Solemnidad de Pentecostés y Confirmaciones en la Catedral

El sábado 22 de mayo y el domingo 23, Solemnidad de Pentecostés, en la S.E. Catedral de Santa María de La Seu d'Urgell, el Arzobispo Joan-Enric administró el sacramento de la Confirmación a 35 jóvenes de la Parroquia de Sant Ot de La Seu d'Urgell. Acompañó al Arzobispo el Vicario General y Rector de la Parroquia, Mn. Ignasi Navarri, Mn. David Codina, así como los catequistas que han preparado los jóvenes durante su catequesis, y los seminaristas de Urgell.

En su homilía el Arzobispo subrayó cómo Pentecostés es la Pascua granada que hace descender sobre toda la Iglesia el don del Espíritu Santo. Los jóvenes confirmandos de una manera muy significativa reciben la plenitud del Espíritu Santo ya que cuando oirían de labios del Arzobispo "recibe el signo el don del Espíritu Santo" esto indicaba dos cosas: que Dios les daba el don, lo reafirmaba, y, al mismo tiempo, que los jóvenes tenían que abrirse a recibirlo con un corazón abierto y generoso. El Arzobispo exhortó a los jóvenes a estar comprometidos y a pedir la ayuda del Espíritu Santo que les acompañará siempre en su vida como cristianos con sus dones diversos. Un Espíritu Santo que es la fuerza del amor y que es un lenguaje universal que es capaz de hacer que los que hablan varias lenguas, se unan en la lengua universal y común del amor. El Espíritu Santo construye la Iglesia, con todos los bautizados, en la unidad a pesar de la diversidad de dones y carismas existentes. Por eso la Iglesia es una "familia de familias". Además, es la fuerza que hace que, así como lo hicieron los primeros apóstoles, la comunidad cristiana pase de estar cerrada y atemorizada, a ser enviada, misionera, para dar testimonio de Jesús.

Al final de la Misa el Arzobispo regaló a los jóvenes el Nuevo Testamento, y la parroquia una bella estampa de su confirmación y una oración para rezar en familia en el Año de la Familia.