíritu ha suscitado en las Iglesias. Se redactará una síntesis y se enviará a la Secretaría General del Sínodo con las aportaciones diocesanas. La Secretaría General del Sínodo redactará un primer Instrumentum Laboris, septiembre de 2022.
  3. De  septiembre 2022 a marzo de 2023 se dialogará a nivel continental sobre el texto del primer Instrumentum Laboris, que luego se publicará y enviará. Cada Reunión Internacional de Conferencias Episcopales nombrará asimismo un responsable que pueda ser referente y enlace tanto con las Conferencias Episcopales como con la Secretaría General del Sínodo, antes de septiembre de 2022. Y tendremos un documento final, que se enviará a la Secretaría General en marzo de 2023 y la Secretaría procederá a la redacción del segundo Instrumentum Laboris, antes de junio de 2023.
  4. Y en octubre de 2023 tendrá lugar la fase de la Iglesia Universal. Y se celebrará el Sínodo de los Obispos en Roma.
Otras informaciones que los Consejeros recibieron fueron sobre la Fundación Fiella de Tremp, la gestión del Hotel Santuari de la Casa de espiritualidad del Sto. Cristo de Balaguer y la presentación de los datos sacramentales estadísticas del 2020.