Confirmaciones en Encamp (Principado de Andorra)

El viernes 14 de mayo, Fiesta del Apóstol St. Matías, el Arzobispo de Urgell y Copríncipe de Andorra, Mons. Joan-Enric Vives, administró el sacramento de la Confirmación a 8 jóvenes y 3 adultos de la Parroquia de Sta. Eulalia de Mérida de Encamp. Concelebraron con el Arzobispo el Vicario Episcopal y Rector, Mn. Antoni Elvira y Mn. David Codina. Acolitó la celebración el seminarista Alex Vargas que se encuentra en este curso haciendo la etapa pastoral en la Parroquia de Encamp. 

A su llegada a la Parroquia el Copríncipe fue recibido por los Cónsules Mayor y Menor de la Parroquia, Hbles. Sra. Laura Mas y D. Joan Miquel Rascagnères.

En su homilía el Arzobispo glosó las lecturas proclamadas en la fiesta de San Matías subrayando tres aspectos claves: permanecer en el amor de Jesús, el compromiso y el ser apóstol. Animó a los jóvenes confirmandos a permanecer en el amor de Jesús que habían aprendido en la catequesis y en perseverar en la fe recibida, incluso, yendo a contracorriente. El amor debe ser fiel y constante, en las pequeñas cosas de cada día, y permanecer fiel, por encima de las dificultades o tentaciones de abandono. Una fidelidad en el amor que Dios expresa a través de la elección de San Matías elegido a suertes después de la muerte de Judas y que refleja cómo Dios siempre inspira y acompaña a su pueblo.

En segundo lugar, Mons. Vives animó a los jóvenes al compromiso, a establecer vínculos de caridad, fe y amor concretos con la parroquia y con la sociedad, porque el amor debe concretarse en las obras como el compromiso de los padres para con sus hijos o el de la fidelidad dentro del matrimonio o la vida sacerdotal o consagrada.

Finalmente animó a los jóvenes a ser apóstoles, testimonios "enviados" de Jesús, haciéndolo conocer en sus respectivos ambientes sin vergüenza y dispuestos a ir donde la misión nos espere.

Al final de la Misa el Arzobispo regaló a los jóvenes un Nuevo Testamento y la parroquia una cruz hecha de madera de olivo de Tierra Santa, por lo que el Arzobispo animó a los jóvenes confirmados especialmente a orar intensamente por la paz en Tierra Santa, ante la escalada bélica de los últimos días.