Francesc Torralba habla de las actitudes ante el misterio de Dios en las Jornadas de Teología de Urgell (y 2)

El Dr. Francesc Torralba fue el encargado el jueves 31 de agosto de hablar del misterio de Dios a unas 200 personas de la diócesis de Urgell, en el marco de las Jornadas de Teología, que se llevaron a cabo en La Seu d'Urgell, los días 30 y 31 de agosto.

El Delegado de Enseñanza, Mn. Pepe Chisvert, fue el encargado de abrir la jornada, con la presentación de la orden del día, y más tarde, el Arzobispo Joan-Enric presentó el ponente.

Según el Dr. Torralba, Director de la Cátedra de Pensamiento Cristiano del Obispado de Urgell, y director de las Jornadas de Teología, para profundizar en el misterio de Dios hay que plantearse una exigencia intelectual, y buscar un camino para conocer más a fondo el que lo sostiene. Para hacerlo es necesario partir de una experiencia intrapersonal del misterio de Dios, que permita comprender de qué se habla.

En su primera ponencia habló de "Las actitudes ante el misterio de Dios". Y mejor hablar de misterio que de problema. Las 4 maneras de hacer teología según Edith Stein: negativa, afirmativa, simbólica y mística.

Estas actitudes las describió desde la indiferencia, la banalización, la negación, la duda y la afirmación.

Torralba también habló de la afirmación de Dios como una opción razonable, distinguiendo opción ciega de opción razonable, entre opción racional y razonable. Y ha recorrido históricamente el camino de este dar razón de la fe en Dios, y de la realidad de Dios: la vía antropológica, la vía contemplativa del mundo, la vía del mismo concepto ontológico, considerando sobre todo las dos primeras profundizando en el orden que descubrimos en el cosmos, las fuentes de la bondad y la que hoy todo se trabaja: la vía interior, la intimidad del sujeto. Estas experiencias abren a una conjetura de razonabilidad de la opción creyente. Descubriendo el "maestro interior" (San Agustín).

En su tercera y última ponencia el Dr. Francesc Torralba desarrolló el Dios que Jesús revela, describiendo los 3 momentos de la autorrevelación de Dios: la creación, la Palabra y la Encarnación. Hay que poner atención principal en Jesucristo, que nos revela que Dios "es una comunidad de personas en el amor" (H. U.von Balthasar) y describió las consecuencias. Igualmente nos muestra un Dios que cura las heridas de la humanidad, y un Dios que llama a dar lo que hemos recibido y somos, el don que somos. Darse lleva a la alegría, es el camino. Y hay una llamada a construir bellas cosas, a hacer el bien, crear unidad, curando divisiones, y revelar la verdad.