Oración ante el Cristo de la Preciosísima Sangre de La Seu

El Arzobispo Joan-Enric presidió, ante la imagen del Santo Cristo de la Preciosísima Sangre que se custodia en la Catedral de Sta. Maria de La Seu de Urgell, la tarde del Viernes Santo, una sentida oración donde participaron los integrantes de los diferentes pasos de la tradicional procesión que desde el 1603 procesión por las calles de la ciudad ininterrumpidamente año tras año. Este año fureon los fieles quienes acudieron dentro de la Catedral ante la Capilla lateral que custodia la imagen sagrada del Cristo de la Preciosísima Sangre.

Estuvieron presentes en la Catedral representantes de los diferentes pasos que integran la procesión: los armados, los campesinos de La Seu, el paso del Beso de Judas o Prendimiento, el paso del Azotamiento, el paso de Jesús ante Poncio Pilato el Nazareno o el Señor llevando la cruz a cuestas, el Cristo de la Agonía, el paso de la Piedad, el del Santo Sepulcro y la Congregación de los Dolores. Algunos de ellos procesionaron con sus estándares ante la sagrada imagen del Cristo de la Preciosísima Sangre.

El Hermano Mayor de la Hermandad de San Sebastián, Climent Miró, y la Sra. Sònia Lanau, Directora de la Escuela de Música, presentaron los diferentes pasos describiendo sus principales características históricas.

A continuación el Arzobispo Joan-Enric invitó a los fieles a venerar la Sagrada Imagen encomendando toda la ciudad de La Seu de Urgell especialmente en esta pandemia poniendo bajo su intercesión todos los problemas y dificultades de la vida, para que Jesús Crucificado sea ​​el que nos ayude con su intercesión.

“Senyor Jesús que clavat a la Creu 
expieu els nostres pecats. 
Perdoneu-nos les culpes i 
doneu-nos la misericòrdia 
que brolla del vostre Cor traspassat”.