Confirmaciones en Santa María de Balaguer

La tarde del sábado 30 de abril el Arzobispo Joan-Enric administró el sacramento de la confirmación a 63 jóvenes de la Parroquia de Santa María de Balaguer y pueblos vecinos del Arciprestazgo de Noguera. Acompañaron el Arzobispo el Rector de Balaguer y Arcipreste, Mn. Joan Pujol, y Mn. Jordi Profitós, Mn. Alfonso Velásquez, Mn. Pau Vidal, Mn. Ramon Solé, el P. Josep escolapi, y el diácono permanente Mn. Antoni Baldomà, con Mn. David Codina.

En una iglesia abarrotada, el Arzobispo de Urgell animó a los jóvenes confirmandos a vivir con intensidad la donación del Espíritu Santo que recibían ese día ya que "con-firmaban" el don recibido en su Bautismo. Mons. Vives exhortó a los fieles cristianos a vivir con coraje la propia fe, testimoniando con la propia manera de vivir, pidiendo a las familias de los jóvenes confirmandos que fueran un referente en la fe para sus hijos. Glosando el Evangelio proclamado del VI Domingo de Pascua, el Arzobispo insistió en la necesidad de vivir la paz que Jesús nos ha dejado, que "no es una paz como la que da el mundo" sino que es la paz que está fundamentada en Jesucristo que quiere que todos los cristianos trabajemos desde el compromiso por un mundo más bueno y justo, donde no hay haya corrupción, maldad ni egoísmo. Por ello, el Arzobispo animó a los jóvenes a no quedarse en los pequeños ídolos de la tierra (la fama, la belleza, el prestigio, los nuevos medios de comunicación, el dinero) sino a aspirar a las cosas más importantes que no mueren: la fe en Jesucristo, camino, verdad y vida, la bondad y el compromiso del servicio. Finalmente, animó a los jóvenes que recibían el Don del Espíritu Santo a no quedarse con tantas palabras humanas, que pasan y no sirven para nada, sino a buscar la Palabra de Dios, la única y auténtica Palabra que dice lo que hace.

Al final de la celebración eucarística Mons. Vives regaló a los confirmados un ejemplar del Nuevo Testamento para que la Palabra de Dios ilumine su vida.