Acojamos con afecto y comunión a nuestro Arzobispo Metropolitano

Un nuevo Arzobispo Metropolitano de Tarragona será ordenado obispo el próximo sábado día 8. Se trata de Mons. Joan Planellas y Barnosell y es gerundense, nacido en Verges hace 63 años. Es doctor en teología y profesor, y actualmente era Decano de la Facultad de Teología de Cataluña. Ha sido elegido por el Santo Padre Francisco como nuevo Arzobispo Metropolitano de Tarragona, sucesor de Mons. Jaume Pujol Balcells que ha servido durante quince años aquella archidiócesis. Damos gracias a Dios y suplicamos ya desde ahora por el ministerio episcopal que está llamado a vivir entre los hermanos de la Archidiócesis metropolitana y primada de Tarragona, así como por su entrega a los servicios de comunión y ayuda que deberá desempeñar hacia sus 6 Diócesis sufragáneas, como la nuestra de Urgell.

Debemos encomendar el servicio de comunión interdiocesano entre las 10 Diócesis con sede en Cataluña, que formamos la Conferencia Episcopal Tarraconense, que por derecho preside el Arzobispo de Tarragona. Es necesaria un nuevo esfuerzo de presencia evangelizadora y de cooperación interdiocesana en una sociedad catalana cada vez más interrelacionada. Se trata de reafirmar nuestra voluntad de servir con amor y de forma unida lo que ha sido una unidad pastoral que formamos ahora estas diez Diócesis con sede en Cataluña, Barcelona con sus dos sufragáneas Terrassa y Sant Feliu de Llobregat, y Tarragona con las suyas, Girona, Lleida, Solsona, Tortosa, Urgell y Vic, especialmente si queremos continuar siendo fieles a lo que el Espíritu Santo nos hizo descubrir a través del Concilio Provincial Tarraconense de 1995.

Aceptando las sorpresas de Dios, debemos creer que es Jesucristo quien, por el Espíritu Santo, continúa guiando su Iglesia. Es Él el primer interesado en hacerla luminosa en medio del mundo y Él ya sabrá ayudarnos con la fuerza del Espíritu Santo, para que los desalentados retomen el aliento y sea la fe nuestra fuerza. Tenemos mucho trabajo evangelizador y de servicio caritativo por delante. Llamados a ser Iglesia samaritana, enviada a las periferias, que favorece la cultura del encuentro y el diálogo social. ¡Hagámoslo con confianza y con inventiva! Los retos de la Iglesia en Cataluña, en España y en Europa son muchos y variados. El peligro es tener miedo, recelos o desánimos. Tenemos la confianza y la audacia que brotan de la fe en Cristo Resucitado. Debemos saber convertir estos retos en oportunidades de entusiasmo para la misión, como cooperadores del Reino de Dios y portadores de su salvación a todos.

Nuestra Diócesis de Urgell, la más grande de las diez en territorio (7.630 km2), pero modesta en fieles (215.000), rica en visitantes y noble por su historia, saluda y acoge con afecto especial a su nuevo Arzobispo metropolitano Mons. Joan Planellas que ahora es puesto delante de los hermanos para que guíe la Archidiócesis de Tarragona y presida las reuniones de los Obispos de la Conferencia Episcopal Tarraconense. Encomendémoslo fervorosamente. Estamos convencidos de que Dios acompaña el camino de su Iglesia y lo hace evangélicamente eficaz. Él suplirá nuestras carencias y hará llegar una cascada de gracia y de consuelo a todas las Iglesias que hacemos camino en Cataluña.