×

Advertencia

JFolder: :files: La ruta no es una carpeta. Ruta: /var/www/vhosts/bisbaturgell.org/httpdocs/images/galeries/191117Socós

50 años de la Escuela S. Ermengol de Andorra

Celebramos este año el cincuentenario de una escuela cristiana, erigida por el Obispo-Copríncipe y por el Consell General de les Valls, confiada a los PP. Salesianos, en un país como Andorra, el "Colegio S. Ermengol", que tantas generaciones de andorranos ha forjado. Celebrarlo es dejarse llevar por el recuerdo de tantas y tantas generaciones de niños y jóvenes, pero también de profesores y de familias, de religiosos y de trabajadores no docentes, que han formado aquí una bella y fecunda comunidad educativa cristiana, de formación para la vida y la cultura. Durante estos cincuenta años, en medio de cambios políticos, crisis y efervescencias pedagógicas y sociales, la Escuela S. Ermengol ha sabido ir manteniéndose como un servicio eclesial de primer orden para la formación de los ciudadanos y un testimonio concreto y plausible de lo que el Evangelio potencia cuando es acogido por la persona, desde los ámbitos que forman para una educación humanista integral.

El Concilio Vaticano II exhortó a evangelizar la cultura y a arraigar el Evangelio, reclamando un esfuerzo solidario para que el anuncio de Jesucristo llegue también a nuestra cultura contemporánea, para que dé sentido a la existencia. Y valoraba el importante servicio que prestan las escuelas católicas, para las que reclamaba libertad efectiva de educación e igualdad jurídica entre escuelas estatales y no estatales. Se podrá, así, transmitir a las jóvenes generaciones los valores de un patrimonio cultural enriquecido por dos milenios de experiencia humanista y cristiana. También los Obispos de Cataluña, en nuestro documento de noviembre 2003, Al servicio del anuncio de la fe, valorábamos la escuela católica como "un lugar relevante para la formación integral. Su nota distintiva es ser un espacio comunitario animado por el espíritu evangélico de la libertad y la caridad; es ayudar al desarrollo de la propia persona en todas sus dimensiones; y encaminar toda la cultura humana en diálogo con el mensaje de la salvación. Poder escoger este tipo de escuela es un derecho de los padres y de los alumnos que hay que promover y garantizar". Debemos reafirmarlo en tiempos de nuevas inclemencias para el proyecto educativo cristiano.

Toda nuestra Diócesis felicita hoy a la "Sociedad Salesiana de S.Juan Bosco” fundada en 1859 por S. Juan Bosco (1815-1888) como coronamiento de una larga e intensa experiencia de apostolado entre los jóvenes pobres del mundo obrero de Turín. Los Salesianos, que ya estaban presentes en Tremp, acogieron la propuesta del obispo Dr. Iglesias y durante todos estos años han dejado su huella educativa en Andorra, a través de una levadura de jóvenes alumnos internos y externos, con sus familias, que aquí han encontrado y encuentran crecimiento y ayuda desde la perspectiva humanizadora que brota del Evangelio de Jesús. Ahora tomarán el relevo las Hermanas de la Sda. Familia de Urgell, a las que animamos a seguir adelante, con esperanza y excelencia, sin complejos ni desalientos, con ilusión, porque todo lo que se hace a un niño y a un joven, sabemos que lo estamos haciendo al mismo Cristo. Escuela de calidad y escuela católica confesante, sin complejos, con una identidad cristiana clara, que con su ideario conocido y querido por las familias y el claustro de profesores, fecunde todos los ámbitos formativos y educativos, siempre en relación con las familias y el país.

Dios bendiga a todos los que hoy hacen posible una escuela católica de servicio social, abierta en su proyecto educativo y formadora de personas libres y responsables, que aman el país y su cultura, y que viven los valores que brotan del Evangelio, teniendo el amor como centro de todo el ser y el hacer de la escuela.