Jueves Santo: Última Cena del Señor

El jueves Santo, día 24 de marzo, el Arzobispo Joan-Enric presidió la solemne Eucaristía que conmemora la última Cena del Señor Jesús con sus discípulos. Concelebraron con el Arzobispo el Decano del Capítulo Mn. Xavier Parés y los sacerdotes de la ciudad. La misa fue solemnizada por los cantos de la Coral parroquial de Sant Ot dirigida por Mn. Agustí Brescó.
En su homilía el Arzobispo insistió en los tres eventos que se conmemoran en el Jueves Santo: la institución del sacerdocio; el mandamiento del amor fraterno y de la caridad y la institución de la Eucaristía como sacramento presencia real de Jesucristo en el mundo. Mons. Vives animó a los fieles a vivir la Pascua de la misericordia a la que entramos por la Cena de Jueves santo.
Recordó cómo del Cenáculo de Jesús nace todo discípulo apóstol del amor misericordioso, y el lavatorio de los pies es el gran signo que indica el camino de la humildad y el servicio, el amor a todos, hasta dar la vida, como Jesucristo en la Cruz.
Después de la homilía, el Arzobispo imitó el gesto profético de Jesús en la Última Cena, lavando los pies a unos ancianos de la Residencia Sant Josep de La Seu d'Urgell que rigen las Hermanitas de los Ancianos Desamparados.
Al final de la Eucaristía, tuvo lugar la procesión con el Santísimo Sacramento que fue transportado hasta el Monumento preparado con mucha devoción por los fieles.