Navidad, fiesta de la ternura de Dios

Por amor, Dios nos ha destinado por medio de Jesucristo, 
según el beneplácito de su voluntad, 
a ser sus hijos, para alabanza de la gloria de su gracia, 
que tan generosamente nos ha concedido en el Amado“ 
(Efesios 1,5-6)

 

¡Os deseo Santas fiestas de Navidad, 
Año Nuevo y Epifanía! 
Dios está en medio de nosotros 
y nos regala la ternura del Padre, 
la paz y la misericordia, 
para que también nosotros seamos 
gente de paz y portadores de reconciliación. 
La luz de Jesús 
es nuestra guía en el camino. 
Dejémonos iluminar por esta luz que viene de lo alto, 
e irradiémosla a nuestro alrededor. 
Entre todos, debemos hacer posible una cultura del encuentro 
y del cuidado del otro, 
que son signos de la cultura del amor 
que Jesús nos enseña des de Belén y Nazaret. 

¡Santa Navidad!
Fragmento del retablo del s. XVIII de St. Martí de La Cortinada (Ordino – Principado de Andorra)