3ª romería de Covet

Los pueblos de Covet, Isona, Conca y del entorno llenaron la iglesia de La Natividad de Covet el domingo 21 de mayo, para celebrar la tercera romería popular. La misa fue presidida por el Vicario General de Urgell, Mn. Josep Maria Mauri y los cantos fueron acompañados por la Coral de Isona.

Antes de la Eucaristía hubo una conferencia sobre La representació del rapte del Prosèrpina en un capitell de Covet a cargo del Dr. Francesc Fité, profesor de la Universidad de Lleida.

Mn. Mauri destacó la importancia de celebrar un encuentro como día de alegría y alegría para dar gracias a Dios, el Creador de todo. El encuentro es un signo de lo que debe ser el Reino de Dios ya que Jesús muchas veces comparaba el Reino de Dios con un gran banquete de fiesta donde todo el mundo está invitado y donde hay que estar para las necesidades de los demás. Agradeció a quienes lo hacen posible, especialmente, el Centro de Estudios de la Conca, con el apoyo del Obispado de Urgell, del Ayuntamiento de Isona y de la Diputación de Lleida. Al finalizar la Misa se cantaron los gozos a la Virgen de Covet que se han recuperado.

Después de la misa, un aperitivo popular con la degustación de productos de la Conca estrechó las buenas relaciones de vecindad.

El tímpano y el conjunto de la portada del templo de La Natividad de Covet fueron restaurados y ahora lucen en todo su esplendor. Hace un año que se hizo una intervención de conservación-restauración en la portada esculpida de la iglesia, que fue supervisada por el Centro de Restauración de Bienes Muebles de Cataluña (CRBMC) para asegurar su conservación para el futuro. Esta iglesia es románica del siglo XII, catalogada como un bien cultural de interés nacional. Es también, una de las portadas más originales del románico catalán. El Obispado de Urgell impulsó la restauración dentro del programa Románico Abierto de la Obra Social "La Caixa" y del Departamento de Cultura de la Generalidad de Cataluña.
  •  

El Papa nombra Cardenal a Mons. Joan Josep Omella

El Papa Francisco ha hecho público que el 28 de junio creará Cardenal al actual Arzobispo metropolitano de Barcelona, Mons. Juan José Omella, Vicepresidente de la Conferencia Episcopal Tarraconense (CET) y miembro del Comité Ejecutivo de la Conferencia Episcopal Española (CEE).

Los Obispos de Cataluña felicitan al nuevo Cardenal y le encomiendan a Dios para que le ayude y sostenga en esta nueva misión al servicio de la Iglesia, mientras dan gracias al Santo Padre por esta renovada confianza hacia la archidiócesis de Barcelona y hacia Cataluña.

Conferencia de la Dra. Carme Borbonès en el marco del Día Internacional de los Museos

La Dra. Carme Borbonès, expresidenta de Cáritas Cataluña, el viernes 19 de mayo, en el Museo Diocesano de Urgell, pronunció una conferencia sobre Los museos como nuevos espacios integradores con una reflexión en torno al patrimonio cultural y la identidad de los pueblos, a la vez que expuso la problemática actual sobre los procesos de acogida de refugiados sirios en los países europeos. Asistió el Vicario General y Director del Museo diocesano de Urgell, Mn. Josep Mª Mauri; la Delegada de Patrimonio del Obispado, Sra. Clara Arbués; el Director Voluntario de Cáritas Diocesana de Urgell, Sr. Josep Casanova y el Alcalde de Oliana así como varios Concejales de la Corporación Municipal de La Seu de Urgell y el Síndic de Greuges de la ciudad.
El acto se inició con una visita a la pequeña exposición que el Museo diocesano de Urgell se ha hecho bajo el título "Patrimonio cultural y exilio. El periplo del cáliz y la patena de Nuria", que propone explicar la historia de estas dos piezas litúrgicas del siglo XIII, procedentes del Santuario de Núria, fuera del contexto artístico y estilístico de la exposición permanente del Museo, donde se muestran habitualmente . En este sentido, la exposición recoge el hecho de que el cáliz y la patena se llevaron, junto con la Virgen, a Suiza, durante la Guerra Civil, y tiene la intención de contextualizar las piezas no como piezas de arte y liturgia, sino como testimonio de las consecuencias de los hechos bélicos sobre el patrimonio cultural.
De manera concreta, al inicio de la Guerra Civil, la noche del 22 de Julio de 1936, Mn. Bonaventura -entonces capellán custodio del santuario de Núria- retiró la imagen de la Virgen y la escondió en el monte, donde pasó la noche; al día siguiente es recuperada y llevada a Er, y de ahí a Bourg- Madame, donde permaneció escondida en una caja de reloj... así es como se inicia el largo viaje que llevará al exilio a la Virgen, atravesando dos fronteras y que hará posible su paso de la Cerdanya hacia Perpiñán, y más tarde de la abadía de Hautecombe, hasta llegar a Suiza. Entretanto, el Santuario sufrió el asalto y la quema de todos los altares e imágenes.
El Cáliz y la Patena de Núria, a pesar de que no hay constancia escrita, parecería que también hicieron este viaje hacia el exilio. Lo cierto es que estuvieron guardados en la misma caja fuerte que la Virgen en Suiza. Si bien la imagen de la Virgen retornó en 1941, el retorno del cáliz y la patena no se produjo hasta unos 40 años más tarde. Tras la muerte de Mn. Bonaventura (1951) los dos objetos quedaron en manos de Manuel Carreras. Y no fue hasta el año 1982, que este le entrega al Obispo de Urgell, entonces Joan Martí Alanis, las dos piezas, que desde entonces se exponen en el Museo Diocesano de Urgell.
A continuación tuvo lugar la conferencia de la Dra. Borbonès que relató cómo la Virgen de Nuria y el cáliz y la patena del Santuario de Núria sufrieron también el exilio por lo que significaban como elementos de fe y de identidad de un pueblo. Destacó cómo los Museos que conservan el patrimonio cultural-religioso e identitario de un pueblo, deben poner siempre como centro las personas ya que la persona, tal como nos lo recuerda el Papa Francisco, debe ser siempre el centro de la economía, de la naturaleza y, también, del arte. La Dra. Borbonès subrayó la necesidad de atender a las personas refugiadas que reclaman nuestra atención a las puertas de Europa y que han tenido que huir de casa muchas veces huyendo de la guerra y la opresión. En este sentido destacó como los Museos pueden ser una pieza clave para integrar los recién llegado y fomentar su acogida.
La conferencia de la Dra. Borbonès incluye dentro del conjunto de actos en el marco del Día Internacional de los Museos para los días 18 y 19 de mayo que organizó la Diócesis de Urgell.
Este año el Museo Diocesano de Urgell se adhirió a la campaña de actos del Día Internacional de los Museos que organizan de manera conjunta los museos de la Red de Museos de Lleida y Aran, de la que el Museo Diocesano de Urgell forma parte , y que se orienta a partir del lema Museos y historias desgarradoras: lo que no se puede explicar en los museos, reconociendo el papel que juegan los museos como agentes pacificadores de las relaciones entre los diferentes pueblos del mundo.
El Día Internacional de los Museos se celebra anualmente el 18 de mayo. Es un evento organizado por el Comité Internacional de los Museos (ICOM) desde 1977, que tiene como objetivo concienciar a los ciudadanos sobre el papel de los museos en el desarrollo de las sociedades.

El Museo Diocesano de Urgell celebra el Día Internacional de los Museos con una exposición de pequeño formato y una conferencia en torno al patrimonio cultural y el exilio en los contextos bélicos

El Museo Diocesano de Urgell propone una serie de actos en el marco del Día Internacional de los Museos para los días 18 y 19 de mayo.

En primer lugar, se ha organizado una exposición de pequeño formato, que lleva el título Patrimonio cultural y exilio. El periplo del cáliz y la patena de Nuria, que propone explicar la historia de estas dos piezas litúrgicas del siglo XIII, procedentes del Santuario de Nuria, fuera del contexto artístico e estilístico de la exposición permanente del Museo, donde se muestran habitualmente. En este sentido, la exposición que ahora se presenta, recoge el hecho de que el cáliz y la patena se llevaron, junto con la Virgen, a Suiza, durante la Guerra Civil, y tiene la intención de contextualizar las piezas no como a piezas de arte y liturgia, sino como testimonio de las consecuencias de los hechos bélicos sobre el patrimonio cultural.

De manera concreta, al inicio de la Guerra Civil, la noche del 22 de Julio de 1936, Mn. Bonaventura -entonces capellán custodio del santuario de Nuria- retira la imagen de la Virgen y la esconde en la montaña, donde pasa la noche; al día siguiente es recuperada y llevada a Er, y de ahí a Bourg-Madame, donde queda escondida en una caja de reloj... así es como se inicia el largo viaje que llevará al exilio a la Virgen, atravesando dos fronteras y que hará posible su paso de la Cerdanya hacia Perpiñán, y más tarde de la abadía de Hautecombe, hasta llegar a Suiza. Entretanto, el Santuario sufrió el asalto y la quema de todos los altares e imágenes.

El Cáliz y la Patena de Núria, a pesar de que no hay constancia escrita, parecería que también hicieron este viaje hacia el exilio. Lo cierto es que estuvieron guardados en la misma caja fuerte que la Virgen en Suiza. Si bien la imagen de la Virgen retornó en 1941, el retorno del cáliz y la patena no se produjo hasta unos 40 años más tarde. Tras la muerte de Mn. Bonaventura (1951) los dos objetos quedaron a manos de Manuel Carreras. Y no fue hasta el año 1982, que este le entrega al Obispo de Urgell, entonces Joan Martí Alanis, las dos piezas, que desde entonces se exponen al MDU.

Con relación a la exposición, para mañana viernes 19, a las 19 h. desde el Museo Diocesano de Urgell también se propone una conferencia, a cargo de la Sra. Carmen Borbonès, activista social y expresidenta de Cáritas Cataluña, que hablará sobre Los museos como nuevos espacios integradores, y ofrecerá una reflexión en torno al patrimonio cultural y la identidad de los pueblos, a la vez que expondrá la problemática actual sobre los procesos de acogida de refugiados sirios en los países europeos, y más concretamente, el caso de España y de Cataluña.

Este año el Museo Diocesano de Urgell se adhiere a la campaña de actos del Día Internacional de los Museos que organizan de manera conjunta los museos de la Red de Museos de Lleida y Aran, de la que el Museo Diocesano de Urgell forma parte, y que se orienta a partir del lema Museos y historias desgarradoras: lo que no se puede explicar en los museos, reconociendo el papel que juegan los museos como agentes pacificadores de las relaciones entre los diferentes pueblos del mundo.

El Día Internacional de los Museos se celebra anualmente el 18 de mayo. Es un evento organizado por el Comité Internacional de los Museos (ICOM) desde 1977, que tiene como objetivo concienciar a los ciudadanos sobre el papel de los museos en el desarrollo de las sociedades.