X Encuentro de grupos de oración de "Taizé" de Cataluña en La Seu d'Urgell

El sábado día 8 de octubre tuvo lugar en La Seu d'Urgell el 10º encuentro de grupos de oración de Taizé de Cataluña, donde participaron unos setenta jóvenes. Por la mañana fueron acogidos en el Seminario diocesano de Urgell por el Delegado de Juventud de la Diócesis, Sr. Lluís Plana y por el presbítero de Urgell Mn. Ivan David Ayala que acompaña pastoralmente este grupo en la Diócesis de Urgell. Esta jornada es una iniciativa del Secretariado Interdiocesano de Juventud de Cataluña y Baleares y de diferentes grupos de personas cercanas a la Comunidad de Taizé.
Por la mañana los jóvenes descubrieron los principales lugares de La Seu d'Urgell y la historia de la ciudad capital de la Diócesis de Urgell.
Por la tarde pudieron conocer una realidad diocesana caritativa: la empresa de inserción laboral "Nougrapats" que depende de Cáritas diocesana y que quiere integrar al mundo laboral unos 10 trabajadores a partir del reciclaje de la ropa de segunda mano. También llevaron a cabo una dinámica de grupos sobre la encíclica "Laudato sí", en el Claustro románico de la Catedral de Sta. María de Urgell.
El acto central de la jornada fue una oración al estilo Taizé que tuvo lugar por la tarde en la Catedral de Sta. María en la que también participó el Arzobispo Joan-Enric. Los jóvenes oraron con los bonitos cantos repetitivos, combinando el canto y el silencio. Al final de la oración Mons. Vives les dirigió unas palabras de aliento y de gratitud por ser testigos de Jesús en medio del ambiente juvenil, con la contemplación y el servicio, y les pidió su fidelidad a la oración y al trabajo paciente por la paz.

La comunidad ecuménica de Taizé (Borgoña) reúne alrededor de cien hermanos, católicos y de diversos orígenes protestantes, procedentes de más de treinta países. Sólo por el hecho de existir, la comunidad es un signo concreto de reconciliación entre cristianos divididos y entre pueblos separados.
Algunos hermanos viven en pequeñas fraternidades en Asia, en África y en América Latina para ser testigos de paz. La vida de la comunidad se estructura en torno a la oración común tres veces al día, del trabajo manual o intelectual y de la escucha y el acompañamiento de las personas que se reúnen -mayoritariamente jóvenes- semana tras semana a lo largo del año.
Desde hace muchos años, una larga amistad une la Comunidad de Taizé y la realidad de la Iglesia catalana. En los años sesenta ya hubo jóvenes catalanes que frecuentaron la Comunidad de Taizé, pero fue a partir de los años ochenta que el número aumentó considerablemente. Además, algunos hermanos catalanes forman parte de la comunidad.
Barcelona ha acogido en tres ocasiones un Encuentro europeo de jóvenes, organizada por la Comunidad de Taizé: en 1979, 1985 y 2000, año en el que se reunieron en Barcelona casi 80.000 jóvenes acogidos por las parroquias, las familias y las comunidades religiosas.
En mayo de 2006 se celebró en Girona el primer encuentro de grupos de oración de Taizé en Cataluña. Desde entonces, la recibieron las ciudades de Mataró, Arenys de Mar, Tarragona, Barcelona, ​​Vic, Terrassa, Sitges y Rubí.