Vía Crucis y Liturgia de las Horas en la mañana de Viernes Santo

El Viernes Santo, día 25 de marzo por la mañana, un buen número de fieles se reunieron para hacer el Vía-Crucis por las calles del barrio antiguo de la Ciudad, acompañados por el Sr. Rector, Mn. Xavier Parés y por el Canónigo Penitenciario Mn Manuel Pal. Se meditó el Vía Crucis de la misericordia que el mismo Mn. Pal ha elaborado en el Año de la Misericordia, poniendo de relieve el valor del sufrimiento y la muerte de Jesús, a la luz de la Resurrección, que da sentido a todo sufrimiento humano.
También por las calles del barrio de Santa Magdalena de La Seu d'Urgell, tuvo lugar un devoto Vía Crucis presidido por el Arzobispo de Urgell y el Rector encargado de aquella Iglesia, Mn. Jordi Miquel.
Recorrió las calles adyacentes y al final de la celebración el Arzobispo dio una breve alocución remarcando que besar la Cruz al final del Vía Crucis y cantar el Credo popular, debía ser un gesto bien sentido y vivido intensamente, lleno de intenciones y un compromiso de acoger y vivir la misericordia con obras y de verdad, y a la vez un gesto que recogiera a todos los que sufren, desde los que sufren el ataque brutal del terrorismo, hasta los que sufren la guerra, la corrupción, la opresión y el hambre.
Posteriormente en la Catedral tuvo lugar el Oficio de Lectura ampliado con las Lamentaciones y la Pasión del Señor, y seguidamente la Oración de Laudes. Este Oficio de oración agrupa a los Canónigos, sacerdotes y seminaristas, personas de la Vida consagrada de la Ciudad, y un grupo numeroso de fieles que celebran así la Liturgia orante de la Iglesia en los días santos de la Pasión, la Muerte y la Resurrección del Señor.

Via Crucis en otros lugares de la diócesis: