Confirmaciones en St. Feliu de Sort

El domingo 22 de octubre, el Arzobispo de Urgell Mons. Joan-Enric Vives administró el sacramento de la Confirmación a 13 jóvenes de la Parroquia de St. Feliu de Sort y de las parroquias vecinas de Gerri de la Sal, Montardit de Baix, Olp, La Bastida, Escaló, Tornafort y Escós. Concelebró con el Arzobispo el Rector y Arcipreste del Pallars Sobirà, Mn. Joan Pau Esteban, Mn. Enric Prat y Mn. David Codina. A su llegada a la población de Sort fue recibido por el Ilmo. Sr. Presidente del Consejo Comarcal del Pallars Sobirà, Sr. Carlos L. Isus Castellarnau y por el Consejero Llàtzer Sibís.

En su homilía el Arzobispo glosó las lecturas proclamadas en aquel domingo que habían leído dos jóvenes confirmandos sobre cómo Dios puede utilizar como un instrumento para la salvación hasta los que están alejados de Él como lo hizo con el rey Ciro (Is 45 , 1.4-6). En la segunda lectura San Pablo desea los Tesalonicenses el don de la paz y da gracias por todo lo que han hecho por él. Mons. Vives exhortó a los fieles a sabernos dar gracias de corazón unos a otros con los pequeños detalles del día a día y regalándonos mutuamente pequeños detalles de atención y delicadeza, especialmente con los que más a nuestro lado tenemos: la familia, los padres, los hijos, el esposo, esposa, amigos ... Vivir confiando en la Divina Providencia que siempre cuida de nosotros y del mundo, y que es fuente de esperanza y de paz. Glosando el Evangelio proclamado (Mt 22,15-21) sobre las palabras de Jesús "devolved al César lo que es del César, y a Dios lo que es de Dios" animó a los cristianos a tener como valor primero y supremo a Dios, ya que todas las cosas, por más importantes que sean, tienen mucha menos importancia que el Señor Jesús. Exhortó a los fieles a confiar en Dios que cuida de la historia y del mundo y a confiar en Dios que acompaña la Creación siempre, incluso, en los tiempos difíciles como son los actuales que está viviendo Cataluña y animó a los cristianos a pedir el don de la paz, la serenidad y la prudencia y a ser siempre factores de perdón y de reconciliación.

Los cantos fueron acompañados por la Coral Parroquial de Castellserà dirigida por Silvia Rufach y acompañados por el músico y compositor David Pradas.

Al final de la Misa el Sr. Arzobispo regaló a los jóvenes un Nuevo Testamento y la Parroquia una pequeña cruz y recordatorio de su Confirmación.