"No estáis solos" (1)

Estas son las palabras que el Cardenal Filoni dirigió a los cristianos de Oriente Medio, actualmente tan perseguidos y martirizados. No hay paz entre Israel y Palestina, como lo hemos comprobado dolorosamente este verano en Gaza; Líbano está consumido por la guerra civil; Siria e Irak están devastados, ruinosos y colapsados, y con un Estado Califal amenazador en su territorio (ISIS); Irán campa a su aire e intereses; Egipto vuelve a una situación dictatorial, y millones de prófugos y refugiados huyen donde pueden y tienen que malvivir en condiciones de terror. Y el yihadismo engaña y atrae a jóvenes con ideales oscuros de terror... En medio de este panorama, los cristianos sufren una violencia atroz, y la soportan con valentía. El Papa les ha alabado y ha pedido solidaridad y oración por ellos.

Os propongo que hagamos un esfuerzo por conocerlos y hacernos nuestras sus esperanzas y sufrimientos. Provienen de los antiguos Patriarcados del cristianismo de los primeros siglos, Antioquia, Alejandría y Jerusalén, que con Roma y Constantinopla, tenían y tienen un papel importante en la comunión eclesial.

En Oriente medio encontramos a los Coptos, que son actualmente los más numerosos y que viven sobre todo en Egipto. Los Coptos ortodoxos deben ser unos 8 millones y provienen de la escisión creada por la no aceptación del Concilio de Calcedonia (año 451) cuando las disputas sobre las dos naturalezas y la persona de Jesús.

Tenemos a los Greco-ortodoxos herederos del Patriarcado de Jerusalén, unidos desde antiguo a Antioquia. En Israel viven unos 500.000 y son los más presentes en Israel, Palestina y Jordania. Y los de Antioquia, que tendría unos 2 millones de fieles, con las comunidades de Siria, Turquía e Irak, unidos con la diáspora. Un tercio habrían tenido que abandonar su territorio habitual y son refugiados.

Los Melquitas con sede patriarcal en Damasco, que nacen en 1724 de una escisión de los greco-ortodoxos, y que volvieron a la comunión con Roma manteniendo el rito bizantino. Son una Iglesia católica de rito oriental como los Coptos católicos. Son 1,6 millones en el mundo pero sólo unos 750.000 viven en Oriente Medio; muchos viven en América Latina. En Siria eran 250.000, y 400.000 en Líbano, pero en este momento de destrucción y barbarie están muy dispersos o son refugiados.

Los Sirios o siro-ortodoxos, nacidos también de las dificultades de aceptación de la doctrina de Calcedonia, fueron una Iglesia muy misionera en el primer milenio. Ahora más de 5 millones viven en la India, un millón en Oriente Medio y el resto en la diáspora. Han conservado la lengua aramea hablada por Jesús. Hay también unos 140.000 sirios unidos a la Iglesia Católica (s. XVII) que viven en Siria e Irak.

Los Maronitas en la cúspide de la tradición siríaca es la Iglesia católica de rito oriental con más fieles. Son los herederos de los sirios que aceptaron el Concilio de Calcedonia. Son mayoritarios en el Líbano, con 1,6 millones, pero hay unos 3,5 millones en todo el mundo.

Continuaremos la próxima semana. No dejemos de orar insistentemente por nuestros hermanos cristianos que viven la dolorosa persecución en tierras de mayoría islámica.