"¡Hazte voluntario, marca la diferencia!"

Está en el Evangelio el texto tan sugerente de los cuatro "voluntarios" amigos de un paralítico (Mc 2,1-12) que, al ver que estaba tan llena la casa donde Jesús predicaba, y queriendo llevar hasta sus pies a su amigo para que le curara, con la fe que les movía, supieron improvisar y encontrar soluciones, abrieron el techo para descolgar al enfermo y así el Señor lo pudo librar de los pecados y curar su parálisis. ¡Podrían ser patronos de los voluntarios! Cuánto trabajo que hacen las personas que no se mueven por dinero, sino por fe y por amistad, por ayudar y hacer un servicio. Todos deberíamos animarnos a ser voluntarios en algún campo, y dar una parte de nosotros mismos, con espíritu de amor al prójimo.

Precisamente la Unión Europea (UE) ha declarado este año 2011 como Año Europeo del Voluntariado, bajo el lema "¡Hazte voluntario, marca la diferencia!". Una diferencia que ya están realizando más de 100 millones de europeos y más de 600.000 catalanes que están comprometidos en actividades de voluntariado y experiencias solidarias para mejorar la sociedad. Según el "Estudio sobre el voluntariado en la UE" habría entre 92 y 94 millones de adultos comprometidos en el voluntariado en la UE, que representan cerca del 23% de los europeos de más de 15 años. Esto juega un gran papel en el reforzamiento de la sociedad civil y de la democracia. Y los cristianos lo vemos como una manera de vivir "la cultura de la gratuidad" (Juan Pablo II) y de ser servidores de los hermanos, a semejanza de Cristo. Pensemos sólo en los miles de catequistas, monitores, gente de Cáritas, Manos Unidas, ayudantes de los enfermos y los ancianos, de los presos, presentes en el refuerzo escolar, solidaridad con ropa y otras ayudas, bancos de alimentos, pequeñas tareas parroquiales de servicio, guías de las templos, etc. Gracias al compromiso y a la dedicación del voluntariado, se pueden realizar multitud de servicios que sería imposible llevar a cabo si tuvieran que ser remunerados, y a la vez muchas personas que viven situaciones de dificultad encuentran así quien les ayude.

Entre los objetivos del Año del Voluntariado destacan el favorecer la colaboración de todos los agentes sociales implicados, incluidas las instituciones educativas, las empresas y los medios de comunicación, y el potenciar la formación y el reconocimiento social de la actividad voluntaria, para incentivar la promoción del voluntariado, especialmente, entre la gente joven. Será así como se promoverán los valores de participación, servicio y solidaridad.

Leer más...