"No estáis solos" (y 2)

Continuamos con el conocimiento de los cristianos presentes en Oriente Medio y que actualmente viven la barbarie de la cruel persecución en manos de los yihadistas musulmanes. Y conociéndolos mejor, ¡amémoslos, oremos por ellos y ayudémoslos!

En Oriente medio está la presencia de los Caldeos, la Iglesia de la antigua Asiria en comunión con Roma desde 1553. Son unos 400.000 en Irak, sobre todo en Kurdistán, y sufren mucha persecución. Viven un éxodo terrible porque se han encontrado que ahora en Siria también son perseguidos.

También están los Armenios, una antigua Iglesia oriental que no se adhirió a Calcedonia. Aunque su centro espiritual esté en Armenia (Echmiadzin) tiene dos sedes en Cilicia –con jurisdicción sobre el Líbano y Siria–, y en Jerusalén. Son unos 150.000 en Líbano, otros 100.000 en Siria donde llegaron después de la persecución de los musulmanes turcos pronto hará 100 años (1915), y armenios son la gran mayoría de los cristianos iraníes, unos 100.000. También hay cerca de 540.000 Armenios Católicos en el mundo, de los cuales unos 60.000 en Líbano.

Y quedan los Latinos, con los que compartimos nuestro rito, que tiene su centro en el Patriarcado Latino de Jerusalén. Tiene jurisdicción sobre los católicos de Jordania, Palestina e Israel, con Chipre, crecidos al amparo de las Órdenes religiosas, sobre todo de los Franciscanos, pero no exclusivamente. Son unos 235.000 en todo Oriente Medio, pero sufren el éxodo de Tierra Santa haciendo que entre Israel (28.000), Palestina (18.000) y Jordania (50.000) no lleguen a los 100.000. A estos, por un fenómeno muy nuevo de emigración por trabajo, se unen los emigrantes filipinos (unos 50.000 en Israel), indios, tailandeses, rumanos, nigerianos y latinoamericanos, y que es difícil de contabilizarlos. Pero hay que pensar que en la península arábiga se supone que debe haber unos 2,7 millones de cristianos, trabajando en condiciones durísimas, y con restricciones enormes de cara a vivir y practicar su fe. Se trata de una presencia extranjera y provisional, siempre pendiente de las condiciones de trabajo. Muchos indios son de las Iglesias católicas siro-malabar y siro-malankar.

En conjunto podemos hablar que hay entre 10 y 13 millones de cristianos en Oriente Medio, según las estimaciones (cf. G. Bernardelli) sobre una población de 550 millones de habitantes, y que en consecuencia se acerca a un 2% la presencia cristiana. La Iglesia reclama –a través del Cardenal P. Parolin, Secretario de Estado– que cese inmediatamente la violencia, que se comience la reconstrucción, el diálogo entre las comunidades, los progresos en la resolución de los conflictos regionales y la participación de todos los actores locales y globales en un proceso de Paz. También ha reclamado el desarme de los brutales grupos terroristas que luchan en aquellos países. Tema muy complejo, al que el Papa Francisco da una gran importancia y nos pide orar, orar mucho e insistentemente. Y ser solidarios con estos hermanos nuestros perseguidos y con todos los necesitados. El Papa Francisco pidió recientemente que Dios recompense la fidelidad de los cristianos de Oriente Medio, en especial de Siria, y que les infunda "valor en la lucha contra las fuerzas del Maligno y abra los ojos a los que están cegados por el mal". Y añadió que la Iglesia, siguiendo el ejemplo de su Maestro, Jesucristo, es "maestra de misericordia: se enfrenta al odio con el amor, vence la violencia con el perdón, y responde a las armas con la oración".