Visita Pastoral a Sant Julià de Lòria: Inicio en el Santuario de la Virgen de Canòlich (1)

"En nombre de los cristianos de la parroquia de Sant Julià de Lòria nos complace darle la más cordial bienvenida. Lo hacemos en un lugar muy emblemático y querido de nuestra parroquia como es el Santuario de la Virgen de Canòlich, la advocación de la Virgen más querida de los lauredianos. A ella le pedimos que le bendiga y que le asista en su tarea de Pastor diocesano". Con estas palabras de la Sra. Lourdes Marfany, miembro del Consejo de pastoral de la Parroquia de Sant Julià de Lòria (Principado de Andorra), ha sido recibido Mons. Joan-Enric Vives, Arzobispo de Urgell y Copríncipe de Andorra, en la primera de las actividades de la Visita Pastoral que, entre el domingo 22 de octubre y el 2 de noviembre, llevará a cabo en Sant Julià de Lòria.

Mons. Vives ha mantenido un encuentro en el Santuario de Canòlich con el Consejo de Pastoral, el Consejo de Cáritas, el equipo de catequistas, el equipo de lectores, los alumnos y otros agentes parroquiales y con la asistencia del Cónsul Mayor de la Parroquia, Hble. Sr. Josep Miquel Vila Bastida. En las palabras de bienvenida al Arzobispo, la representante parroquial ha ido desgranando las actividades e iniciativas que a lo largo de los últimos siete años se han llevado a cabo, poniendo énfasis en la catequesis de 250 niños, en la creación de actividades para jóvenes como el Festival Canòlich Music y la intensa actividad de Cáritas parroquial, donde colaboran unos treinta voluntarios.

Mons. Vives ha respondido con agradecimiento a esta calurosa bienvenida poniendo de relieve la larga historia de fe que ha caracterizado el Principado de Andorra y que se remonta con seguridad al siglo V, Sin excluir la posibilidad de un origen más antiguo, y la importancia que siempre ha tenido la Parroquia de Sant Julià de Lòria en la entrada sur de los Valles de Andorra. Ha querido recordar el valor y el sentido de la Visita Pastoral que el Obispo-Copríncipe lleva a cabo con el fin de conocer de primera mano la realidad de la vida de los fieles y las realidades que les preocupan, que viven y que les son retos en estos momentos.

Destacó que en el siglo XXI ser cristiano es una decisión personal que se suma a la fe recibida y transmitida, recordando las palabras del Papa Benedicto XVI cuando afirmó que "la fe se propone y no se impone, y que se transmite por atracción" ya que es gracias a la atracción del testimonio de los cristianos que la fe se convierte en plausible por los hombres y mujeres de hoy.

Después de un diálogo espontáneo con los presentes los fieles han cantado juntos los Gozos a la Virgen de Canòlich encomendando los frutos espirituales de la Visita Pastoral que se iniciaba en aquel día a la Madre del cielo. A continuación ha tenido lugar un pequeño refrigerio de hermandad donde los fieles han podido acercarse al Sr. Arzobispo-Copríncipe y compartir con él sus inquietudes e ilusiones.

Confirmaciones en St. Feliu de Sort

El domingo 22 de octubre, el Arzobispo de Urgell Mons. Joan-Enric Vives administró el sacramento de la Confirmación a 13 jóvenes de la Parroquia de St. Feliu de Sort y de las parroquias vecinas de Gerri de la Sal, Montardit de Baix, Olp, La Bastida, Escaló, Tornafort y Escós. Concelebró con el Arzobispo el Rector y Arcipreste del Pallars Sobirà, Mn. Joan Pau Esteban, Mn. Enric Prat y Mn. David Codina. A su llegada a la población de Sort fue recibido por el Ilmo. Sr. Presidente del Consejo Comarcal del Pallars Sobirà, Sr. Carlos L. Isus Castellarnau y por el Consejero Llàtzer Sibís.

En su homilía el Arzobispo glosó las lecturas proclamadas en aquel domingo que habían leído dos jóvenes confirmandos sobre cómo Dios puede utilizar como un instrumento para la salvación hasta los que están alejados de Él como lo hizo con el rey Ciro (Is 45 , 1.4-6). En la segunda lectura San Pablo desea los Tesalonicenses el don de la paz y da gracias por todo lo que han hecho por él. Mons. Vives exhortó a los fieles a sabernos dar gracias de corazón unos a otros con los pequeños detalles del día a día y regalándonos mutuamente pequeños detalles de atención y delicadeza, especialmente con los que más a nuestro lado tenemos: la familia, los padres, los hijos, el esposo, esposa, amigos ... Vivir confiando en la Divina Providencia que siempre cuida de nosotros y del mundo, y que es fuente de esperanza y de paz. Glosando el Evangelio proclamado (Mt 22,15-21) sobre las palabras de Jesús "devolved al César lo que es del César, y a Dios lo que es de Dios" animó a los cristianos a tener como valor primero y supremo a Dios, ya que todas las cosas, por más importantes que sean, tienen mucha menos importancia que el Señor Jesús. Exhortó a los fieles a confiar en Dios que cuida de la historia y del mundo y a confiar en Dios que acompaña la Creación siempre, incluso, en los tiempos difíciles como son los actuales que está viviendo Cataluña y animó a los cristianos a pedir el don de la paz, la serenidad y la prudencia y a ser siempre factores de perdón y de reconciliación.

Los cantos fueron acompañados por la Coral Parroquial de Castellserà dirigida por Silvia Rufach y acompañados por el músico y compositor David Pradas.

Al final de la Misa el Sr. Arzobispo regaló a los jóvenes un Nuevo Testamento y la Parroquia una pequeña cruz y recordatorio de su Confirmación.

La Delegación de Familia y vida se forma para la acogida de parejas hacia el matrimonio

Los días 20, 21 y 22 de octubre, el matrimonio Carme Valls y Jordi Picard, junto con los delegados diocesanos, Conxita Salvadó y Josep Montoya, participaron en unas jornadas de formación para miembros del Centro de Preparación para el Matrimonio (CPM), pero abiertas a todos aquellos interesados ​​en actualizar conocimientos y nuevos métodos a aplicar en los Cursos de acogida de prometidos que preparan su celebración del sacramento del matrimonio. Estas jornadas tuvieron lugar en Lleida y participaron agentes pastorales de todo el Estado Español.

"Las Jornadas estatales del CPM" consistieron en una exposición por parte de la Dra. Montserrat Esquerda, médico psicóloga especializada en acompañamiento del duelo en San Juan de Dios y vinculada al Instituto Borja de Bioética y posterior trabajo por grupos del tema "La sociedad y el mundo que nos rodea" y la charla del Dr. Fidel Delgado, médico psicólogo y conferenciante, muy animada por la singularidad de la presentación del tema "Expresar la plenitud que ya somos".

El sábado 21 por la tarde disfrutaron de una reflexión sobre la encíclica del Papa Francisco "Amoris Laetitia" a cargo del Dr. en Teología Moral, Gaspar Mora. Remarcó el sentido de apertura incondicional que tenemos que hacer todos juntos con aquellos que se encuentran en una situación irregular (cap. 8), como respuesta de la Iglesia. Habló de la elaboración de un pensamiento pastoral para las familias (cap. 6) así como del Sermón que quiere hacer llegar a los matrimonios (cap.2) desgranando la carta de St. Pablo a los Corintios [1C 13,1-8].

Las Jornadas se completaron con cuatro talleres sobre metodología, evangelizar hoy con nuevas tecnologías, comunicación en la pareja y apertura a nuevas situaciones de la pareja.

Fueron unas jornadas muy enriquecedoras tanto para las conferencias y talleres, como por la misma relación con otros matrimonios que desarrollan esta tarea, donde el intercambio de experiencias fue en todo momento muy presente.

Semana Misionera en Ponts

La Jornada del Domund llevó hasta Ponts y poblaciones cercanas al P. Antoni Calvera, misionero comboniano. Esta experiencia y testimonio se hizo dentro del proyecto de la Delegación Diocesana de Misiones de organizar en diferentes lugares del Obispado unas animaciones misioneras coincidiendo con la celebración del Domund, y que en los últimos años se han hecho en diferentes arciprestazgos del Obispado.
El P. Antoni participó en una serie de actividades para poder explicar cuál es la tarea y la vocación de los misioneros y misioneras -actualmente hay unos 500 que son catalanes y están presentes en todo el mundo-, y también para explicar el significado del lema y el mensaje de este año "Sé valiente. La Misión te espera".

De manera especial participó en las celebraciones de las misas dominicales del domingo 22 de octubre coincidiendo con la Jornada Mundial del Domund; así celebró y predicó la homilía en las parroquias de Seró, Ponts, Artesa de Segre y del Monasterio de Refet . En su sermón el P. Antoni recordó, entre otras reflexiones, que todos somos misioneros por el bautismo que hemos recibido y que además de la limosna es necesario rezar por las misiones, por los misioneros y por las comunidades de estos países en vías de desarrollo. Unas palabras que enlazan con las que el Sr. Arzobispo Joan-Enric dirigió a los fieles: "Conviene que todos seamos más misioneros, ya que actualmente nos damos cuenta de que la misión comienza muy cerca, tal vez en nuestras mismas familias que se olvidan de la fe o se han dormido en la comodidad egoísta. Gracias a todos los que oráis, trabajáis y aportáis donativos para las comunidades más jóvenes y por los misioneros" (Hoja Dominical del 8 de octubre).
La estancia en Ponts del P. Calvera también sirvió para poder hacerse presente en la Escuela de Ponts y dar una charla a los mayores de la escuela, los alumnos de Ciclo Superior, que estuvieron muy interesados ​​en la vida misionera del P. Antoni en África y más concretamente en Sudáfrica y Etiopía donde estuvo trabajando durante 17 años. Un bonito y enriquecedor diálogo entre los niños y el misionero acompañó su intervención, recordando a los alumnos la importancia de ser misioneros no sólo en el tercer mundo sino también en nuestro país, la necesidad de no malgastar la comida, saber compartir y ser agradecidos con todo el mundo, y sobre todo no tener ni permitir actitudes de racismo y xenofobia, todos los chavales estuvieron bien de acuerdo. También se hizo presente un rato con la coral de la tercera edad de Ponts "L'Amistat" para compartir su experiencia misionera, la coral le regaló una serie de cantos como agradecimiento a su presencia.
Esta presencia del P. Calvera fue agradecida por los fieles y la gente de las parroquias, ya que supo, como nos pide el lema de este año, hacer crecer un corazón valiente y misionero en muchos de aquellos que lo escucharon.