"Que Dios tenga piedad y nos bendiga"

¡Feliz Año Nuevo a todos! ¡Feliz año 2012, de la Encarnación de Cristo,
lleno de las bendiciones del Señor!
¡Que sea un tiempo para amar, hacer el bien y dar gloria a Dios!
¡Un tiempo para ir dando frutos de vida eterna!

Dios Creador y Señor de la historia,
Dios que todo lo puede y todo lo lleva a la perfección,
nos sigue acompañando y bendiciendo.
No reniega de sus hijos, podemos estar seguros.
Contamos con su amor, que todo lo cura,
con su perdón y su compromiso hacia sus criaturas,
que todo renueva y llena de esperanza.

Nosotros somos sus hijos y el pueblo que Él mismo guía.
Cada día del nuevo año que hoy comienza
seremos conducidos por su Amor Providente.
Podemos confiar que estamos destinados a vivir en la alegría,
recordando y saboreando las obras del Señor,
y teniendo los ojos bien abiertos para captar su presencia,
silenciosa y humilde, pero bien real.
Que cada noche podamos proclamar la acción de gracias
por la tarea cumplida,
y por la fidelidad obediente a Dios.

Este año tiene que ser año de solidaridad y servicio
hacia los que lo pasan peor, debido a la crisis.
Y eso reclama generosidad y caridad renovadas.
Contamos con que el Espíritu se nos da abundantemente,
y con su luz atrayente y su impulso suave,
seremos defendidos por Él y encaminados pacientemente a la Verdad.
¡Él nos hará fieles discípulos de Cristo,
testigos gozosos y llenos de esperanza
para que nuestro mundo crea y sepa que Cristo nos ha salvado!

Oremos con la liturgia y digámosle:
«Señor, que tu gracia inspire, sostenga y acompañe nuestras obras,
para que nuestro trabajo comience en ti, como en su fuente,
y tienda siempre a ti, como a su fin»

"Que Dios tenga piedad, y nos bendiga;
ilumine su rostro sobre nosotros",
y nos llene de paz y de alegría, todos los días de nuestra vida.

¡A todos os deseo un feliz Año Nuevo!