Confirmaciones en Escaldes-Engordany en la fiesta del patrón, St. Pere màrtir

El viernes 29 de abril del Arzobispo y Copríncipe Joan-Enric administró el sacramento de la confirmación en la Parroquia de St. Pere màrtir de Escaldes-Engordany en el Principado de Andorra, en la celebración del Patrón, San Pedro Mártir. A su llegada a la Parroquia, Mons. Vives fue recibido por los Hbles. Sres. Alcaldes de la Parroquia, Trini Marín y Marc Calvet y por el Rector de la Parroquia, Mn. Jaume Soy y el P. salesiano Joan Juncadella.

En la fiesta del Patrón de la Parroquia, San Pedro mártir, el Arzobispo de Urgell administró la confirmación a 31 jóvenes que se habían preparado y que estuvieron acompañados por sus catequistas, padres y abuelos. En la homilía Mons. Vives animó a los jóvenes a vivir su fe ya que en ese día Dios renovaba en ellos el don del Espíritu, y ellos volvían a firmar, con-firmaban, lo que sus padres y abuelos habían proclamado por ellos cuando aún eran pequeños. Ahora, ya más mayores, ellos mismos proclamaban con alegría su fe en Jesucristo. Mons. Vives les animó a ser unos jóvenes con espíritu abierto a las necesidades de sus hermanos, no egoístas ni cerrados en sí mismos, y los exhortó a cuidar y velar su fe participando en la Eucaristía, en los sacramentos, en la vida de la parroquia, en la práctica de las obras de misericordia, y encontrando cada día un espacio de oración personal leyendo el Evangelio, para alimentar su amistad con Jesús.

Al final de la Eucaristía, en la fiesta de San Pedro mártir, el copríncipe episcopal bendijo las tradicionales cruces hechas con ramas de pino, que evocan en la Parroquia de Escaldes desde tiempo inmemorial la acogida a los huéspedes y peregrinos y que eran colocadas en los campos para las cosechas, y en las casas para pedir la protección del Señor. Los jóvenes confirmados las repartieron a los fieles y recibieron de manos del Arzobispo el obsequio del Nuevo Testamento.