Confirmaciones en Esterri d'Àneu (Pallars Sobirà)

El día 24 de abril, IV Domingo de Pascua, Domingo del Buen Pastor, el Arzobispo de Urgell Mons. Joan-Enric Vives administró el sacramento de la Confirmación a 2 jóvenes de la parroquia de Esterri d'Àneu y 2 jóvenes de Escaló. Concelebraron con el Arzobispo el Rector, Mn. Andreu Rodríguez y el Secretario Mn. David Codina.

En su homilía el Arzobispo destacó cómo todo apóstol es un ungido, un consagrado, que lleva en sí una gracia de Dios y que la comunica al Pueblo de Dios para el que ha sido consagrado y ungido por Cristo. Dirigiéndose a los jóvenes les explicó catequéticamente cómo en la Eucaristía de ese día serían ungidos por la plenitud del Espíritu Santo y que eso les debía llevar a vivir con alegría la amistad y la relación personal con Jesús que durante los años de la catequesis y con los sacramentos de la iniciación cristiana, el Bautismo, la Confirmación y la Comunión, habían recibido como una gracia que les permitiría afrontar su vida más adulta como jóvenes creyentes.

Glosando el Evangelio del Buen Pastor, el Arzobispo subrayó a los jóvenes cómo Jesús es el Buen Pastor, el que da la vida por sus ovejas, que somos nosotros, y especialmente para las más débiles y descarriadas, que las va a buscar, que las carga a hombros y las devuelve al rebaño, sin reprochar que la hubieran abandonado. Animó a los confirmandos a seguir siempre el camino de Jesús y de los mandamientos, no despistarse, emprendiendo otras rutas que los podrían llevar a lugares perniciosos, y les advirtió de las adiciones como pueden ser la droga, la pornografía, el alcohol, el juego... y les animó a hacer caso de sus padres y abuelos, de los sacerdotes y parroquia, que les habían acompañado en el camino de la vida y de la fe.

Al final de la Misa el Arzobispo regaló a los jóvenes un Nuevo Testamento y la Parroquia un bonito colgante con la cruz de San Francisco y una estampa.