Visita pastoral a St. Feliu de Tírvia

El domingo día 24 de abril el Arzobispo de Urgell Mons. Joan-Enric Vives llevó a cabo la Visita Pastoral a la Parroquia de St. Feliu de Tírvia (Ribera de Cardós). A su llegada a la Parroquia fue recibido por la Concejala del Ayuntamiento Sra. Montserrat Arnau y por el Sr. Rector de la Parroquia Mn. Joan Dies.
Tras saludar a la feligresía que se había congregado para saludar al Sr. Arzobispo, Mons. Vives presidió la celebración eucarística del V domingo de Pascua. En su homilía, mostró su satisfacción por la Visita que estaba llevando a cabo en la Parroquia y animó a los fieles a sentirse parte de la gran familia de los cristianos católicos que todo el mundo, en el domingo, proclaman la misma Palabra de Dios y comparten la misma comida del Cuerpo de Cristo, como alimento que fortalece y da vida. Por más que estemos en pueblos pequeños, los cristianos vivimos la gran comunión de la Iglesia universal, y participamos de los dones del Resucitado que nos hace levadura para el mundo. Glosando el Evangelio proclamado en aquel domingo, el Arzobispo animó a los fieles a vivir el mandamiento nuevo del amor y amarse unos a otros, y hacerlo, como Jesús nos ha amado, por la fuerza que nos da el Espíritu Santo recibido en el bautismo: dando la vida hasta la cruz en su muerte y en su resurrección gloriosa. El Arzobispo insistió que los cristianos en Europa quizás tendremos que ser "minorías significativas" recordando las palabras del Santo Padre Benedicto XVI, pero que no podemos renunciar a dar testimonio con firmeza y alegría de nuestra fe en Jesucristo Resucitado. Nosotros no podremos la historia, sino que está todo en manos de Dios; nosotros colaboramos según la gracia recibida.
Al final de la Eucaristía y después de impartir la bendición apostólica a todas las familias del pueblo de Tírvia, Mons. Vives pudo saludar a los feligreses e interesarse por la situación de la Parroquia.