Acción de gracias en Balaguer por la concesión del título de Basílica al Santuario del Santo Cristo

El Arzobispo de Urgell presidió el 9 de noviembre la solemne celebración de la concesión del título de Basílica Menor al Santuario del Santo Cristo de Balaguer, coincidiendo con las fiestas del Santo Cristo, que es la fiesta mayor de la ciudad. La misa de acción de gracias fue concelebrada por sacerdotes de muchos lugares de la Diócesis, encabezados por el sacerdote custodio del Santuario, Mn. Pau Vidal y el Arcipreste de la Noguera, Mn. Joan Pujol, los Vicarios generales y muchos sacerdotes, entre los que había también rectores de las actuales Basílicas de la Diócesis. También la Comunidad de Monjas Clarisas y el Orfeó Balaguerí, que acompañó los cantos.
Las autoridades, fieles y amigos del Santuario llenaron a rebosar el templo. Estaban presentes el Alcalde de Balaguer, Ilmo Sr. Jordi Ignasi Vidal, encabezando el Consistorio; y también el Consejero de Empresa y Conocimiento, Hble. Sr. Jordi Baiget -hijo de Balaguer-, la presidenta del Consejo Comarcal, Ilma. Sra. Concepió Cañadell, el Diputado provincial en la Diputación y Alcalde de Penelles, Ilmo Sr. Eloi Bergós, y el Director de los Servicios Territoriales EMC en Lleida, Sr. Octavi Miarnau.

En la celebración se estrenaron los dos símbolos que distinguen una basílica: el tintináculo y el conopeo, que han sido diseñados por artesanos especialistas expresamente por el Santuario del Santo Cristo y que incorporan el nuevo sello-escudo de la Basílica y un fragmento del himno al Santo Cristo de Balaguer escrito por Mn. Jacinto Verdaguer: "Sed nuestra bandera, Santo Cristo de Balaguer". El tintináculo es una pieza realizada en madera de limonero, inspirada en la silueta de la fachada del templo, y que lleva una réplica exacta de la campana mayor de Sta. María de Balaguer. El conopeo es de grandes dimensiones, de formas estilizadas, que lleva bordado su sello. Ambos abrieron la procesión de entrada al inicio de la ceremonia.

Mons. Vives dio la bienvenida a los presentes y les dirigió un saludo, poniendo de relieve la importancia de la distinción que ha recibido este Santuario del Santo Cristo de parte del Santo Padre y el gozo que significa para todos. Habló de las circunstancias que han permitido esta designación: la especial devoción al Santo Cristo, la actividad pastoral que se genera, la estimación de los fieles y también destacó la alegría que supone para Balaguer y para toda la diócesis, ya que este es un santuario muy querido. Luego el Secretario General, Mn. David Codina leyó el rescripto de la Congregación para el Culto divino y la disciplina de los sacramentos, en el que se otorga la distinción para Balaguer.

En su homilía, Mons. Vives glosó la Cruz del Señor, entrega de su Amor infinito que vence el pecado y la muerte, y es la puerta de la Vida eterna que no morirá nunca. Y también habló de la fuente de la misericordia que es Cristo, el Buen Pastor, y de la casa de la misericordia que es la basílica que custodia la presencia de Cristo y es signo de su cercanía hacia todos, especialmente los pobres, y su bendición. También es casa de la misericordia porque aprendemos a vivir mejor la comunión con el Santo Padre Francisco y las claves pastorales de su pontificado, al tiempo aprendemos a vivir la misericordia, por ser "misericordiosos como el Padre".

El Arzobispo también hizo referencia a la actualidad, en unos momentos "en los que parece que se complican mucho los liderazgos mundiales", la respuesta de la Iglesia ante las incertidumbres mundiales debe "ser misericordiosos como el Padre", como se ha puesto en práctica en la basílica de Balaguer que ha sido templo jubilar durante el Año de la Misericordia. ha pedido también "la amistad entre las naciones".

Por otra parte, hizo una defensa de la propuesta pastoral del Papa Francisco. En continuidad con los anteriores papas pero haciendo hincapié "en la opción por los pobres, una Iglesia más pobre, y amiga de los pobres". O en la atención a los que aparentemente quedaban hasta ahora más alejados de la Iglesia como "prostitutas, homosexuales o lesbianas, transexuales... gente que está lejos o le parece que está lejos, porque no ha tenido quien le ayudara a encontrarse cerca ". Recordó que sobre todo el Papa Francisco "quiere una Iglesia cercana que salga al encuentro de todos, una iglesia de la proximidad, donde nos reconozcamos todos como hermanos". "Quiere que nadie se sienta lejos", insistió, recordando también la situación de los divorciados vueltos a casar o de las mujeres. "El Papa quiere que la mujer encuentre un relieve importante en la Iglesia". El reto que tiene la nueva basílica es de responder a la llamada pastoral del Papa Francisco: "Esta es la casa de la Misericordia, esta es la casa del Papa".

Al terminar la misa, también dirigieron unas palabras de saludo a la asamblea el Alcalde y también el Consejero de Empresa y Conocimiento.

La concesión del título de Basílica Menor procura fortalecer la vinculación con la Iglesia de Roma y con el Santo Padre, al tiempo promueve su ejemplaridad como centro de especial acción litúrgica y pastoral en el país y en la diócesis. El Santuario del Santo Cristo de Balaguer se suma así a las otras cuatro Basílicas Menores con que cuenta la Diócesis de Urgell: la Catedral de Sta. María de La Seu d'Urgell, la Basílica de la Virgen de Valldeflors de Tremp, la del Santuario de Meritxell y la del Santuario de Núria.

RESUMEN MISA DE ACCIÓN DE GRACIAS